Congreso aprueba ayuda para familias de Guatemala afectadas por el coronavirus

Legislativo aprueba deuda para aliviar la crisis del coronavirus en familias, trabajadores del sector privado y empresas.

Publicado el
Bancadas de oposición y oficialismo apoyaron el paquete de ayuda a afectados por coronavirus. (Foto Prensa Libre: Congreso)
Bancadas de oposición y oficialismo apoyaron el paquete de ayuda a afectados por coronavirus. (Foto Prensa Libre: Congreso)

El Congreso aprobó la madrugada de este viernes 3 de abril una ayuda de Q1 mil para familias afectadas por los efectos del coronavirus en Guatemala.

Lo anterior se desprende de la ley de rescate económico a las familias por los efectos causados por el covid-19 que presentó el presidente Alejandro Giammattei y que el Legislativo aprobó de urgencia nacional, pero que luego se entrampó en la redacción final.

Esa ayuda se llamará Bono Familia y estará bajo la gestión del Ministerio de Desarrollo Social. Son Q6 mil millones los que se entregarán mensualmente por medio de los bancos del sistema.

El bono tomará en cuenta a familias cuyo recibo de luz de febrero de 2020 sea menor a 200 kwh y no aplica para trabajadores, contratistas ni las clases pasivas del Estado y pensionados del IGSS.

Diputados oficialistas, aliados y opositores expresaron que dieron su voto a favor a fin de ayudar a quienes están sufriendo el embate de la pandemia. Algunos cuestionaron en discursos el mecanismo del recibo de luz como comprobante para acceder a la ayuda porque hay hogares en la provincia, adultos mayores o personas con discapacidad que no tienen el servicio.

Contra el coronavirus

Además, los diputados aprobaron Q2 mil millones para el fondo de protección del empleo, el cual es específicamente para trabajadores del sector privado, con ayudas de hasta Q75 por día. Ese fondo estará bajo gestión del Ministerio de Economía.

También fue aprobado un fondo de Q3 mil millones, administrados por el Crédito Hipotecario Nacional, para créditos con intereses blandos para comerciantes, cooperativistas y empresas. Q400 millones destinados para la micro, pequeña y mediana empresa.

A través de una enmienda, fue reformada la ley de emergencia creada la semana pasada, para que las personas políticamente expuestas no puedan acceder a créditos.

Esos Q11 mil millones se financiarán con deuda a través de bonos del Tesoro.

Discusión y protesta

La bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) planteó en una enmienda que restaban Q270 millones de lo destinado a créditos a empresas para subsidiar directamente a quienes consumen entre cero y 300 kwh de energía, la cual abarca el 81% de los 3.5 millones de usuarios del servicio. Diputados protestaron porque la directiva cerró la votación cuando estaba a dos votos para que fuera aprobada y demandaron que esta enmienda fuera sometida de nuevo a votación, lo cual no ocurrió.

Luego de más de una hora de discusión, entre discusiones y reunión de jefes de bloques dentro del hemiciclo, surgió otra enmienda para que Q270 millones pasen al Instituto Nacional de Electrificación (INDE) para que aumente el aporte al subsidio de la tarifa social, el cual sí fue aprobado por 146 diputados.

Antes de la aprobación, el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, dijo que el paquete de ayuda busca alcanzar a 2.8 millones de familias, es decir el 80 por ciento, según proyecciones de 2018 del Instituto Nacional de Estadística.