Viceministro señala que ministra de Salud “firmó” resolución para la compra de pruebas falsas de covid-19

Según señalado en la denuncia, la ministra de Salud, Amelia Flores, también es parte del proceso en la compra de pruebas falsas para covid-19.

Según denuncia a Salud le fueron vendidas pruebas falsas para covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Según denuncia a Salud le fueron vendidas pruebas falsas para covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La compra de pruebas falsas para covid-19 por parte de Salud sigue en la mira, luego de que la ministra de Salud, Amelia Flores, denunciara ante el Ministerio Público las supuestas irregularidades en la compra del producto que al final resultó ser falso.

 

En ese sentido, en la denuncia se señala a funcionarios de esa cartera como a la empresa “Kron Científica e Industrial, Sociedad Anónima” que vendió las pruebas falsas.

Ronaldo Estrada Rivera, ahora viceministro del Deporte y la Recreación y uno de los señalados, dijo que el asunto comienza con una solicitud de pedido en septiembre 2020 por parte de Francisco Coma, viceministro de Hospitales, y autorizado por la viceministra administrativa, Nancy Pezzarossi.

El documento es una solicitud de pedido que pasa directamente al área administrativa y compras para elevar los eventos, “es un proceso administrativo normal”.

Según Estrada, quien en ese entonces se desempeñaba como gerente general administrativo financiero del Ministerio de Salud, hubo tres oferentes en ese evento y se adjudicó a la empresa de menor precio “que cumplía con los requisitos de ley, en este caso la empresa Kron”.

Afirmó que esta empresa presentó todos los documentos que se requerían en las bases y según el funcionario, algunos de los  más importantes que requerían era el certificado de inscripción en la Dirección General de Regulación y Vigilancia del Ministerio de Salud.

“Es decir, ellos presentan un documento que el mismo Ministerio emitió. Ese documento es importante porque en las bases de todos los eventos se solicita cuando se trata de medicamentos”, afirmó.

Añadió que si la empresa no aparece como distribuidora de la casa matriz, “las bases excluyen a las empresas, pero en este caso el documento sí está presentando”.

Desconoce si hubo falsificación de documentos

Según el funcionario, si hubo falsificación de documentos “eso no pudo haber sido de nuestro conocimiento”, es decir estos documentos en el área administrativa se limita a recibir la licencia sanitaria, patentes de comercio, identificación del representante legal y otra documentación.

Añadió que los documentos se toman como verídicos, como auténticos, a menos a que se pruebe lo contrario, según Estrada.

Señaló que la documentación de regulación fue validado internamente y emitido meses antes de la licitación, por lo que “no había ningún indicio de que fuera falso”.

Además, Kron presentó una carta de la empresa Atila BioSystems que garantizaba la distribución y según Estrada, en un comunicado la referida empresa sí era distribuidor de Atila.

Explicó que en el contrato en el que él comparece, en el que se hizo la compra, la empresa se compromete a cumplir con la calidad y las especificaciones del producto que se le está contratando.

También presenta una declaración jurada en la que afirma que todos los documentos que está presentando son verídicos, luego bajo esa información se procede a recibir las pruebas.

Por qué el cambio de punto de entrega

El contrato establecía que estas se recibirían en bodegas del Ministerio de Salud en la zona 7 de la capital. De acuerdo con Estrada, es que las pruebas llevan una cadena de frío y en la referida bodega no hay este recurso.

Se dispuso la entrega en la zona 7 porque se trata de una compra centralizada, una compra que hace la unidad ejecutora central con el fin de distribuir los productos a otras unidades ejecutoras.

“Lo usual es que se ponga esa dirección-en la zona 7- pero no hay cuartos fríos, entonces por instrucciones escritas se enviaron las pruebas, 15 mil a Chimaltenango y 15 mil al Área de Salud de Huehuetenango. Según él, el proveedor hizo las entregas completas.

“Decisión correcta”

Cuando se le cuestionó si la orden de que se entregaran las pruebas directamente a los hospitales la dio el viceministro Coma, Estrada respondió que sí y que fue “la decisión correcta, la decisión que había que tomar”.

Al preguntarle que si sabían que no tenían cuartos fríos para recibir estas pruebas en la sede de la zona 7, por qué cuando se elabora el evento de compra colocan esta dirección y no la de los hospitales, Estrada dijo es porque suelen enfocarse en la forma y no en el fin.

El fin de hacer la compra de las pruebas es que llegaran en buen estado a los lugares donde se iban a usar como Chimaltenango y Huehuetenango que en ese entonces eran los departamentos con más contagios.

“No tenía sentido hacer una especie de trasiego en la bodega de la zona 7 donde alquiláramos un cuarto frío, para el día siguiente alquilar un camión y mandar las pruebas al punto”, aseguró.

Además, el proveedor fue contactado para pedirle que fuera entregar las pruebas a los otros puntos, según tiene él entendido.

“Nunca he visto una de estas pruebas”

Estrada dijo que lo importante es que las pruebas entraron al Ministerio y “eso es el espíritu de la compra centralizada, estos son insumos sumamente delicados, es algo muy técnico, es algo que si usted lo ve no sabemos ni qué es, porque yo nunca he visto una de estas pruebas”.

Ministra firmó resolución

Reconoce que el contrato con Kron es él el que comparece y firma, “la función legal de la ministra es aprobar el contrato como tal y eso lo hace por medio de una resolución, esa resolución ella la firmó y todo el expediente lo tuvo ella a la vista, lo revisaron sus asesores y secretaría ejecutiva del despacho, en otras palabras, ella es parte de este proceso, ella no puede ponerse del lado de víctima o de agraviada, simple y sencillamente porque ella forma parte de este proceso”.

Agregó que los involucrados tienen grados distintos de responsabilidad en todo el proceso, aunque según él, el proceso de adquisición “es completamente transparente y legítimo”.

Dijo que por lo sucedido “esta siendo bombardeado en redes y su nombre está siendo destruido sin ninguna justificación”.

Al cuestionarle que quién no se dio cuenta que quien estaba firmando el contrato no era el representante que estaba indicado en la oferta, Estrada respondió que esa parte no la ha visto personalmente y si fue así es un error que no necesariamente es constitutivo de delito.

Estrada afirmó que el lunes 22 de febrero se enteró que el Área de Salud de Huehuetenango fue la que reportó el primer fallo en las pruebas y enviaron una oficio al Laboratorio Nacional de Salud (LNS) para que revisaran las pruebas. El 13 de enero recién pasado recibieron el informe del laboratorio, a esa fecha ya no era posible ejecutar la fianza.

Añadió que las áreas respectivas hubieran notificado al departamento administrativo sobre un problema, la situación fuera otra.

“Aquí lanzaron la piedra sin darse cuenta de que aquí estamos compareciendo todos en un expediente”, señaló.

Afirmó que el lunes se reunió con la ministra Amelia Flores. El viernes 19 de febrero se reunió con ella “casualmente” en una reunión de trabajo y le preguntó sobre la denuncia en su contra, y según él, ella le dijo “no, no es contra usted, es solo contra la empresa”.

Luego él le insistió que la denuncia sí es en su contra. Dijo que el domingo 21 de febrero alguien filtró la información y resultó que aparecía él individualizado en la denuncia.

Para leer más: Pruebas falsas: viceministro señalado en denuncia continúa en cargo de viceministro de Cultura

Estrada dice que no ha tenido acceso al estudio que hizo el LNS, además, hay que separar dos cosas, uno es el proceso de adquisición y la documentación.

Afirmó que en la reunión con la ministra, ella quedó de analizar si modificaba la denuncia o no, modificarla en qué sentido, en hacer un desistimiento parcial hacia su persona y otros funcionarios porque no habría ningún indicio.

Estrada afirmó que la acusación es espuria y no tiene fundamento jurídico.

La Dirección General de Regulación y Vigilancia se encarga de verificar que los medicamentos que le venden a Salud no sean falsos y según Estrada en el proceso de compra no hay anomalía.

Señaló que la ministra está mal asesorada en algunos temas, lo que la perjudica a ella y al gobierno. También señala problemas de comunicación en el proceso.

Finalizó al decir que hasta que el ministro de Cultura, Felipe Aguilar, o el presidente de le República se lo pidan, “ahí estaré”, esto cuando le preguntaron si permanece aún en el cargo de viceministro del Deporte y la Recreación.

Afirmó que puso a disposición su cargo.

Ministra se pronuncia

Luego de las declaraciones del viceministro en La Red, la ministra de Salud, Amelia Flores, afirmó “precisamente no es correcto”. Añadió que el viceministro Coma hizo el análisis de a dónde debería ir cada prueba, “pero él no dijo mándenlo directamente a cada unos de los lugares”.

Explicó que los procesos administrativos se deben realizar en base al contrato, porque muchas veces se hace un contrato con una empresa, ya sea de reactivos o medicamentos y en este se puede incluir que estos se entreguen directamente a cada uno de los lugares. Esto lo indicó la funcionaria en una citación con diputados de la Bancada UNE.

Señalamiento contra Estrada en la denuncia

Ronaldo Estrada Rivera en calidad de gerente general administrativo financiero del Ministerio de Salud. Su participación deviene de haber firmado el contrato correspondiente, sin haber verificado el cumplimiento de requisitos legales pertinentes, facilitando con dicha actuación que se concretare el actuar de la organización delictiva apuntada; pudiendo haber impedido la consumación, si se hubiese dado por él una actuación diligente y responsable.

Con información de La Red