Anabella de León y su “legado” en el Registro de la Propiedad

Gladys Anabella de León Ruiz llegó al Registro de la Propiedad en 2012, nombrada por el entonces presidente Otto Pérez Molina.

Publicado el
Anabella de León fue directora del Registro General de la Propiedad entre 2012 y 2015. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Anabella de León fue directora del Registro General de la Propiedad entre 2012 y 2015. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Desde su llegada al Registro de la Propiedad De León estuvo en la polémica, primero porque se negó férreamente a ser fiscalizada por la Contraloría General de Cuentas, hasta que Pérez Molina le ordenó someterse a ese control.

Entre los aspectos positivos que dejó durante sus tres años al frente de la institución está el registro electrónico de la propiedad inmueble, sin embargo el plan de gastos para empleados aumentó casi un 50 por ciento entre 2012 y 2015.

De León dejó el Registro para dedicar su tiempo  a la campaña política en busca de la alcaldía capitalina por el Partido Patriota, en las elecciones generales del 2015.

Desbalance financiero

Dejó en el Registro un desbalance presupuestario de Q50.9 millones, se supone por el desmedido incremento de empleados contratados, además de gastos de combustible y de representación.

De León recibió el Registro de la Propiedad con un presupuesto de Q63.4 millones y para 2014 el gastó se elevó a Q95.3 millones.

Durante el 2011, la institución tuvo un superávit de Q17 millones 974 mil 49, pero a partir del 2012 registró un déficit de Q2 millones 225 mil 862.

Un millonario déficit dejó De León en tres años de gestión en el Registro General de la Propiedad, según reportes financieros y de la CGC. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Un año después la diferencia negativa fue de Q9 millones 53 mil 773, y en el 2014 el déficit llegó a Q30 millones 580 mil 549.

De León dejó el Registro de la Propiedad con una indemnización autorecetada de Q502 mil 545.70, por 39 meses de trabajo, incluido un bono diferido de Q23 mil 175 y un bono vacacional de Q57 mil 124.

Samantha Marisol Mejía, su directora de Recursos Humanos, recibió una indemnización de Q105 mil 208.53.

De León firmó un Pacto Colectivo de Condiciones de Trabajo en el Registro General de la Propiedad que incluía un bono de Q300 por aniversario, un bono navideño de Q1 mil 700 y un bono antiestrés que establece un pago mínimo de gimnasio a los trabajadores.

El Pacto fue denunciado este año por el actual registrador Elmer Beltetón, por lesionar las finanzas de la institución con los beneficios otorgados.

Hallazgos

Un informe de auditoría interna de agosto del 2014 reportó al despacho general sobre el incumplimiento del arancel, y la respuesta fue que no se le expusiera a la Comisión Nacional Registral, para no dejar evidencia.

El Registro otorgó préstamos personales a empleados, lo cual pudo poner en riesgo las finanzas, según un informe ordenado por las nuevas autoridades del Registro.

El 23 de septiembre de 2015, la Procuraduría General de la Nación (PGN) denunció en el Ministerio Público (MP) que el Registro General de la Propiedad está desfinanciado desde el 2012 y a pesar de ello se dieron beneficios a trabajadores de la institución según el Pacto Colectivo.

En la denuncia, la PGN reporta un déficit en el Registro de Q45 millones 591 mil 435 hasta julio de este año, y alega que a pesar de eso se contrató más personal.