Procesarán a militares por desaparición de Antonio Molina Theissen

Cuatro militares fueron ligados a proceso este miércoles, por los cargos de desaparición forzada y deberes contra la humanidad, por la desaparición de Antonio Molina Theissen en 1981.

Publicado el
Los cuatro militares enfrentarán la justicia por la desaparición de Antonio Molinta Theissen en 1981. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Los cuatro militares enfrentarán la justicia por la desaparición de Antonio Molinta Theissen en 1981. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

La jueza quinta de instancia penal Judith Secaida, decidió procesar a los cuatro militares, sin embargo los absolvió por falta de mérito de los delitos de agresión sexual contra Emma Molina Theissen.

Francisco Gordillo, Edilberto Letona y Hugo Zaldaña, enfrentarán cargos por delitos contra los deberes de la humanidad; éste último junto a Manuel Callejas y Callejas se les imputa el delito de desaparición forzada.

Los cuatro militares fueron detenidos el pasado viernes 8 de enero, en un operativo coordinado por la fiscalía de Derechos Humanos del Ministerio Público, luego de una investigación que se remonta a los hechos registrados el 27 de septiembre de 1981.

La audiencia de primera declaración se realizó en tres jornadas, en donde el MP imputó los delitos a los militares por sus acciones cuando estaban asignados a la zona militar de Quetzaltenango. El único de los imputados que decidió ofrecer su declaración fue Edilberto Letona, quien negó su participación en la desaparición de Molina Theissen.

La desaparición de Molina Theissen

Según la información presentada por el ente investigador, el 27 de septiembre de 1981 en Santa Lucía Utatlán, Sololá, fue detenida Emma Guadalupe Molina Theissen, en un retén militar de control de carreteras; ella llevaba escondida propaganda de estudio y discusión política y fue trasladada a la Zona Militar “GMLB” de Quetzaltenango, donde fue torturada y violada y de donde logró escapar 9 días después.

El 6 de octubre de ese mismo año, tres elementos del ejército vestidos de particular, llegan a la casa de la familia Molina Theissen en la 6a. avenida 2-35 zona 19, La Florida, y se llevaron a Marco Antonio Molina Theissen, hermano de Emma Guadalupe.

El 26 de abril de 2004 el Estado de Guatemala reconoció su responsabilidad en la desaparición del menor ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, instancia que condenó al Estado y ordenó buscar a la víctima, investigar y eventualmente sancionar a los responsables materiales e intelectuales del hecho.

Durante 10 años el MP trabajó en la investigación, utilizando como medio el peritaje militar, de derecho internacional humanitario, archivístico, declaraciones testimoniales, entre otros, e individualizó responsabilidades contra cuatro integrantes del ejército en esa época.