Compras directas representan 80% de primer cuatrimestre

El 80 por ciento de las compras en el primer cuatrimestre del año las efectuó el Estado a través de compra directa, forma que a pesar de estar en ley, analistas consideran que es utilizada para fraccionar las adquisiciones, y con ello obviar la cotización y licitación.

Pulse aquí para ver la infografía Formas de Adquisición

GUATEMALA-. El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y el Ministerio de Salud son los que más utilizan este modelo de compra. El primero ha adjudicado siete mil 164 concursos, por un monto de Q267 millones 91 mil 890, mientras que Salud ha otorgado mil 786 contratos, que suman Q104 millones 468 mil 888.

En la modalidad de compras directas o publicaciones sin concursos figuran contratos de personal, servicios básicos —agua, luz eléctrica, teléfono—, arrendamientos y facturas de fondos rotativos, entre otros.

Diputados de Encuentro por Guatemala (EG) denunciaron el miércoles pasado que el 99 por ciento de las compras realizadas en la administración central, que incluyen ministerios y secretarías, se hacen por medio de compra directa y por excepción.

Mayores montos

Según registros de Guatecompras, durante el primer cuatrimestre, el Estado ha adjudicado 12 mil 776 concursos por Q4 mil 476 millones, a pesar de que las compras directas ocupan la mayor cantidad de los concursos otorgados. Los modelos de licitación y de transparencia en el uso de fondos públicos han adjudicado menos concursos, pero estos han sido por montos elevados.

Por medio de licitación pública se han otorgado 56 concursos por Q1 mil 186 millones 700 mil 245.88, mientras en el modelo de Transparencia, en el uso de fondos públicos, se efectuaron 499 contratos, que suman Q1 mil 262 millones 331 mil 528.61.

Modelo cuestionado

Marvin Flores, consultor de Acción Ciudadana, indicó que en la compra directa “se publican contratos por consultorías o contratación de servicios técnicos, los cuales son permitidos por la Ley, y eso es correcto, pero hay un abuso de este modelo para la adquisición de bienes y servicios”.

“En lugar de hacer una compra consolidada lo que hacen es comprar por pocos o de forma fraccionada y aparte el monto de la compra directa está muy alto —Q90 mil—. En el caso del IGSS y de Salud lo que opera es un mecanismo perverso y es cuando no funciona el contrato abierto o no hay algún medicamento en esos contratos, y lo que hacen es adquirirlo por compra directa”, dijo Flores.

La comisionada presidencial de Transparencia y Gobierno Electrónico, Verónica Taracena, indicó que no se debe condenar la compra directa porque la mayoría tuvo concurso y fueron competitivas.

“Un ejemplo es la compra de medicina que están agarradas en contrato abierto y al momento de adquirirlas se hace por compra directa. Otro punto importante es que a veces las unidades no cuentan con los recursos para hacer cotizaciones y lo hacen conforme a como Finanzas les entrega los fondos, añadió Taracena.

Cambiar la ley

La comisionada presidencial de Transparencia y Gobierno Electrónico, Verónica Taracena, considera necesario que el Ministerio de Finanzas mejore los informes sobre adquisiciones, ya que a veces generan confusión.

“Parte de la Transparencia es emitir reportes que los entienda todo el mundo. A veces los reportes son técnicos y uno se puede confundir. A veces esos reportes duplican adjudicaciones. Un ejemplo es el contrato de una persona por Q120 mil, pero a la vez se genera otro donde recibió Q10 mil cada mes y, al final, el reporte señala que al año recibió Q240 mil, lo cual no es correcto”, expuso.

Agregó que por compra directa aparece otro tipo, como contrataciones de personal, pago de servicios, arrendamiento de inmuebles, pago a través del fondo rotativo, entre otros.

Verónica Taracena, comisionada presidencial de Transparencia y Gobierno Electrónico.

No existe reglamento

Marvin Flores, de Acción Ciudadana, señaló que el problema de la compra directa es que no está reglamentada y queda a criterio de cada institución. Algunas unidades publican el concurso, pero ya está otorgado.

Se obvia proceso

El diputado Álvaro González, de Creo, indicó que el problema de la  compra directa   es que se fracciona la adquisición, disfrazan compras grandes y las dividen abajo de Q90 mil, se obvia la licitación, y eso lo permite la ley.

Dividen compras

Carlos Martínez, del Ipnusac, dijo que para efectos de fiscalización  se debe verificar que en las compras directas  no estén ocultas operaciones que provienen del fraccionamiento de  compras grandes que se hayan hecho.

No hay oferentes

Según el diputado Luis Pedro Álvarez, de Encuentro por Guatemala, al no haber licitación  no hay más oferentes, y las unidades compran a quien se “les da la gana”, no hay competencia ni transparencia y se presta a corrupción.

Conceptos

COMPRA DIRECTA:Es la contratación que se efectúa en un solo acto, con una misma persona y por un costo de hasta Q90 mil. Esta se hará bajo la responsabilidad y autorización previa de la autoridad administrativa superior de la entidad interesada.

COTIZACIÓN:Se utilizará este modelo cuando el precio de las compras excedan los Q90 mil, pero no sobrepasen los Q900 mil. El procedimiento es solicitar, mediante concurso público a través de Guatecompras, ofertas firmes a proveedores legalmente establecidos.

LICITACIÓN:Cuando el monto total de los bienes, suministros y obras exceda los Q900 mil, la compra o contratación deberá hacerse por licitación pública. La junta de licitación está integrada por cinco miembros, nombrados por la autoridad administrativa superior