Alejandro Giammattei y su círculo de confianza en el gobierno

En el grupo se encuentran futuros ministros, secretarios y un diputado, algunos de ellos cuestionados por su pasado. Sobresalen además varios empresarios.

Alejandro Giammattei supervisa los preparativos en el Teatro Nacional para la ceremonia de investidura. (Foto Prensa Libre:Erick Avila)
Alejandro Giammattei supervisa los preparativos en el Teatro Nacional para la ceremonia de investidura. (Foto Prensa Libre:Erick Avila)

La espera ha llegado a su fin. Tras cuatro intentos por llegar a la presidencia de Guatemala este 14 de enero Alejandro Eduardo Gimmattei Falla asumirá para los próximos cuatro años, junto al vicemandatario, César Guillermo Castillo Reyes.

El nuevo gobernante se ha rodeado de un grupo de personas que van a ocupar algunos de los principales cargos y a quienes se les ha dado la confianza para que puedan cumplir con la gran cantidad de promesas realizadas durante la campaña política.

El fin de semana se hicieron ajustes de último momento en algunos puestos y aún falta muchos cargos por concretarse en el Organismo Ejecutivo.

Giammattei, tiene definido a su círculo más cercano y son quienes lo acompañarán durante su mandato, es un grupo integrado por amigos y colaboradores de campaña.

En la primera línea aparece Giorgio Eugenio Bruni Batres, quien ocupará el cargo de secretario privado de la presidencia. Será el funcionario más cercano al gobernante, tema que no es nada nuevo para él, ya que en la actualidad es el secretario general del partido Vamos.

Bruni Batres se definía en la campaña política como el encargado de manejar los ámbitos financieros, logísticos, estratégicos y políticos de Vamos.

En su puesto desde la presidencia será el encargado de llevar la agenda del Gobernante, además coordinar sus citas y también participar en reuniones del Gabinete.

Miguel Martínez, será el secretario particular y además en ese puesto tendrá a su cargo la nueva unidad denominada: Centro de Gobierno en donde se realizará, entre otras actividades, la coordinación de los gabinetes, el trabajo que realicen los secretarios de Estado y todo lo relacionado al Organismo Ejecutivo.

La cercanía de Martínez con el nuevo mandatario data de hace varios años, ya que estuvieron juntos en varias campañas, durante los viajes que Giammattei realizó al extranjero, luego de ganar la presidencia el 11 de agosto de 2019, fueron inseparables.

Cada movimiento que haga y cada palabra que diga el gobernante serán analizados por Bruni y Martínez, pues son dos de los funcionarios que tendrán su mayor confianza.

Para los asuntos legales que emanen desde el Organismo Ejecutivo estará al frente de la Secretaría General de la Presidencial, Leyla Susana Lemus Arriaga, una abogada con amplia experiencia en la administración pública y también inseparable del gobernante en los últimos meses.

La nueva funcionaría fue directora de asuntos jurídicos de la Contraloría General de Cuentas (CGC). También laboró con el diputado, Jairo Flores de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), cuando él fue director del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz), durante el gobierno de Álvaro Colom.

De igual manera laboró para la empresa Nipro Medical Guatemala, una firma que se dedica al tratamiento de enfermedades renales.

La Secretaría Ejecutiva de la Presidencia será ocupada por Camilo Johanes Dedet Casprowitz, quien además fue electo diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y es el actual secretario de organización del partido Vamos.

Fue designado en ese puesto por la labor que realizó durante la campaña. Fuentes de ese partido resaltaron que Dedet es el encargo de reclutar personas para ocupar cargos en el gobierno, incluso, una investigación de Prensa Libre lo identificó como uno de los coordinadores de las oficinas que el nuevo gobierno tuvo en el Edificio Maya de la zona 4 capitalina y en donde se planifico la transición y otros temas.

 

Luego que el partido Vamos paso a segunda vuelta, Dedet fue uno de los encargados junto a Bruni de buscar alianzas políticas con otras agrupaciones.

Es hermano del coronel de aviación, Roy Stuardo Dedet Casparowitz (asesor en temas de seguridad del nuevo gobierno) quien ha ocupado diversos cargos en la institución armada.  Fue investigado por actos de corrupción durante el gobierno de Alfonso Portillo, cuando era oficial G-4.

Una misión

Durante la campaña una de las promesas de Giammattei fue la descentralización del Estado desde distintas perspectivas y para ello ha incorporado a una persona a su equipo de trabajo, se trata de Luis René Ruano Hernández, quien estará al frente de la nueva secretaría de asuntos municipales.

El funcionario también ha iniciado el acercamiento con alcaldes de todos los partidos políticos.

Ruano Hernández compitió dos veces por la alcaldía de Mixco, la primera en 2015 con Compromiso, Renovación y Orden (CREO) y la segunda en 2019 por Vamos. Es empresario y ha sido contratista del Estado con la Constructora Milenio.

Dentro de la estrategia de descentralización también se pretenden incluir políticas públicas de ese tema desde el Ministerio de Economía y para ello el nuevo jefe de esa cartera designado, Roberto Antonio Malouf Morales, cumpliría entre esas funciones el acercamiento con el sector empresarial para que se invierta en varios departamentos del país.

Malouf, será la bisagra entre el Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), ya que dentro del Gabinete es la persona más cercana al sector empresarial organizado del país.

Fue presidente de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) y del Cacif. Ha asegurado que uno de sus principales objetivos será fortalecer el modelo exportador de Guatemala.

También fue integrante del comité ejecutivo del partido Unión del Cambio Nacional (UCN), cuyo dirigente principal, Mario Estrada, se encuentra detenido en Estados Unidos por narcotráfico.

Los ministros

El Organismo Ejecutivo cuenta con 14 ministerios y en algunos de ellos fueron ubicadas las personas de mayor confianza del Giammattei.

Al frente de la cartera de Finanzas va a estar Álvaro González Richie, un cargo fundamental pues es desde donde se asignan las partidas presupuestarias y se lleva control directo de las ejecuciones.

González Richie también es muy cercano al sector empresarial. Fue vicepresidente de Citibank Guatemala y luego diputado en dos ocasiones elegido por el partido CREO.

“Yo confió en que vamos a hacer un buen gobierno, no había visto a ningún presidente con la voluntad y el compromiso del doctor Giammattei por esas razones acepte el puesto”, dijo González.

En la misma línea de confianza se ubica el designado como ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo Vila. En el partido Vamos es señalado por distintas fuentes como el funcionario más cercano al mandatario, incluso, su nombre no figuraba para tener ese puesto, pero luego de perder la alcaldía metropolitana y tras la victoria de Giammattei le fue ofrecido el cargo.

Aunque en estructura política de Guatemala no figura el cargo de jefe de Gabinete como en otros países en la práctica Brolo cumpliría esa función.

El Canciller designado se define como un especialista en liderazgo y capacidad para el manejo de equipos multitareas. Fue funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA) y asesor del Congreso de la República en temas de comunicación.

También figura en el circulo más cercano al gobernante Raúl Romero Segura, quien dirigirá el Ministerio de Desarrollo Social.

Romero militó en el partido Fuerza junto a Giammattei y desde ese espacio iniciaron una relación más cercana. Ambos tienen en común que han estado en varios partidos.

Fue candidato a la alcaldía de la capital en 2007 por el desaparecido Centro de Acción Social (CASA), también aspiro a ser diputado en 2011 con el extinto partido Libertad Democrática Renovada (Líder), fue hasta 2015 cuando logró una curul con Fuerza.

En el Ministerio de Gobernación será nombrado, Édgar Godoy Samayoa, un general retirado y objetado por grupos de la sociedad civil por su participación en violaciones de derechos humanos, pese a las críticas, Giammattei ha pedido que le den el beneficio de la duda, ya que considera que puede hacer un buen trabajo junto a otros militares que estarán al frente de la seguridad del Estado.

El pasado viernes se anunció que el ministro de Comunicaciones será, Josué Edmundo Lemus Cifuentes, amigo del nuevo presidente desde hace varios años.

Lemus Cifuentes, fue elegido diputado por Quiché en las pasadas elecciones por el partido Vamos y fue parte del equipo de transición. En 2015 ganó una curul con la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), pero no pudo asumir por ser contratista del Estado.

Su designación al Gabinete de Gobierno tomó por sorpresa a varios integrantes de Vamos, pues no figuraba para estar en esa posición.

En el Congreso

Quien llevará la batuta en el Organismo Legislativo y será el enlace directo con la Presidencia de la República es Maynor Gabriel Mejía Popol, será designado como jefe de bancada del partido Vamos.

El congresista fue gobernador de Chimaltenango durante el gobierno de Otto Pérez Molina, cargo que ocupó por su amistad con la exvicepresidenta Roxana Baldetti y su familia.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público (MP) lo investigaron por ser representante de la empresa Representaciones Alliance, S.A. entidad utilizada para cometer actos de corrupción por Baldetti y su esposo, Mariano Paz.

Otra figura que sigue dando de que hablar es la de Edgar Barquín quien ha sido asesor en temas económicos de Giammattei.

Barquín negó en más de una ocasión que será parte del gobierno de Giammattei, sin embargo, el mismo presidente electo reconoció el año pasado que el expresidente del Banguat y declarado confeso de tráfico de influencias, participó en el plan económico de Vamos.

El político fue condenado en 2016 a 2 años y 6 meses de prisión por el juez Miguel Ángel Gálvez, del tribunal de mayor riesgo “B”, por tráfico de influencias, tras una investigación del Ministerio Público (MP) y Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig), dentro del caso denominado Lavado y Política.

Así arranca el nuevo Gobierno que tendrá que entregar el poder el 14 de enero de 2024.

Contenido relacionado:

Giammattei recibe a una Guatemala con los mismos retos que hace dos décadas

“Hacer consensos políticos”: La recomendación del FMI a Alejandro Giammattei

Bukele asistirá a la investidura de Alejandro Giammattei

3

Ricardo Collier Hace 7 días

P: Sera que Guatemala no hay profesionale honestos, como que escogen tipos con record criminales para ser
Ministros, sera que quire que le tapen toda sus sinverguensadas que tiene planeada hacer.

Humberto Arevalo Hace 1 semana

Tristeza, Peor de lo Mismo

Manuel Martinez Hace 1 semana

Como es que alguien sentenciado y que admitio ser culpable, pueda ser funcionario, cabe para varios de los supuestas personas de confianza del proximo Dis que Presidente