Oscura elección de la Corte Suprema de Justicia

Luego de que el Congreso eligió ayer, de manera sorpresiva, a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), se conocieron las negociaciones que se efectuaron fuera del Palacio Legislativo entre el Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Líder), pese a que en esta legislatura ambos habían buscado que se les viera como grandes enemigos.

Gudy Rivera, del PP y expresidente del Congreso, y Salvador Baldizón, de Líder, revisan información.
Gudy Rivera, del PP y expresidente del Congreso, y Salvador Baldizón, de Líder, revisan información.

La discusión fue tan íntima entre ambas agrupaciones  que los diputados oficialistas no se  habían enterado hasta ayer, a las 7.30 horas, cuando se les instruyó que no podían faltar a la plenaria y debían votar en bloque, en conjunto con Líder, por la nómina de candidatos que llegó al Congreso a eso de las 8.20 horas.

A  las 9.15 horas, legisladores de oposición alertaron a diferentes sectores, y en las redes sociales trascendió que la elección se llevaría a cabo pese a que el Congreso recibió los listados el lunes.

Historia anunciada

De manera inusual, la plenaria comenzó con solo 45 minutos de retraso y  111 diputados. Pocos minutos después, el legislador Leonel Sosa,  del PP, presentó una moción para interrumpir el orden del día y conocer la elección.

A pesar de que los bloques minoritarios manifestaron su rechazo, la moción se aprobó con el aval de 99 diputados y se comenzó la votación, a la que se quedaron algunos congresistas de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y de Todos, pese a que habían anunciado que se saldrían.

Operadores

Trascendió que los operadores del PP, Juan de Dios Rodríguez, presidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), y Gustavo Herrera, implicado en la estafa millonaria a esa institución, y por Líder  los diputados Baudilio Hichos, caudillo de Chiquimula, e Inés Castillo, exalcalde de Santa Rosa, se reunieron durante seis meses, dos veces a la semana, para lograr acuerdos.

A las reuniones, celebradas en la oficina de la Junta Directiva del IGSS,  también acudían unos 14 comisionados de la Postuladora, incluidos allegados a Roberto López Villatoro, conocido como el Rey del tenis.

Se supo que la decisión final fue tomada  el miércoles en la noche por Rodríguez, Hichos y Salvador Baldizón,  hermano de Manuel Baldizón, precandidato presidencial de Líder.

Se prevé que este mecanismo  se repita para elegir a magistrados de las salas de Apelaciones, la próxima semana.

También trascendió que varios diputados oficialistas estaban molestos porque no pudieron incluir a algunos amigos.

“El Congreso está apestando a impunidad. Ayer —miércoles—, seguramente como ya es tradición, alrededor de una cama se gestó una orgía política para darle un golpe a la justicia guatemalteca”, manifestó Orlando Blanco, jefe de la UNE.

Luis Fernando Pérez, del Partido Republicano Institucional, expuso: “No me extraña el movimiento que hábilmente hizo el PP con Líder. Hace varias semanas se miraba que iba a pasar. Sí extraña  que nos hayan excluido al resto de bancadas”.

Aunque el PP y Líder han buscado que se les vea como enemigos irreconciliables, los intereses mutuos ganaron cualquier pugna política. El principal fue tener la mayor cantidad de magistrados, cuotas que perderían en una alianza con los pequeños, y también evitar que la UNE incluyera aliados en las cortes, para bloquear a Sandra Torres.

Pacto

Se advirtió

El 16 de septiembre, Prensa Libre dio a conocer  que Líder presionaba al PP  para que la elección de las magistraturas de la CSJ se diera solo entre ellos y que quedaran fuera los bloques minoritarios.

En la nota se informó que Líder había incrementado el número de sus integrantes con el propósito de tener margen de elección, si en caso se hacía mediante cuotas.

Además, Líder volvió a la práctica de utilizar  megáfonos y gritar en el hemiciclo para hacerse notar.

Incluso, el martes pasado, las dos bancadas mostraron su fuerza cuando intentaron aprobar de urgencia nacional las reformas al Código de Trabajo, y lograron 96 votos de los 105 que requerían, pero sí podían  elegir a los magistrados como ocurrió ayer.