Diputados creen que freno a plenarias de los miércoles daría  paso solo a leyes ordinarias

Por mayoría, los jefes de diferentes bloques del Congreso decidieron suspender la discusión de las reformas constitucionales, debido a que aún no hay consenso en la aprobación del artículo 7, que reforma el artículo 209 constitucional y crea el Consejo de Administración Judicial. Con ello buscarían darle “una última oportunidad” al tema.

Grupos a favor y en contra de las reformas han mantenido presión contra los diputados. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)
Grupos a favor y en contra de las reformas han mantenido presión contra los diputados. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)

Algunos diputados consideran que este receso significa el fin a las reformas constitucionales y que la solución es presentar un juego de leyes ordinarias para fortalecer el sector justicia, y que ya trabaja el diputado Oliverio García Rodas.

El aludido explicó  que labora en una nueva propuesta de reforma constitucional al considerar necesario hacer cambios a la administración de justicia, pero que el proyecto aún no está listo. Son cuatro propuestas de reforma constitucional y de otras leyes, adelantó.

Nueva discusión

La diputada Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala, dijo que se analizó dejar un tiempo mínimo para ver si se logra consenso dentro del Congreso y con otras agrupaciones, ya que las personas que han llegado al Congreso pueden tener otras propuestas y enriquecer así el proyecto.

“Este es un esfuerzo más para recuperar no solo el artículo 209, sino obviamente el resto de artículos que son de bastante importancia, porque tienen que ver con la elección de magistrados de la Corte de Constitucionalidad, Corte Suprema de Justicia,  del Ministerio Público y el fuero militar, por lo que se consideró  necesario dejar este tiempo para convocar a una reunión y analizar las debilidades”, expuso Montenegro.

La parlamentaria consideró que se hace un intento más para tratar de recuperar una reforma que cada vez se ve más lejana. Es algo  legítimo  que busca generar diálogo y apertura a otros sectores, estimó.

“Si esto no es posible tendremos que entender que no se puede aprobarlas”, manifestó la congresista.

El diputado Orlando Blanco, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), dijo esperar que las organizaciones estén conscientes de esta necesidad y que el receso se convierta en un apoyo en la próxima reunión.

“Lo que sucede es que hay un ambiente muy tenso en el marco de la reforma, producto de que hay posiciones encontradas, influenciadas por intereses que no quieren el fortalecimiento de la justicia. Los grupos en contra de la reforma están porque tienen relación con personas  detenidas por señalamientos de corrupción y  empresarios corruptos, y grupos que están bajo la sombra del crimen organizado y narcotráfico”, señaló.

El diputado del bloque  Movimiento Reformador (MR), Boris España, manifestó que no existen consensos  porque se están haciendo enmiendas sin tener antes un consenso.

“Lo que ahora sucede  está bien para rescatar el artículo por parte de las personas que presentan las enmiendas, pero no hacen los consensos necesarios con los bloques, entonces esto genera desconfianza y no da  certeza y por eso se suspende la discusión. De alguna forma es positivo para las personas que buscan las reformas, y es negativo para los grupos que están en contra”, expuso España.

El jefe de bloque del partido Fuerza, Raúl Romero, manifestó que  el tiempo que no se va a discutir la reforma servirá para llegar a los consensos en la discusión de las enmiendas y llevar algo preparado.

“Se rumora que surjan nuevas enmiendas a ese artículo —209 constitucional— y creemos que es prudente continuar las reformas con más acuerdos; por el momento no se ha suspendido  la discusión”, sostuvo Romero.

Los diputados tienen previsto para hoy la aprobación de la reforma a la Ley Nacional de Cultura Física y del Deporte, con la que se levantaría la sanción que mantiene el futbol guatemalteco. También  se elegirían tres relatores de la Comisión contra la Tortura y se aprobarían las reformas “para viabilizar”  el presupuesto del Estado.

Es necesario mejorar el sistema

Antonio Malouf, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif),  indicó  que  hay mucho problema porque se  poralizó el tema, por lo que ve importante que se tomen un tiempo para que  todo marche  mejor.

“Nosotros en el sector privado organizado creemos que es necesario mejorar el sistema de justicia, pero esa mejora debe ser que si se va a tocar la Constitución debe ser la mejor opción y no por andar corriendo va a salir algo que no va a estar bueno”, señaló el empresario.

Malouf agregó que se ha percibido que hay mucha prisa de diversos sectores, pero es importante que esto se haga de manera  correcta ya que no se está tocando una ley ordinaria sino la Constitución.

“Esperamos que este receso no sea un receso per se, sino un tiempo para analizar y dialogar para llegar a un acuerdo”, refirió.

La reforma estaba desgastando

El procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque, señaló que es importante que “se logren o no los consensos”, y consideró innegable  que cada miércoles se estaba volviendo desgastante para todos.

“Lo preocupante es que lejos que estos enfrentamientos fueran en el ámbito académico o con verdadero sustento se había vuelto  muy violento, más con corazón que con razón. El que está a favor de las reformas es  bueno y el que está en contra es  malo; ya se perdió el espíritu y la discusión en el Congreso”, explicó el procurador.

El Magistrado de Conciencia manifestó que espera que la prórroga dé como resultado certeza de lo que se va a lograr, sea que se aprueben o no.   

“Ojalá que esto lograra consensos o si no de una vez determinar que no hay consenso y que no se piensa aprobar. Es mucho más sensato y mucho más honesto”, concluyó.

No quieren modificar nada

El coordinador general del Comité de Unidad Campesina (CUC), Daniel Pascual, manifestó que les preocupa el receso en la discusión  de las reformas, debido a que en un  inicio distintos sectores estaban en contra del artículo 203, y al retirarlo pensaron que se iba a abrir el camino, pero  no ocurrió así.

“No se quiere modificar nada para mantener la corrupción y la impunidad, pero también se están cuidando las espaldas porque hay varios empresarios que  posiblemente sean capturados por que no pagan impuestos y mantienen privilegios fiscales”, estimó Pascual.

El líder indígena indicó que también hay grupos vinculados con el genocidio.

 “Esta es una batalla de la corrupción y la impunidad en contra de la seguridad y la justicia.  Las elecciones pasadas no llevaron diputados probos,  por lo que ellos mismos se están cuidando”, advirtió.