Presunto narco requerido por EE. UU. y capturado en Zacapa sería contacto de organización sudamericana

Según autoridades, la organización delictiva sudamericana sería responsable del traslado de múltiples toneladas de cocaína.

Guatemala arrestó este sábado a un presunto narcotraficante reclamado en extradición por Estados Unidos señalado de tráfico de cocaína, el segundo detenido en la semana exigido por la justicia antidrogas de ese país, informó el Ministerio Público.

El guatemalteco Álvaro Oliva, de 47 años, fue detenido en una camioneta durante una operación de policías y fiscales en La Fragua, Zacapa, por una “orden de captura vigente con fines de extradición por narcotráfico” a Estados Unidos, señaló el MP en un comunicado.

Oliva es reclamado por un tribunal del estado de Texas que lo acusa de ser el “contacto” en Guatemala de una una “organización de tráfico de droga” que opera desde Sudamérica hacia Estados Unidos, según el informe del MP.

El grupo, de acuerdo a la investigación, “utiliza una estructura sofisticada y métodos para manufacturar, adquirir, almacenar, transportar y distribuir múltiples toneladas de cocaína”.

“La cocaína usualmente se origina en Colombia, donde es manufacturada, procesada y empaquetada en laboratorios clandestinos de droga”, señaló el texto.

Luego, los cargamentos pasan por Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y México hasta llegar a territorio estadounidense.

Oliva es el segundo guatemalteco detenido en la semana bajo cargos de narcotráfico. El jueves, las fuerzas de seguridad arrestaron en el Aeropuerto Internacional La Aurora de Ciudad de Guatemala a Mario Alfredo Hurtarte Ramírez, de 35 años, conocido como “Cantinflas”.

Ramírez, que regresaba de Panamá, era buscado con fines de extradición por el delito de conspiración para manufacturar y distribuir heroína en Estados Unidos.

Según las autoridades, grandes carteles internacionales, con la ayuda de narcotraficantes locales, utilizan a Guatemala y al resto de Centroamérica para transportar droga y blanquear dinero, actividades que inciden en la violencia criminal que azota a la región.