¿Cómo puede impactar en Guatemala la elección de Nayib Bukele en El Salvador?

La elección de Nayib Bukele como presidente de El Salvador podría incidir en las relaciones bilaterales entre ese país y Guatemala, aunque los cambios no serán tan radicales, consideran analistas, quienes ven la relación entre EE. UU. con el Triángulo Norte de Centroamérica como uno de los aspectos en los cuales podría haber mayor impacto.

Las relaciones entre Guatemala y El Salvador seguirá sin cambios radicales ante la llegada de Bukele al poder. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las relaciones entre Guatemala y El Salvador seguirá sin cambios radicales ante la llegada de Bukele al poder. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Con el 53 por ciento de los votos, Bukele ganó el domingo la elección presidencial en primera vuelta y terminó con 30 años de gobierno tanto de la Coalición Arena y del (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) FMLN en El Salvador.

A criterio del analista político Renzo Rosal, la llegada de Bukele a la presidencia de El Salvador puede inyectar positivismo en la región y generar una mejor interacción de la relación entre EE. UU. y el Triángulo Norte de Centroamérica dado a que llega “con mucho músculo y confianza”.

Según Rosal, tanto el gobierno de Jimmy Morales, en Guatemala, como el de Juan Orlando Hernández, en Honduras ya están muy desgastados y el propio gobierno de EE. UU. les tiene desconfianza, por lo cual con Bukele al frente, El Salvador podría generar un acercamiento más efectivo que podría derivar, incluso, en un mejor clima para la inversión.

No obstante, el analista cree que debido a lo “pragmático” del mandatario electo de El Salvador, las relaciones que este buscará con Morales no serán muy cercana puesto que no comparten la misma visión en cuanto a la lucha contra la corrupción.

Lea también: La ONU expresa preocupación por riesgos sobre jueces y fiscales guatemaltecos

Como ejemplo, citó, mientras el gobernante guatemalteco ha expulsado a la Cicig (Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala), la oferta electoral de Bukele incluyó la instauración de una comisión anti mafias similar a esta en ese país.

Intereses comunes

Para el exvicecanciller Érick Maldonado, al hablar de los intereses comunes que hay entre Guatemala y El Salvador, preocupa la incertidumbre de cuál es la línea ideológica del nuevo gobierno y del mismo Bukele, también el que aparte de su compañero de fórmula, el electo vicepresidente Félix Ullua, no hay figuras visibles dentro de los cuadros que lo llevaron a ganar la presidencia.

Bukele se caracterizó por no hablar con medios ni asistir a debates, sin embargo encontró eco en su propuesta de instaurar una especie de Cicig en El Salvador. (Foto Prensa Libre: AFP)

Maldonado estima que con Bukele habrá una mayor afinidad ideológica con El Salvador; además, como sea el caso, Guatemala deberá buscar acercamientos por la similitud cultural e histórica que tienen los países y porque los problemas los afectan por igual, seguridad, migración, unión aduanera, e integración regional.

Las relaciones bilaterales cobran mayor importancia para Guatemala ahora, añade Maldonado, porque el gobierno de Morales le ha apostado a las relaciones bilaterales más que a las multilaterales, y como ejemplo recordó el distanciamiento con la Organización de Naciones Unidas, sobre todo a raíz del caso Cicig.

“Difícilmente habrá un giro de 180 grados en las relaciones entre ambos estados, creo que deben ser políticas de estado las que sigan marcando el rumbo de las relaciones —bilaterales— y no las políticas de un gobierno”, subrayó el exvicecanciller.

Lea también: TSE denuncia al partido político TODOS por supuesto financiamiento electoral ilícito

Rosal cree que, en los temas diplomáticos, sobre todo las relaciones de la región con Israel y China Taiwán, la elección de Bukele podría tener algún impacto, debido a que no hay motivos para que el mandatario electo de El Salvador cambie de postura, con lo cual se mantendrá alejado de ambos países.

Guatemala ya probó elegir a un outsider

Los analistas también consideran que es poco probable que en las elecciones de Guatemala de este año los votantes elijan —como ocurrió en El Salvador— a un candidato alternativo o antisistema, conocidos también como outsiders, debido a que el país ya eligió a uno, Jimmy Morales, y no ha cumplido las expectativas.

La migración irregular es uno de los problemas que comparten Guatemala y El Salvador. (Foto Prensa Libre: EFE)

“En Guatemala ya se comprobó qué es un outsider y los resultados son graves, muy negativos”, expuso Úrsula Roldán, directora del Instituto de Investigación y Proyección sobre Dinámicas Globales y Territoriales de la Universidad Rafael Landívar.

La analista considera que el proceso electoral de Guatemala estará predominado por la oferta electoral que tenga que ver con la lucha anticorrupción y con la credibilidad que tengan aquellos candidatos que se inscriban en la contienda.

Lea también: ¿Quién es Nayib Bukele, el próximo presidente de El Salvador?

Similar lectura hace el analista en temas internacionales Jorge Wong, para quien los guatemaltecos han visto los pobres resultados que dejaron los primeros tres años del gobierno de Morales, quien “se encargó de desenmascarar con sus actos” que la intención siempre fue mantener el estatus quo.

Al comparar la elección de Jimmy Morales y la de Bukele en El Salvador, Wong afirma que fueron procesos muy distintos, ya que el mandatario electo salvadoreño ya contaba con experiencia en instituciones públicas, por lo cual si surgiera un candidato antisistema en Guatemala deberá contar con un historial intachable en manejo de recursos públicos para que tenga posibilidades de vencer.

Victoria aplastante

Bukele obtuvo la victoria el domingo en primera vuelta con un millón 388 mil nueve votos (53.02%) frente a a los otros tres candidatos.

El segundo lugar fue para Carlos Calleja, de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con 831 mil 726 votos (31.77 %), mientras que el candidato del gobernante FMLN, Hugo Martínez, fue relegado al tercer lugar con 377 mil 404 (14.41%, a falta de concluir el escrutinio preliminar.

Lea también: Transición de poder en Venezuela es inminente, dicen opositores, lea por qué

Con el 99.94% de los votos escrutados, la peor parte se la llevó el candidato del partido de reciente formación Vamos, con apenas el 0.78 % de los sufragios.

Pero la victoria, consideran los analistas, más que un apoyo a Bukele es una muestra de rechazo a la política tradicional, y como muestra citan que, por primera vez en 30 años, el poder estará en manos diferentes a Arena o al FMLN.

El presidente electo de El Salvador centró su campaña en una oferta electoral de lucha contra la corrupción y optó por no hablar con medios de comunicación ni asistir a debates, una estrategia que los expertos consideran no daría resultado en Guatemala.

“Lo veo un difícil que solo —el manejo de—las redes tengan impacto, El Salvador tiene otras características, es un país más pequeño, más urbano, contrario a Guatemala que es más rural”, subrayó Roldán.

“En Guatemala no funcionaría porque él —Bukele— se dio a conocer previamente y creó una coalición de centro derecha. La estrategia fue hecha a su medida y si cualquier político la usa en Guatemala, no funcionaría porque la gente sabe quién es quién”, añadió Wong.

Contenido relacionado

> Los retos que enfrentará Nayib Bukele, el próximo presidente de El Salvador

> Cuales fueron las promesas de campaña en El Salvador y por qué podrían trasladarse a Guatemala

> Nayib Bukele se proclama presidente de El Salvador

 

2

Saul Villanueva Hace 7 meses

Lo que pasa q todas la televisoras prensa es sobornado por arena fmln a el le echaban tierra.y otra el a hecho cosas q nunca se avian visto en San Salvador la capital.

Manuel Sagastume Hace 7 meses

Empezando porque es mu sul mán, acaudalado, educado y ha dado muestras de buena adminsitración edil, le pone chile a la cosa, lo cual no lo hace cualquier “outsider”.