Zar antidrogas a favor de flexibilizar enfoques

El zar antidrogas William Brownsfield habló de flexibilizar la posición de Estados Unidos en cuanto a la política contra las drogas, en una conferencia de prensa divulgada por la fundación Insigth Crime, disertada por el funcionario el 9 de octubre, en la Organización de Naciones Unidas. 

EE. UU. aceptaría cambios en combate de narcóticos.
EE. UU. aceptaría cambios en combate de narcóticos.

“Las cosas han cambiado desde 1961. Debemos tener la suficiente flexibilidad para permitirnos incorporar esos cambios en nuestras políticas […] para tolerar diferentes políticas antinarcóticos nacionales, para aceptar el hecho de que algunos países tendrán enfoques de drogas muy estrictos y que otros legalizarán categorías enteras de drogas”, expresó Brownsfield.

Según Insigth Crime, “las declaraciones de Brownfield se presentan mientras Estados Unidos se enfrenta a una creciente presión para repensar la política de drogas, con algunos de sus aliados regionales —como Colombia, Guatemala y México— moviéndose hacia políticas más liberalizadas”.

Brownfield indicó que actualmente “el consumo de cocaína en Estados Unidos es casi la mitad de lo que era hace 10 años, mientras que la mayor amenaza de las drogas en el país ahora está representada por el abuso de medicamentos recetados, según la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA,  en inglés)”. Esto significa que, en su guerra contra las drogas, Washington podría estar mirando hacia adentro, en lugar de hacia Latinoamérica, cada vez más, según Insigth Crime.

Prensa Libre buscó la postura de Carlos Mendoza, integrante de la Comisión Nacional para la Reforma de la Política de Drogas en el país, pero dijo que prefería comentar  hasta conocer de primera mano las declaraciones de Brownsfield.

Drogas

Primeros signos

Daniel Hearing, experto local en análisis de políticas contra las drogas, afirmó que  “Estados Unidos sigue teniendo una política prohibicionista y de transferencia de costos a los países de tránsito. Eso no ha cambiado”.   

Hay casos que se alejan de esa política prohibicionista,   como el de  Uruguay y Holanda. “Pero el más importante es el propio Estados Unidos porque es el principal garante en la guerra contra las drogas. La decisión de no perseguir el dinero de los negocios legales, producto de las reformas en Colorado y Washington, es un punto de quiebre, porque significa que el país que ha servido de garante contra las drogas está interpretando a su manera los tratados en su sistema financiero”.

Hearing se refiere a la posibilidad de que empresas en Estados Unidos vendan marihuana para uso recreativo en Washington y Colorado. Recientemente el exfiscal general Eric Holder  dijo que no perseguirían a quienes ingresaban dinero proveniente de la venta con fines recreativos.

Resultados de la DEA

Resumen de hallazgos del último informe en cuanto al combate de las drogas.

La política internacional  contra las drogas incluye “aceptar la interpretación flexible  de las convenciones sobre el control de drogas de la ONU”, indicó el zar antidrogas.

Según la  Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas del 2013  de la DEA, las incautaciones de cocaína a lo largo de la frontera suroccidente se redujeron  de 16.9 toneladas en el 2011 a 7.1 toneladas en el 2012.

El informe  de la DEA señaló que el comercio de metanfetaminas se está moviendo en la dirección opuesta, con los precios cayendo 70 por ciento entre el 2007 y el 2012, y la pureza aumentando casi  130 por ciento.

Según la DEA,  ha habido un mayor movimiento en operaciones de metanfetaminas y heroína, en tanto se han reducido las operaciones de cocaína.  

La DEA señaló que los narcotraficantes mexicanos se expanden hacia mercados del este y medio oeste que son suministrados de heroína blanca producida en América del Sur.

Ese mismo informe afirma que una de las mayores amenazas son las mismas drogas recetadas y autorizadas en Estados Unidos.