Secretario de Conamigua: “Empezaremos desde cero”

A pocos días de asumir el puesto, nuevas autoridades de Conamigua, aseguran que la institución ni siquiera tiene un presupuesto aprobado para este año.

El secretario de Conamigua, Raúl Eduardo Berrios, durante una reunión con la Comisión del Migrante del Congreso. (Foto: Conamigua)
El secretario de Conamigua, Raúl Eduardo Berrios, durante una reunión con la Comisión del Migrante del Congreso. (Foto: Conamigua)

El nuevo secretario del Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua), Raúl Eduardo Berríos, asegura que está con “las mejores ganas y disposición” para echar a andar una institución que históricamente se ha caracterizado por su disfuncionalidad y poca capacidad de ejecutar su presupuesto.

No obstante, reconoce que, para que la institución pueda mejorar la calidad de su gasto necesita que la ley constitutiva de Conamigua sea reformada, algo que dependerá más que todo de la voluntad política del Congreso.

En entrevista con Prensa Libre, Berríos —quien no goza de la simpatía de varios migrantes en EE. UU. por su pasado con el partido UCN— dice que la institución no tiene presupuesto aprobado hoy en día y que deberá empezar a trabajar “desde cero”, un discurso que han repetido los secretarios electos cada vez que toman posesión del cargo.

¿Qué piensa hacer diferente en Conamigua para sacar adelante a una institución que ha sido objeto de crítica por su disfuncionalidad?

Las críticas han sido certeras en virtud de que, cuando tomamos posesión encontramos una secretaría sin manual de procedimientos administrativos, con un manual de puestos y salarios obsoleto y sin manual para atención al migrante. Además, las antiguas autoridades no gestionaron el presupuesto; sin embargo, ya estamos haciendo la gestión, por la buena relación que tenemos con el Consejo, para brindar ayuda inmediata a los familiares de las víctimas de Tamaulipas.

¿Es decir que prácticamente empezará desde cero en la institución?

Así es, vamos a empezar de cero, pero lo vemos como un reto posible porque vamos con las mejores ganas y disposición para ayudar a nuestros hermanos connacionales migrantes y a sus familias.

¿Pero qué va a hacer de distinto porque las limitaciones de Conamigua pasan por reformar su ley?

Hay situaciones que obviamente se necesita reformar la ley, como para llegar a los migrantes en el exterior, pero tampoco es excusa para no arrancar, al contrario. Una de las cosas distintas va a ser la creación de manuales, la reestructuración también. No hay personal 011, había mucho personal 029.

En cuanto a los planes, nosotros instruimos para generar los manuales de procedimientos administrativos y brindar apoyo a los migrantes. También queremos impulsar reformas al Decreto 46-2007 Ley del Consejo. En nuestro plan de trabajo tenemos la creación de sedes departamentales para que haya presencia de Conamigua a nivel nacional. Para esto no se necesitan reformas del Congreso.

¿Cómo garantizar que Conamigua no se convierta en una institución para el pago de favores políticos como en el pasado se ha denunciado?

No sé si ha habido una denuncia o acto conclusivo o en qué fase está las investigaciones o si están judicializadas, no podría emitir una opinión, no me compete. Nosotros vamos a crear perfiles de puestos para que toda persona que ingrese llene un perfil idóneo como lo establece la Constitución Política de la República.

¿Aparte de los cambios a los reglamentos y apertura de sedes, qué más se puede hacer sin cambiar la ley de Conamigua?

Yo creo que hay buena voluntad legislativa por parte de los diputados y creo que no va a llevar mayor tiempo —reformar la ley—, sin embargo, otro cambio sustancial sin que tengamos que esperar las reformas es la creación de un centro de atención al migrante que funcione en los departamentos, donde las familias podrán solicitar ayuda y asesoría legal, social y psicológica por la lo que les ha causado la desintegración de sus familias al momento en que el migrante se va del país.

¿Hablando de la ejecución presupuestaria, que ha sido uno de los principales talones de Aquiles, cómo mejorarla?

Ahí es necesario, para mejorarlo —el porcentaje de ejecución—  una reforma de ley, pero este año nos dejaron sin presupuesto. Ahorita le gente de Conamigua no tiene salarios, y tenemos problemas para pagar la luz y el agua, pero ya lo estamos gestionando. Con nuestros programas a implementar vamos a tener una buena ejecución este año, y par el otro año alcanzaremos un 75%, incluso buscando el 90%.

¿Entonces sí se necesitan cambios a la ley para ejecutar mejor?

Obviamente se necesita por la forma en que es aprobado el presupuesto en el Congreso. El Consejo —de Conamigua— es el que al final nos da la aprobación del presupuesto para poder iniciar a ejecutar; sin embargo, yo creo que hay buena voluntad por parte de las autoridades —del  Consejo— para arrancar con buen pie este 2021 y hacer una buena ejecución.

¿Quién es el responsable de que no haya presupuesto?

Al parecer no se hizo —la petición del presupuesto— con el debido tiempo por desconocimiento, no creo que por mala fe. Temo que las antiguas autoridades asumieron que ellos no tenían potestad porque el nombramiento había vencido el 13 de octubre; sin embargo, hay jurisprudencias y la función pública no puede quedar paralizada y se debió hacer la gestión para que hubiera presupuesto a enero y febrero.

¿Imagino que esto es su prioridad, cuándo se espera la aprobación de recursos?

Sí. Por la prioridad que tenemos, solicitamos de manera urgente una sesión extraordinaria —del Consejo— para la aprobación del presupuesto, posteriormente indicaré cuándo será la fecha porque estamos viendo el tema de la asistencia para que haya quorum.

¿Cómo ve a su relación con los migrantes en EE. UU., tomando en cuenta que no goza de la simpatía de algunos de ellos?

Yo creo que es un pequeño sector que, pienso, estaba apoyando a alguien en especial en la competencia —proceso de elección—. Yo he tenido buena relación con ellos y he estado comunicándome con varios de ellos, probos e idóneos y los vamos a convocar próximamente —para conformar el consejo asesor de Conamigua— porque así lo establece la ley. Yo pedí las actas del consejo asesor para ver si habían convocado a la comunidad migrante y no hubo ningún acta, pero esta administración va a cambiar todo porque vamos a colaborar con nuestros hermanos migrantes.

Un tema ineludible. ¿Cuál es la postura de la institución respecto a la masacre de Tamaulipas en la cual aparentemente hay agentes migratorios involucrados?

La postura de la institución es que me solidarizo con las familias de nuestros migrantes, hay que dejar claro que Conamigua ya a empezó a gestionar estudios socioeconómicos para brindar ayuda inmediata al momento que vengan los cuerpos de los fallecidos, incluso ya se subió el evento para que, cuando vengan, se les pueda dar ese traslado hacia sus comunidades.

¿Pero no hay una condena por el hecho o petición de justicia?

En primer lugar, como sabrá, soy conocedor de leyes y para emitir una opinión tiene que haber un acto conclusivo, al momento de tenerlo tengo que esperar que el Consejo nos indique la forma de proceder para emitir alguna opinión al respecto. Mi opinión ahorita es de total apoyo a las familias para brindar atención al momento que vengan los cuerpos.