EE. UU. recortaría apoyo a seguridad en Guatemala

La  propuesta presupuestaria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incluye un recorte a la ayuda exterior para Latinoamérica para el año fiscal próximo, y en el caso de Guatemala se verá reducida la asistencia para el desarrollo.

Trump quiere reducir la ayuda de Estados Unidos para Centroamérica y México. (Foto Prensa Libre: AFP)
Trump quiere reducir la ayuda de Estados Unidos para Centroamérica y México. (Foto Prensa Libre: AFP)

De aprobarse la propuesta en el Congreso,  el país recibiría US$80.7 millones,  US$50.5 millones menos de los US$131.2 millones que recibió en el 2016. Es decir, un recorte de  casi 39 por ciento.  

Los rubros más importantes de la ayuda son fondo de apoyo y desarrollo económico, US$76.9 millones, y salud,  US$3 millones.

El recorte  es sustancial, y reduce la ayuda al desarrollo y al fortalecimiento institucional que había potenciado el anterior gobierno de Barack Obama.

Según analistas, Trump propone en su presupuesto fusionar la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid,  en inglés), con el Departamento de Estado.  En un documento del presupuesto del Departamento de Estado, que contiene 15 páginas, se detalla cómo se efectuarían los planes del gobierno de Trump para reducir la ayuda a los países en el año fiscal próximo.

Menos dinero

 Con la propuesta de Trump, algunos de los  programas que se verían afectados en Guatemala con el recorte corresponden a salud y  seguridad.

Usaid, que tiene un presupuesto de US$13 mil millones, tendría US$3 mil  millones en el 2018.

La agencia apoya aquí con programas para contrarrestar los efectos de la desnutrición crónica y vela por la implementación de los programas de agricultura y nutrición.

Por otra parte, Guatemala tendría menos apoyo en educación y formación militar, proyecto del plan Alianza para la Prosperidad, que pasa de US$775 mil a US$760 mil.

 El Fondo de Apoyo y Desarrollo Económico recibirá un aporte de US$76 mil 900. Este rubro también se refiere al apoyo del plan Alianza para la Prosperidad, que vela por   programas a la seguridad, justicia y proporciona alternativas a la migración. Antes no aparecía ese rubro.

El presupuesto —presentado ayer— debe ser aprobado por el Congreso y podría sufrir cambios. Concede US$37 mil 600 millones al Departamento de Estado, de los cuales US$1  mil 93 millones van a parar a las operaciones en el continente americano y el Caribe, un descenso de US$614 millones respecto del año fiscal 2016.

“Hay una reducción, pero aun así se está dando prioridad a los programas centrados en complicar la actividad de las organizaciones criminales trasnacionales, fortalecer la seguridad fronteriza y combatir la corrupción”, dijo el director de la oficina de ayuda exterior del Departamento de Estado, Hari Sastry, en una conferencia de prensa telefónica.

El desglose país por país del presupuesto propuesto muestra recortes en todas las naciones, y elimina las partidas dedicadas a Cuba, que en el 2016 recibió US$20 millones, y a Venezuela, que ese año obtuvo US$6.5 millones  y esta vez no tiene fondos.

Opiniones