Coprecovid propone al Congreso una excepción al Presupuesto para comprar vacunas

Ante la eventual demanda de vacunas contra el coronavirus el doctor Edwin Asturias planteó la posibilidad de una reforma legal, que le permitiría a Guatemala competir a nivel mundial por el antídoto.

Publicado el
El doctor Edwin Asturias, de Coprecovid, acudió a dos citas legislativas relacionadas a la adquisición de vacunas contra el coronavirus. Fotografía: Prensa Libre (Juan Diego González).
El doctor Edwin Asturias, de Coprecovid, acudió a dos citas legislativas relacionadas a la adquisición de vacunas contra el coronavirus. Fotografía: Prensa Libre (Juan Diego González).

El Ministerio de Finanzas estima presentar una propuesta a inicio de 2021 que le permita al Estado agilizar esta forma de compra, ya que fondos que no fueron ejecutados durante el estado de Calamidad de la pandemia también serían usados para estas adquisiciones, pero se requiere del visto bueno de los diputados.

 

“Si tendría que haber uno de los fondos destinados para la vacuna y una norma presupuestaria que permita que el ministerio de Salud compre las vacunas en estas condiciones que se han ido cambiando el tema de los anticipos, habría una norma para poder comprar por excepción y dar anticipos”, añadió Alvaro González Ricci, ministro de Finanzas.

Por su parte el diputado Álvaro Arzú Escobar, jefe de bloque de Partido Unionista, se comprometió en trabajar con Finanzas un proyecto de ley en este sentido, que estima seria respaldada por la mayoría de congresistas.

“Hay acciones que podemos tomar hoy o en los próximos días para poder facilitar al Estado de Guatemala para que haga otro tipo de negociaciones, fuera del mecanismo covax, para poder adquirir un lote mayor de vacunas (…) yo no le vería mayor problema que si lo trabajamos conjuntamente con Finanzas, hacer un proyecto de ley y hacer una excepción de compras porque eso le liberaría al gobierno ir a negociar lotes más grandes de vacunas”, señaló.

La postura de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) es hacer el trabajo que les corresponde a favor de garantizar los recursos necesarios para esta medicina a los guatemaltecos, pero criticó la forma en que el ministerio de Salud ha ejecutado su presupuesto en plena pandemia.

Cifras del bloque de oposición dan cuenta que el ministerio no invirtió Q10 millones en el 2020, considerando que hubo momentos de crisis por la falta de pago al personal médico y hasta carencia de pruebas para la detección del coronavirus.

Poco transparente

Aunque exista un consejo a lo interno del ministerio de Salud para trazar la mejor estrategia de vacunación, a criterio del doctor José Ortiz, director del Observatorio Nacional de Salud, la propuesta de Asturias no es la mejor.

“Lo veo con muy poca transparencia, desde que se conformó esta comisión no es el proceso idóneo, ya que la gente que participa son funcionarios y debería de ser como hizo México, que armó su plan y ya hasta disponen de vacunas, ya saben cuál van a comprar, fueron decisiones que no emanaron de determinados funcionarios que podrían favorecer a determinada farmacéutica”, advirtió.

Diputados esperan que Salud se comprometa a comprar vacunas de calidad y no las más baratas, escudándose de no contar con los espacios idóneos de almacenaje, pero la entidad afirma que va a velar para que el lote entregado a Guatemala cumpla todas las expectativas.

“En ningún momento vamos a recibir la vacuna por el precio, nos vamos a guiar por la calidad y por lo que el país pueda tener la capacidad de almacenaje, todo eso es muy importante; la vacunación se va a desarrollar a nivel nacional, no vamos a traer a personas para que se vacunen aquí, vamos a tener personal en los departamentos y municipios”, respondió Amelia Flores ministra de Salud.

Durante el año esta cartera ha recibido críticas de transparencia, hasta la Comisión Presidencial Contra la Corrupción presentó una denuncia contra el ministerio por dudar de sus mecanismos, incluso diputados revelaron como la mayor parte de diagnósticos fueron otorgados a una misma empresa.

Se requieren Q1 mil millones

Lo que significa que aunque la vacuna llegué al país no garantiza darle un alto a la pandemia, aún quedaría un 80% de la población que no tendría acceso a ella, lo que podría repercutir en posibles contagios, que de no ser controlados, dejaría estadísticas nada favorables.

Al menos, para lograr cubrir a la mitad de los guatemaltecos el Estado requiere de Q1 mil millones, según los cálculos que maneja el ministerio de Finanzas y la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid – 19 (Coprecovid).

“No nos va a dejar salir totalmente de la pandemia, eso lo que va a hacer y su objetivo es proteger a nuestro personal esencial y al mismo tiempo evitar la mortalidad de este virus, pero para reactivar la economía como se debe necesitamos cubrir por lo menos al 50% de la población económicamente activa para llegar a esa protección comunitaria”, explicó Edwin Asturias, titular de la Comisión.

Pero ni siquiera ese primer lote de vacunas para Guatemala ha sido cancelado, apenas se ha entregado un 15% de su costo, es decir Q89 millones, lo restante tendrá que venir de fuentes de financiamiento, incluidos algunos préstamos y futuras readecuaciones presupuestarias.

Las primeras vacunas fueron ganatizadas mediante el método covax, del que sirve como intermediaria la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que países con bajos recursos, como Guatemala, no queden fuera de la distribución.

Pero también existe la opción para que el país haga negociaciones directas con las farmacéuticas, pero son necesarias las compras por excepción en las vacunas, y por ende una reforma a la ley de compras que tendría que conocer el Congreso.

“Si Guatemala estratégicamente quiere asegurar el otro porcentaje de vacunas si hay una actividad que creo es importante el Congreso trabaje con Finanzas y es, el amarre más importante que tenemos, la ley de contrataciones del Estado. Lamentablemente no nos deja muy sencillamente salir con anticipos por cualquier contrato que hagamos, sería probablemente prudente, para estar competitivos en el mecanismo internacional de compra que se apruebe una excepción a esta forma de contratación”, fundamento Asturias.