“Policías les quitaron el celular”: familiar de guatemaltecos víctimas de matanza en Tamaulipas señala a autoridades

José Aguilón iba en otro grupo con migrantes guatemaltecos y refirió que días antes de la matanza en Tamaulipas, varias de las víctimas les informaron que “la Policía” los había detenido.

Los cuerpos carbonizados de 19 personas fueron hallados el 23 de enero en Tamaulipas, México. (Foto Prensa Libre: EFE)
Los cuerpos carbonizados de 19 personas fueron hallados el 23 de enero en Tamaulipas, México. (Foto Prensa Libre: EFE)

El pasado sábado 22 de enero ocurrió una matanza en el poblado Santa Anita, en el municipio de Camargo, Tamaulipas, México, en el que la mayoría de las víctimas eran migrantes guatemaltecos que iban rumbo a Estados Unidos.

Con el paso de los días se van conociendo nuevos detalles de este incidente en el que al menos 16 guatemaltecos fueron asesinados y quemados. Las víctimas son, a falta de confirmación oficial, originarias de Comitancillo, San Marcos.

En una entrevista concedida a Denise Maerker, en el programa Atando Cabos, de Grupo Fórmula, José Aguilón, uno de los familiares de las víctimas de la matanza en Tamaulipas, ofreció nuevos detalles de los momentos previos al incidente.

Aguilón es pariente directo de dos de las posibles víctimas de la masacre y refirió que había dos grupos de migrantes de Guatemala que iban hacia estados unidos. Explicó que en el que iba él había tomado ventaja de uno o dos días con respecto a los que murieron en Camargo.

Relató que dos o tres días antes de la masacre, los familiares se comunicaron con ellos y les contaron que habían sido detenidos por “policías”, pero no tienen claro si eran integrantes de la Guardia Nacional, Policía Federal o de Migración.

Añadió “solo me dijeron que eran policías y que los policías les quitaron el celular”.

Recordó que cuando él pasó por esa área también fueron detenidos por autoridades, que se identificaron como autoridades de migración, pero en realidad eran de la Policía Federal.

Siguieron su camino

Aguilón dijo que en las noticias se ha dicho que un grupo de migrantes iba detrás de los que fueron masacrados, pero en realidad iban adelante, uno o dos días, y que se enteraron del hecho por las llamadas de familiares.

Explicó que todos los que iban con él ya están en Estados Unidos y van a quedarse allí porque quieren cumplir el “sueño americano”.

Policías involucrados

El 2 de febrero pasado, la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas informó que al menos unos 12 policías estatales pudieron haber participado en la matanza de migrantes en ese estado mexicano y confirmaron la captura.

Los delitos que enfrentarían los agentes son homicidio calificado, abuso de autoridad y falsedad de informes, con penas de más de 50 años.

Se investiga la participación de grupos criminales y se presume que había más vehículos en el que viajaban salvadoreños y guatemaltecos con la intención de llegar a EE. UU.

Se presume, además, que el grupo de migrantes llevaba varios hombres armados como “medida de seguridad”.

Respecto de las otras víctimas, se informó que en los próximos días serían identificados.