Vicepresidente de EE. UU. discutirá en Guatemala situación de niños migrantes

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, llegará a Guatemala el próximo viernes para aclarar “malentendidos” y dejar claro que “no hay esperanzas” de residir en ese país para los cientos de menores de edad centroamericanos migrantes, que permanecen en bases militares luego de haber sido capturados por migración.

Los centros de detención temporal en Texas y Arizona están hacinados. Niñas y niños son amontonados en cuartos reducidos y duermen en el piso. (Foto Prensa Libre: ARCHIVO)
Los centros de detención temporal en Texas y Arizona están hacinados. Niñas y niños son amontonados en cuartos reducidos y duermen en el piso. (Foto Prensa Libre: ARCHIVO)

Biden se reunirá de forma conjunta con el presidente Otto Pérez Molina; su homólogo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y el coordinador general del Gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández Alcerro, según afirmaron a medios estadounidenses funcionarios del Gobierno de ese país.

El principal propósito de la visita de Biden, afirman medios estadounidenses, será dejar “muy claro” que, como el resto de inmigrantes indocumentados, “estos menores pueden ser objeto de deportaciones”.

Biden invitará a los gobiernos centroamericanos a combatir los “malentendidos” de que estos menores recibirán algún tipo de “trato especial” en materia de permiso de residencia.

“No vale la pena, no hay luz al final del túnel para estos niños a nivel de residencia en EE. UU. La inmigración ilegal no es segura. Poner a tu hijo en manos de una organización criminal no es seguro”, remarcó la fuente a corresponsales de Prensa en Washington.

Según periodistas estadounidenses, Biden manifestará a Pérez Molina, Sánchez Cerén y Alcerro que la llegada masiva de menores es un “asunto de gran importancia” para Washington y les anunciará medidas humanitarias para “apoyar” a esos países a “desalentar” los peligrosos viajes y tratar de resolver las “raíces” de violencia y disparidades socioeconómicas que están motivando la masiva migración.

El vicemandatario asistirá hoy al partido entre Estados Unidos y Ghana en el Mundial de Futbol, en Brasil, después viajará a Colombia y República Dominicana, y ayer agregó a su agenda una escala en Guatemala.

Alarma

La visita de Biden al país no es la primera que se anuncia por parte del Gobierno de Estados Unidos para revisar el tema de los menores migrantes.

La semana pasada, el secretario de Seguridad Interna de ese país, Jeh Johnson, dijo que llegará a Guatemala el próximo mes, aunque no especificó la fecha.

“Planeo ir a Guatemala en julio, para continuar mi compromiso personal con esta situación. Sabemos que debemos hacer algo para contener esta marea”, refirió Johnson en rueda de prensa, en Washington.

Datos de la Patrulla Fronteriza norteamericana destacan que este año se han detenido a 48 mil menores de origen centroamericano y que el número de niños inmigrantes, que viajan solos desde sus lugares de nacimiento, se ha elevado en más de mil por ciento, debido a la violencia y la pobreza.

Advierten de engaños

La esperanza de reforma migratoria en EE. UU. se está usando para estafar a centroamericanos.

El Senado de Estados Unidos aprobó a finales del  2013 la reforma migratoria.

La iniciativa está estancada en la Cámara de Representantes.

Defensores de los migrantes advierten  de que traficantes engañan a  las personas  diciéndoles que serán beneficiados con la reforma.

Autoridades estadounidenses aseguran que  la reforma podría beneficiar  solo a quienes llegaron a EE. UU. antes del  31 de diciembre del  2011.

El gobierno norteamericano declaró emergencia humanitaria,  debido al incremento de niños migrantes que llegan al país y a denuncias de supuestos abusos en las bases militares donde están recluidos los menores.

Estados Unidos enfrenta una crisis humanitaria por la llegada de miles de niños indocumentados desde Centroamérica, los menores deben pasar varios días en centros de detención con condiciones infrahumanas, para ser reubicados en un albergue.

Este año la cantidad de niños que viajan sin ningún familiar hacia EE. UU. se ha incrementado de forma alarmante, al punto que las sedes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), en Texas y Arizona, se mantienen hacinadas y con servicios deplorables, por ser insuficientes para atender esa creciente ola de migrantes que llegan a EE. UU. sin documentos.

Según la Patrulla Fronteriza, 13 mil 904 guatemaltecos fueron arrestados en la frontera de Arizona durante el año fiscal 2012-2013, y en lo que va del año fiscal 2013-2014 la cifra es 6 mil 29, lo que hace de estos nacionales los más arrestados después de los mexicanos.

La pasada semana, autoridades estadounidenses dieron a conocer que los niños centroamericanos que cruzan solos la frontera a EE.UU. entran en un proceso de deportación una vez son detenidos.

*Con información de AP