A las puertas de una nueva CC: ¿Qué esperar de los nuevos magistrados?

Uno de los mayores retos de quienes tomarán posesión este 14 de abril es demostrar independencia hacia los órganos que los nombraron, aunque hay quienes piensan que esperar esto es ingenuo.

Publicado el

Este 14 de abril asume la octava magistratura de la Corte de Constitucionalidad, ente creado en 1986 y que cada cinco años debe renovarse frente a contextos políticos que exigen a los togados su independencia frente a los órganos que los nombraron.

Gloria Porras Escobar, Néster Vásquez Pimentel, Dina Ochoa Escribá, Roberto Molina Barrientos y Leyla Lemus Arriaga son los cinco magistrados titulares que estarán al frente de la alta corte, mientras permanecen los reclamos que señalan la politización de la justicia y el conflicto de intereses que rodea a cada uno de ellos.

De esta forma, que mantengan su independencia e imparcialidad de acción es una de las peticiones más importantes que la sociedad civil hace.

“Los próximos magistrados no deben guardar ningún tipo de favor a los entes que los nominaron porque se escuchó decir a los diputados que son sus representantes y no solo eso es erróneo, sino que es una visión peligrosa”, dijo José Echevarría, presidente del Movimiento Cívico Nacional (MCN).

Esa independencia no debe ser únicamente de quienes los nominaron, sino de cualquier grupo de poder político y crimen organizado.

A decir de Echevarría, para evaluar la independencia judicial de los magistrados no se debe hacer únicamente en las resoluciones que emiten, sino también en sus actuaciones públicas y privadas. “Deben estar alejados o separados de prácticas políticas partidistas y actividades que generen aplausos o reconocimiento públicos de ciertos sectores para no poner en riesgo la legitimidad de sus resoluciones y la construcción de su confianza”, agregó.

Pero Oswaldo Samayoa, abogado e investigador del Centro de Estudios de Guatemala (CEG), recordó el principio inglés que dice “el sistema de justicia no solo debe ser independiente, también debe parecer independiente”.

“El problema es que esta corte no parece independiente”, agregó Samayoa al recordar que Leyla Lemus, abogada electa por el presidente Alejandro Giammattei y su gabinete, es la mujer de confianza del mandatario y lo demostró así al ser la Secretaria General de la Presidencia.

También recordó que los magistrados electos, Roberto Molina Barreto como titular y Luis Rosales como suplente, tienen una clara empatía con la exdiputada y aspirante a la presidencia Zury Ríos, hija también del general Efraín Ríos Montt.

“Deben demostrarnos una actitud de extrema ética y que no consentirán ningún abuso del presidente o del Legislativo”, aseveró Samayoa.

El Tribunal Constitucional enfoca su trabajo en tres ámbitos. El primero es al interpretar la constitución, el segundo es conociendo amparos en el marco de la norma para que no los poderes del Estado no cometan ninguna inconstitucionalidad y el tercero es generando doctrina a través de crear precedentes y jurisprudencia.

A decir de Samayoa, la corte saliente creó jurisprudencia en sus resoluciones a favor de los pueblos indígenas, la explotación de los recursos naturales e intentos de abuso de poder de los poderes del Estado.

Elvin Diaz del Instituto Comparado en Ciencias Penales (ICCPG), concuerda con esto y vislumbra que los fallos de esta nueva corte pueden ser muy distintos a las cortes anteriores.

“Creemos que podrían ocuparse en la revisión de fallos judiciales de casos presentados por la Fiscalía Especial Contra Impunidad o derivados al uso de licencias de explotación de recursos naturales. Si esto pasa, puede generar focos de conflictividad”, mencionó.

 

Ejecutivo

El nombramiento de Leyla Lemus Arriaga por el Organismo Ejecutivo estuvo marcada de roces entre el presidente Alejandro Giammattei y el vicepresidente Guillermo Castillo que dejaron ver sus desacuerdos en la elección que se transmitió por los canales de Gobierno.

Congreso de la República

A diferencia de la elección de magistrados para la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que lleva más de año y medio de retraso, el Congreso de la República apresuró la elección de uno de los suyos como magistrado suplente, el exdiputado Luis Rosales, y a la actual magistrada Dina Ochoa.

Corte Suprema de Justicia

La CSJ fue el órgano que cerró el proceso de elección de la nueva CC al designar a Roberto Molina Barreto como magistrado titular. Por medio de una publicación hecha en el Diario Oficial, la CSJ eliminó de sus requisitos la constancia del Tribunal Supremo Electoral de no estar afiliado a ningún partido político.

Colegio de Abogados y Notarios

La elección del CANG fue una de las más convulsas al girarse orden de captura contra el exrector de la Universidad de San Carlos y principal candidato a magistrado, Estuardo Gálvez al ser acusado en el caso Comisiones Paralelas. Murphy Paiz, actual rector de esa casa de estudios fue capturado por lo mismo.

Universidad de San Carlos

En una elección reñida y tras 12 rondas de votación, el Consejo Superior Universitario (CSU) decidió que Gloria Porras Escobar continuara en la CC, este sería su tercer período.