Policía detiene a jefe logístico de red en Huehuetenango

Tras 28 cateos de la operación Dignidad se logró ayer la captura de otros dos implicados en la muerte de nueve policías de Salcajá, Quetzaltenango.

Donald Saúl Villatoro Cano es ayudado por policías para descender del helicóptero.
Donald Saúl Villatoro Cano es ayudado por policías para descender del helicóptero.

En Camojá, La Democracia, Huehuetenango, fueron detenidos Donald Saúl Villatoro Cano —hermano de Eduardo Francisco, alias Guayo; jefe del autodenominado cartel del Golfo y prófugo de la justicia—, y Ángel Alberto Alquijay Jolón, ambos con puestos claves dentro de la estructura criminal.

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, ofreció conferencia de prensa en la Fuerza Aérea Guatemalteca, tras el aterrizaje del helicóptero que trasladó a los detenidos.

Villatoro Cano y Alquijay Jolón fueron trasladados al juzgado de turno y después a la cárcel Fraijanes 1.

López Bonilla indicó que Villatoro Cano, quien utiliza silla de ruedas por ser discapacitado, era el “cerebro financiero y logístico” de la red.

Según el funcionario, aquel era el responsable del lavado de dinero y se encargaba de los grupos que fabrican de manera artesanal droga sintética y de los contactos.

Alquijay Jolón está identificado como el responsable del tráfico y protección de droga desde el oriente del país hasta el occidente.

Hallan US$110 mil

En un taller fue localizado un vehículo de Guayo que tiene caletas en donde estaban ocultas tres armas de fuego y unos US$110 mil en efectivo.

Se presume que una de las armas pertenece a uno de los policías muertos, así como un fusil AK-47 modificado y una escopeta 12 mm.

López Bonilla explicó que las fuerzas de seguridad utilizan automotores blindados.

Reiteró el llamado a Guayo para que se entregue, porque ya no tiene estructura criminal.