Tribunal embarga Q17 millones a Pisa

Monto servirá para resarcir a familiares de las víctimas, ante una posible condena.

Publicado el
Afectados por el mal servicio de Pisa acuden a las audiencias judiciales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Afectados por el mal servicio de Pisa acuden a las audiencias judiciales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Tribunal Noveno de Sentencia Penal ordenó el embargo de una cuenta de la Droguería Pisa en la que existen Q17 millones depositados, para garantizar el pago de resarcimiento a los familiares de las víctimas de enfermos renales, quienes recibieron tratamientos de diálisis de la droguería, ante una eventual sentencia condenatoria contra los acusados del denominado caso IGSS-Pisa.

Abogados de las víctimas y sus familiares solicitaron al Tribunal que se mantuviera una medida precautoria contra el referido monto, para que se garantizara el pago de responsabilidades civiles, por la muerte de enfermos renales afiliados al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), después del cambio que se hizo para que Pisa continuara con el tratamiento médico, que afectó a varios pacientes.


La cuenta se suma a otra, con Q3 millones, que también se encuentra embargada, de la que Pisa solicitó que se cancelara la medida, pero el Tribunal rechazó la petición.

Por el caso varias personas enfrentan a la justicia, entre ellos los exintegrantes de la junta directiva del IGSS, dirigida por Juan de Dios Rodríguez, ex secretario privado del entonces presidente Otto Pérez Molina, así como representantes de la droguería.

La solicitud de las víctimas se hizo durante el juicio que se tramita por los casos IGSS-Pisa e IGSS-Chiquimula, por supuestas transacciones irregulares en el Seguro Social.

Antecedentes

El pasado 24 de octubre comenzó el juicio, 20 días antes murió la presidenta de la Asociación de Pacientes de Diálisis Peritoneal, Sorayda Mirna Macz Ortiz, quien estuvo entre el grupo de afiliados al IGSS a quienes Pisa dio tratamiento.

Macz Ortiz fue quien denunció que la salud de enfermos renales del Seguro Social resultó perjudicada con el cambio de  empresa, contratada por Q116 millones, para dar continuidad con el tratamiento.

Por el estado de su salud, la activista fue ingresada a la emergencia del IGSS, pero hasta el 3 de octubre último sus familiares y su abogado no tuvieron acceso a su expediente clínico.

A partir de la denuncia, las autoridades comenzaron una investigación que derivó en un proceso penal contra 17 personas que enfrentan debate: seis exintegrantes de la junta directiva, ocho empleados del IGSS y tres particulares, entre quienes figuran dos representantes de Droguería Pisa.

El Tribunal suspendió sus vacaciones para continuar con el juicio.

Pacientes buscaron justicia

Enfermos renales mantuvieron acciones judiciales por cambio de empresa.

Sorayda Macz

  • Presentó la denuncia que originó la investigación del caso.
  • Murió el 4 de octubre pasado, 20 días después comenzó el juicio.
  • Tenía 43 años, estaba casada y era madre de dos niños.

Ángela Molina

  • Escribió un diario en el que manifestó el sufrimiento por su enfermedad y el tratamiento que le dio Droguería Pisa.
  • Murió en octubre del 2015, a sus 29 años, y durante 11 años mantuvo tratamiento de hemodiálisis.

Salvador Camajá

  • El 21 de mayo del 2015 habló con Prensa Libre, en una cama del hospital del IGSS en la zona 9.
  • Estuvo internado durante 29 días, por complicaciones de salud a causa del tratamiento de Pisa. Murió el 18 de junio de ese año.