Congreso suspende 54 contratos sospechosos

La Directiva del Congreso decidió suspender la contratación de 54 personas bajo el renglón 011, las cuales habían sido presupuestadas el último mes por el expresidente de ese organismo, Luis Rabbé. Con esta medida habrá un ahorro de unos Q500 mil.

Archivado en:

Congreso
La planilla del Congreso ha generado indignación por abusos en nepotismo, número de empleados y salarios elevados (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La planilla del Congreso ha generado indignación por abusos en nepotismo, número de empleados y salarios elevados (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Entre las personas que no serán trabajadores del Congreso sobresale Andrea Gabriela Ballesteros Morales, hija del exdirector interino de ese organismo y exasesor de Rabbé, Francisco Ballesteros, quien asumió la Dirección del Legislativo, luego que renunció Luis Mijangos, pero al asumir la nueva Directiva fue destituido aduciendo que no era de confianza.

Según Taracena, las plazas fueron contratadas a último minuto y le costarían cerca de Q6 millones al año. “Junta Directiva decidió que ya hay mucho personal y las plazas tampoco están justificadas. Todos los trabajadores estaban en período de prueba y ya van a ser notificados que no se les va a contratar”, detalló.

“En el Congreso somos expertos en justificar puestos, hay un montón de nombres raros… El mensaje es claro, no más plazas, no más justificaciones de querer contratar más gente, ahora nos vamos a meter a lo que diga la ley”, aseguró el presidente del Legislativo.

Agregó que este sería el tercer paso para ordenar el aspecto administrativo de ese organismo: “Ya dimos a conocer los nombres, luego se congelaron las plazas 011 y ahora se decidió no contratar a estas 54 personas”, manifestó.

Según el parlamentario, estas personas no serán contratadas bajo ningún otro renglón. “Pasan a quedarse sin trabajo, lamentablemente”, subrayó.

“Estas personas fueron contratadas por el expresidente Rabbé”, dijo Taracena, pero aclaró que hay personas solicitado por todas las bancadas, “hay hasta de mi partido”, refiriéndose a la Unidad Nacional de la Esperanza.

“Entiendo que mis compañeros diputados no están con la mejor sonrisa, pero tienen que entender que estamos viviendo una etapa de mucha vergüenza, y la tenemos que vivir con humildad, aceptar los errores, entender que fuimos todos, no hay ningún solo diputado que se salve o que se quiera venir a echar baños de pureza, todititos tuvimos pecados”, justificó el congresista.

Agregó: “Hay excesos, hay abusos, no hay nada ilegal, si quieren inmoral, pero hasta allí… es como el alcoholismo, levanten la mano señores diputados: ¿Tenemos problemas? Sí, sí tenemos problemas y debemos resolverlos”.

Desempleados

Además de la hija de Ballesteros, quedarán desempleados Catarina Tambriz y Tambriz de Quema, hermana del diputado del grupo Alianza Ciudadana, Francisco Tambriz y Tambriz; José Victor Monzón, hijo de la diputada Elza Leonora Cu Isem, y Felipe Toribio García Chutá, hermano del extercer secretario. Manuel García Chutá.

El presidente del Congreso dijo que muchos diputados y administrativos se quejaban porque estas personas no llegaban a trabajar y que le pedirán al jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, que investigue si las denuncias de plazas fantasma.

También quedó sin trabajo Claudia Floridalma Hernández Cholotío quien además de trabajar en el Congreso como asistente de García Chutá, en 2015 tenía un contrato con la Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (
Diaco).