Dictan 518 años de cárcel a responsables del granadazo en el Hospital General

El Tribunal Noveno de Sentencia Penal declaró culpables a nueve pandilleros del Barrio 18 por el ataque con explosivos frente al Hospital General San Juan de Dios, en marzo de 2015.

Publicado el
Nueve personas fueron condenados a 518 años de prisión inconmutable. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Nueve personas fueron condenados a 518 años de prisión inconmutable. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Los jueces concluyeron que el grupo conspiró para atacar a agentes del Sistema Penitenciario con una granada, provocándoles la muerte a cuatro personas e hiriendo a otras 21.


Los sindicados fueron sentenciados a 35 años de prisión por el delito de asesinato, por cada una de las víctimas mortales, es decir una pena de 140 años. Asimismo, se les condenó a una pena de 18 años de cárcel por el delito de intento de homicidio por cada una de las personas que resultaron heridas, sumando un total de total 378 años de pena.

En total los acusados  recibieron una pena de 518 años de prisión.

Los sentenciados son:

  • Marlon Alexander Ochoa Mejía
  • Wilder Rodríguez Aguilar
  • Gerardo Vinicio Sanchez Carrillo
  • Carlos Antulio Barrios Alvarado
  • Luis Enrique Contreras Vargas
  • Félix Fernando Monroy Sipaque
  • Maria Torres Morales
  • Valery Aras Chacón

La única excepción fue Ada Lorena Siliezar Sista, que fue condenada a 7 años de prisión inconmutables por el delito de asociación ilícita.

El ataque

El 10 de marzo de 2015 se produjo un ataque con granada y disparos en la consulta externa del Hospital General San Juan de Dios que causó pánico y la muerte de cuatro personas.

El día del ataque murió María Romero Saravia, un día después Domingo Ical Alvarado, de 35, una semana después Modesto Ambrocio Esteban Gonzáles, 50.

Kimberly Ruano, una joven trabajadora del hospital General se convirtió en la cuarta víctima. Falleció el 3 de mayo del 2015. Era trabajadora del Departamento de Investigación Materno Infantil y participaba activamente en el programa Fábrica de Sonrisas.

Los pandilleros iniciaron el sangriento ataque para rescatar al reo Marlon Alexander Ochoa Mejía, alías el Bloqui, quien es hermano de uno de los máximos dirigentes de la Mara 18, Aldo Dupié, apodado el Lobo.

Contenido relacionado

>Avanza pacto colectivo con Joviel Acevedo por Q961 millones
>Absuelven a exministro Raúl Velásquez del caso Maskana
>Expertos de Texas sin resultados de ADN para identificar a víctimas del volcán de Fuego