Perfil cuestionado de empresa argentina

Los 12 viajes del directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) a Córdoba, Argentina, fue para conocer el sistema de recaudación de impuestos implementado en esa provincia, a cargo de la empresa Kolektor, S.A., a la que medios argentinos señalan de tener relación oscura y vínculos cuestionados con funcionarios de ese país para lograr la adjudicación de un contrato en el 2005.

La SAT publicó ayer mediante el acuerdo 174-2014 una modificación a uno anterior que limitaba al sector construcción el perdón tributario (Fotografía Prensa Libre. Archivo)
La SAT publicó ayer mediante el acuerdo 174-2014 una modificación a uno anterior que limitaba al sector construcción el perdón tributario (Fotografía Prensa Libre. Archivo)

La empresa tiene nexos con Tecsa, compañía en la que se dio el primer intento de tercerizar el cobro de impuestos en Córdoba, en 1999, pero a la que en el 2002, por denuncias de los medios, se rescindió el contrato por supuestos vínculos con la gobernación de esa provincia.

En comunicación telefónica de Prensa Libre con El Periódico, de Argentina, se confirmó que a la fecha persisten dudas sobre la relación de Kolektor con el gobernador provincial José Miguel de la Sota, quien habría facilitado la contratación.

Camino nebuloso

Kolektor, según información de Nosis, un portal electrónico privado de antecedentes comerciales en Argentina, fue constituida por Hermann Rodolfo Karsten y Guillermo Eduardo Álvarez.

Entre los objetivos de la empresa figuran brindar sistemas informáticos, mediante la implementación o asesoramiento en compra de equipos, y percibir en nombre y representación de empresas públicas o privadas o de administraciones nacionales, provinciales o municipales los impuestos, tasas o contribuciones.

El periodista argentino Faustino Rizzi señaló, en un reportaje publicado en diciembre del 2012, y que ayer confirmó al ser consultado por teléfono por este matutino, que Kolektor es una empresa que tiene a su cargo el cobro de las deudas de Rentas y las multas de la Policía Caminera, y fue parte de “la muy cuestionada sociedad Tecsa, en Córdoba capital”, de la que Karsten fue socio fundador.

Tecsa fue beneficiada con un contrato para la prestación de servicios en 1999, en medio de denuncias de corrupción y sobornos, pero nunca se pudo comprobar nada, indicó Rizzi.

El convenio con Tecsa y el gobierno cordobés tenía el propósito de llevar adelante el proyecto Municipio Digital, donde Tecsa, integrada por Recovery, Relevamientos Catastrales, S.A. —de Hermann Karsten, actual director ejecutivo de Kolektor—, y SP Consultores, S.A., debía proveerle al municipio asistencia informática para gestionar el cobro de los impuestos municipales, tarea que nunca se concretó.

Demandas

Medios argentinos revelan que entre el 2001 y el 2002, protestas, paros, asambleas sindicales, toma de edificios públicos y amenazas de muerte precedieron la cancelación del contrato con Tecsa, que de inmediato demandó a la comuna por incumplimiento, litigio que aún está abierto.

En el 2004, el gobierno de Córdoba licitó el cobro de impuestos, que ganó Kolektor, recién formada en ese entonces.

Karsten encabezó el cobro extrajudicial de las rentas. Versiones periodísticas sostienen que de la comisión que cobran por la recuperación de las moras, un porcentaje supuestamente es repartido entre funcionarios que favorecen los contratos para mantener a la empresa dentro de la organización municipal, aunque “eso nunca se pudo demostrar”, manifestó Rizzi.

Medios argentinos hacen referencia a la conexión de Larsten con Tecsa y otras empresas que mantienen el control en el cobro de rentas, de la mano de De la Sota, actual gobernador.

Prensa Libre intentó contactar a Karsten en Córdoba, pero su asistente no respondió las llamadas y del departamento de prensa indicaron que atenderá el próximo lunes.

Conexión Guatemala

Aunque la SAT y el presidente Otto Pérez Molina niegan que haya ventaja de la empresa argentina para adjudicarle el contrato de asesoría que se prepara, declaraciones del mandatario en el 2013 señalan lo contrario.

“Hay una propuesta que ya conoció la SAT. Incluso ya fueron a Argentina algunos miembros del Directorio a ver cómo allá lograron alzar la recaudación hasta en 40 por ciento… Ellos —los empresarios contratados— cobran únicamente si existe una recaudación arriba de las metas previstas, ellos ponen controles, equipo y personal; al Gobierno no le representa ningún costo”, afirmó Pérez Molina, el pasado 25 de noviembre, luego de un acto oficial después de haber entregado 200 autopatrullas en la Academia de la Policía Nacional Civil.

La contratación de un sistema de control de la recaudación también ha sido asunto de interés del superintendente Carlos Muñoz, a quien el diputado Carlos Barreda, de la Unidad Nacional de la Esperanza, señala como impulsor en el 2009 de un software de control que le fue presentado en dos ocasiones cuando era viceministro de Finanzas.

“En medio de la crisis fiscal y financiera que en el 2009 atravesaba el país, el actual superintendente Muñoz hizo varias presentaciones de un programa que fue catalogado como ControlSat, e intentando vender esta idea como una asesoría a la SAT, para incrementar la recaudación, cobrando un porcentaje o comisión por lo que se incrementara con esa asistencia”, explicó Barreda.

Reacción

Arremete contra medios

El superintendente Carlos Muñoz hizo circular  un comunicado entre los trabajadores  de la SAT en el que asegura que  la Prensa “ha  manejado de manera incorrecta” la intención de la entidad de contratar una empresa que asista la recaudación tributaria.

Muñoz  explica e intenta justificar en el documento  la necesidad de contratar asesoría externa, además de garantizar a los empleados que no serán destituidos por la intromisión de una empresa. También resalta que  la contratación se hará mediante concurso público.

Expansión de grupo en Córdoba

Según consignan medios informativos de Argentina, Kolektor es parte de un grupo de empresas que desde 1999 ha estado detrás del cobro y recaudación de impuestos en la provincia de Córdoba, con el beneplácito de las autoridades.

1999

Comienza la relación con Tecsa  

En 1999, Tecsa comenzó la negociación, y en junio del  2000 fue contratada con el apoyo  del gobernador para gestionar el cobro de unos mil millones de pesos —unos Q953 millones—  de impuestos atrasados.  El acuerdo incluía también un contrato de fideicomiso  por 150 millones de pesos  a la provincia, a modo de anticipo financiero.

2001

Sistema para cobro de impuestos

Tecsa pretendió extender su influencia a la ciudad de Córdoba, en el 2001, con  el  proyecto Municipio Digital, y proveer  los servicios de  computadoras y  software para gestionar el cobro de los impuestos.

2002

Por protestas se rescinde el contrato

Después de largas jornadas de protestas sindicales, toma de edificios y  paros laborales,  ya con la municipalidad prácticamente parada, se decidió rescindir el contrato con Tecsa y comenzó el litigio legal por incumplimiento de pagos hacia la empresa.

2004

Kolektor salta a la palestra

Durante su segundo mandato, José Manuel de la Sota llamó a una nueva licitación para la tercerización del cobro de los impuestos y deudas atrasadas. El contrato fue adjudicado a Kolektor, formada por varias empresas, entre ellas Administración y Fiscalización S.A., y Servicios y Consultorías S.A., propiedad de Karsten, ex accionista de  Tecsa.

2012

Vínculo sospechoso para negocios

Servicios y Consultoría, S.A., a cargo de Hermann Rodolfo Karsten, es una empresa muy allegada al exgobernador Juan Schiaretti. Karsten tiene vínculos con Tecsa, que  hasta el 2013  sostenía un litigio contra el gobierno municipal por más de 90 millones de pesos —unos Q85 millones—.

Trayectoria

Ejecutivo  e inversionista de éxito

Hermann  Rodolfo Karsten nació en 1958. Con 56 años, aparece en el registro público de Argentina como empresario, domiciliado en la ciudad y provincia de Corrientes.

Funge como director ejecutivo de Kolektor, de la que fue socio fundador junto a Guillermo Eduardo Álvarez, y en la última sesión, en junio del 2012, se le nombró presidente y director único de esa firma que se dedica a la asistencia —asesoría— y cobro extrajudicial de rentas en Córdoba, Argentina.

Karsten también es presidente de la Fundación Empresarial para Emprendedores, entidad que aglutina más de 40 empresas en Argentina y se dedica a  la gestión y desarrollo empresarial para ayudar a personas a generar riqueza a través de pequeñas compañías.

El ejecutivo, según consignan medios argentinos, fue accionista y fundador de la empresa Tecsa, que en el 2002 demandó al gobierno de Córdoba por incumplimiento de contrato, litigio que aún se ventila en los tribunales provinciales.

Durante la presentación el año pasado de un informe de responsabilidad empresarial, según medios argentinos, Karsten anunció los planes de expansión de Kolektor y su incursión en el mercado guatemalteco, en el que aseguró iniciaría operaciones este año.

Aunque Prensa Libre se comunicó a la oficina de Kolektor, se ofreció atender por teléfono las consultas el próximo lunes.

Creación

200 mil pesos —unos US$25 mil— fue el capital inicial de Kolektor.

Viajes cuestionados  

La principal duda sobre el beneficio a una empresa argentina para la asesoría y apoyo a la recaudación tributaria comenzó con   numerosos viajes del Directorio de la SAT.

El 15 de agosto del 2012, el entonces jefe de la SAT, Miguel Gutiérrez, viajó a Córdoba en donde visitó el Ministerio de Hacienda.

Óscar Escobedo, supervisor de cobranza,  conoció el Sistema de Solución Integral, de la Dirección de Rentas de Córdoba, en  noviembre del 2012.

El administrador de proyectos de la SAT, Mario Figueroa, viajó en noviembre de 2012 a la Dirección de Rentas.

Héctor Velásquez, gerente de informática, se reunió con el ministro de Hacienda de Córdoba en noviembre del 2012.

Jorge Bortcheff, director titular de la SAT, hizo una pasantía en el Ministerio de Finanzas de Córdoba, en febrero del 2013.

Los directores  Henry Almengor y Mario Velasco hicieron la pasantía de Finanzas entre febrero y junio del año pasado.

El jefe de normativo de la SAT, César Estrada, también viajó a Córdoba en febrero del 2013.

Rodrigo Montúfar viajó a Panamá y Argentina, para conocer la administración de impuestos y una pasantía en Córdoba.

Abelardo Medina, Sergio Barillas y Carlos Muñoz visitaron Argentina entre junio y julio del 2013, para intercambio de experiencias en materia fiscal.

Q80 Millones transfirió el Ejecutivo a la SAT para contratar  asesoría.

30 Por ciento es la comisión para la  empresa asesora, según dictamen.

Q274 Millones recibiría la empresa por comisión por  más recaudación.