Los puntos del acuerdo que firmó EE. UU. y Guatemala durante la visita del secretario McAleenan

La visita del secretario de Seguridad Nacional de EE. UU., Kevin McAleenan esta semana, dejó claro el interés de ese país por impedir la migración irregular de niños. En los acuerdos proporcionados por la embajada de ese país en Guatemala a Prensa Libre se anuncia un ataque frontal en contra de las estructuras que se dedican al tráfico de migrantes.

Publicado el
Un grupo de migrantes hondureños llega a la ciudad de Tecún Umán, Ayutla, en enero pasado, para continuar su viaje por México y llegar a EE. UU.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Un grupo de migrantes hondureños llega a la ciudad de Tecún Umán, Ayutla, en enero pasado, para continuar su viaje por México y llegar a EE. UU.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El documento precisa que las condiciones que se acordaron entre las autoridades estadounidenses y guatemaltecas se centran en la necesidad de aumentar la seguridad en la región.

Y es que las estadísticas de menores migrantes que han llegado a la frontera con EE. UU. causan enorme preocupación al gobierno de ese país. En los primeros siete meses del año fiscal estadounidense -de octubre de 2018 a abril pasado-, 19 mil 991 menores guatemaltecos fueron detenidos.

La cooperación y los acuerdos

Los acuerdos, revela el documento, tienen el objetivo de fortalecer la cooperación en seguridad fronteriza, compartir información, formación, y acciones conjuntas para desmantelar redes de coyotes. También contrarrestar flujos ilícitos e irregulares de personas, drogas, y dinero. Además, se incluye mejoras en los procesos de identificación, administración y detención de inmigrantes ilegales.

La embajada de EE. UU. en Guatemala argumentó que el involucramiento de las autoridades estadounidenses “contribuirá a controles más robustos en las rutas migratorias y de tráfico de personas en Guatemala y en sus fronteras, para reducir la migración ilegal a EE. UU.”.

Con el memorando de cooperación, según la embajada estadounidense, el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., “proveerá formación y desarrollo de capacidades para que oficiales del gobierno de Guatemala puedan controlar mejor sus fronteras y puntos en las rutas migratorias y de tráfico de personas”.  Además, fortalecerá los esfuerzos para prevenir el tráfico de niños en específico”.

Acciones

El vocero de embajada estadounidense, Luis Furlan, explicó que el memorando de cooperación suscrito por los gobiernos de los EE. UU. y Guatemala contempla la implementación de acciones en seguridad y vigilancia en fronteras.

Entre los acuerdos está el intercambio de información con los otros países del Triángulo Norte, El Salvador y Honduras. Estos compromisos también incluyen la capacitación de oficiales guatemaltecos por parte de autoridades de EE. UU.

Además, se prevé que los registros y la vigilancia en las fronteras de Guatemala se incrementarán en los próximos días con la finalidad de contener el tránsito de migrantes sin los permisos de Ley.

Implementación inmediata

El miércoles pasado, un día después de haber concretado los compromisos, el Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil en coordinación con el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., desarticularon una estructura que se dedicaba al tráfico de migrantes que cobraba US$11 mil -unos Q84 mil- por llevar a una persona hasta aquel país.

Según la investigación de la Unidad contra el Tráfico Ilícito de Migrantes del MP, los traficantes trasladaban a migrantes de Sudamérica, República Dominicana, Cuba y Centroamérica hasta EE. UU.

La estructura delictiva recibía a los indocumentados desde las fronteras con El Salvador y Honduras y los trasladaban en transporte público o particular, incluso taxis, hacia la capital, donde los retenían en bodegas para luego partir hacia el paso fronterizo Gracias a Dios, Huehuetenango, y después seguir su paso por México.

Irregularidades

Esta semana, mientras McAleenan dejaba los puntos claros para reforzar la seguridad en Guatemala y evitar el tráfico de migrantes, se publicó el caso de un guatemalteco que el 16 de mayo último junto a su hijo de 6 años. fueron detenidos en la frontera de El Paso, Texas, ambos caminaron un mes para ingresar a territorio estadounidense en busca del “sueño americano”.

En este caso, la Patrulla Fronteriza de EE. UU. identificó al padre solo como Carlos, de 27 años, y al menor como José Daniel, 6. Además, confirmaron el parentesco familiar y no un caso fraudulento como otros detectados por las autoridades de aquel país en que adultos fingen ser padres de menores que los acompañan.

En su visita a Guatemala, McAleenan expuso que una investigación del departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. analizó 30 mil casos de menores que llegaron a la frontera acompañados de adultos y hubo 182 casos en que se determinó que los adultos no eran los padres de los niños.

Estos casos son considerados por las autoridades de EE. UU. como “fraudes” que evidencian que integran estructuras que trafican con niñez.

Los acuerdos suscritos por las autoridades estadounidenses y guatemaltecas van dirigidas a capturar coyotes y toda estructura que trafique con menores de edad.

Contenido relacionado:

Contraloría emite sanciones, hallazgos y denuncias por Q3 mil 800 millones

Leocadio Juracán: Sigo respondiendo a las demandas del electorado del 2015

Jimmy Morales objeta a candidatos a la Presidencia que lo han criticado