¿Tiene o no inmunidad Mynor Moto, el magistrado juramentado a la CC y con orden de captura?

En diálogo con Noticiero Guatevisión, abogados plantean puntos de vista diferentes sobre la elección que estremece a la justicia.

El Congreso juramentó a toda prisa a Mynor Moto el 26 de enero. (Foto: Hemeroteca PL)
El Congreso juramentó a toda prisa a Mynor Moto el 26 de enero. (Foto: Hemeroteca PL)

Mynor Moto es magistrado juramentado a la Corte de Constitucionalidad (CC), pero también tiene orden de captura por el delito de conspiración para la obstrucción a la justicia. En diálogo con Noticiero Guatevisión, los abogados Érick Maldonado y Fernando Linares Beltranena plantean diferentes puntos de vista respecto a la inmunidad, el proceso de integración de la CC y la imagen que esta crisis deja ante la ciudadanía.

¿Perdió la inmunidad Mynor Moto?

Maldonado: La excedencia es una figura que se solicita en el ámbito público y privado para dejar de ejercer el cargo y a él no se le ha dado posesión en su nueva función. Ha perdido la inmunidad porque es inherente al cargo y no a la persona.

Linares: Sí tiene inmunidad porque fue juramentado. La juramentación es lo que sella la calidad de magistrado. La toma de posesión debe ser un trámite administrativo y no formal.

Lea más | Cang recibe nueve planillas para la elección de la Junta Directiva

¿Es posible que Moto pueda accionar, con el ánimo de recuperar la inmunidad?

Maldonado: El artículo 156 de la Ley de amparo establece que la designación de magistrados nombrados por el Consejo Superior Universitario y el Colegio de Abogados podrán ser impugnados y mientras tanto continuarán los suplentes hasta que se resuelvan todos los recursos. Hay 11 recursos penales y que deberán ser resueltos previo a la toma de posesión. Es cierto que hay ver el fondo, pero también la forma. Todos vimos cómo el Congreso rápidamente fue juramentado Moto.

¿La forma en la que fue juramentado Mynor Moto fue correcta?

Linares: la forma fue correcta porque debe haber certeza jurídica. Fue elegido y hubo impugnaciones, pero muchas son maliciosas. Aquí el trasfondo es quién va a controlar la CC, la izquierda o la derecha. La izquierda lo ha tenido como botín político desde que el exembajador de Estados Unidos, Todd Robinson, a través de su consejero político, nos amenazó en el Congreso con remoción de visa si no votábamos por Gloria Porras.

Gloria Porras quedó de forma fraudulenta y con corrupción. Moto fue elegido y fue juramentado. Puede haber impugnaciones, pero si ya se concretó y se juramentó ya es magistrado. Solo correspondía que le dieran las llaves a lo que se le negó la CC para ganar tiempo para que los embajadores G13, el embajador americano para que el fiscal Juan Francisco Sandoval pidiera la orden de captura y la jueza de la impunidad, Erika Aifán, para que cumpla con sus deseos políticos.

Lea más | CSJ recibe dos expedientes de aspirantes a magistrados de la Corte de Constitucionalidad

¿Cómo quedan las altas magistraturas, independientemente de lo que llegue a suceder?

Maldonado: Tenemos crisis institucionales. El Colegio de Abogados ha perdido la credibilidad. Se ha perdido la confianza en las instituciones. La sociedad debe acompañar estas acciones porque somos parte de una democracia y una república y el poder es delegado. Las autoridades deben rendir cuentas, acompañada de la confianza y transparencia. Eso se ha perdido. Debemos buscar que las instituciones cumplan con los requisitos legales y las expectativas de la ciudadana. No se trata solo de cumplir con cuestiones legales o políticas sino debe verse los intereses de la ciudadanía.

¿Afecta la credibilidad de la ciudadanía hacia el sistema de justicia?

Linares: la justicia tiene una mala imagen ante la población. Gloria Porras, Francisco de Mata Vela y Bonerge Mejía insistieron en entrometerse. En el Congreso nos prohibieron discutir una ley, contra nuestra labor como legisladores. Los jueces y magistrados están incurriendo el delito de prolongación de funciones -los nuevos funcionarios debieron asumir en octubre de 2019 pero el Congreso no los ha elegido- porque la CC cometió un capricho al retrasar las elecciones para ver cómo manipulaban y llegaba su gente favorita de izquierda. En el fondo, esto es político. Desgraciadamente, la ley se convirtió en un instrumento para blandir y obtener los logros políticos. Moto no es de los suyos. La consigna era buscar todas las consignas contra el aspirante de derecha.

Mejor que haya transparencia para que se pongan sobre la mesa las metas políticas que busca cada grupo para que se pueda elegir y no se busquen artimañas tratando de eliminar a los rivales.