Ejecutivo tiene saldo negativo en comunicación

El Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos (Ipnusac) presentó un análisis donde asegura que el primer año de Gobierno ha sido negativo en torno a la comunicación social y exposición como figura presidencial de Jimmy Morales.

La Usac considera que el presidente Morales no tiene una política de comunicación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La Usac considera que el presidente Morales no tiene una política de comunicación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Esa calificación se deriva de la ausencia de política de comunicación incluyente, participativa y abierta. Ha sido lo contrario: renuente a la crítica, discurso confrontativo, mensajes autocomplacientes y actitud distante con los medios de comunicación”, asegura el estudio.

El Ipnusac asegura que “las dificultades de comunicar del presidente de la República, la función del vocero ha sido aún más desgastante que, contrario a lo que se espera, profundiza las crisis, superficializa los momentos apremiantes de la gestión gubernamental y se vuelve un obstáculo para las actividades de la prensa independiente que cubre la fuente”.

Morales contestó de forma retadora a los señalamientos en su contra en la última entrevista que concedió a Prensa Libre por su primer año de Gobierno.

La pregunta al presidente fue “Persiste la sensación de que no hay mucha apertura de su parte para hablar con los medios de comunicación, en conferencias de prensa. ¿A qué se debe?”

Este respondió “Tres cosas: primero, qué bueno que solo haya sensación de que se oculta información, antes había convicción de que se ocultaba información, o sea que hemos mejorado. Segundo, el acceso del presidente a la prensa eso no es ocultar información, sino, simple y sencillamente, cubrir una agenda que cada día se complica más porque los temas son bastante profundos, y que tuvimos la disposición que no es el presidente el que tiene que salir a dar las informaciones sino por el contrario, darle la responsabilidad a quien tenga la institución a cargo.

La respuesta del mandatario da a entender que su mecánica continuará incluso agregó:  “Se nos acusó en algún momento “es que el presidente se tarda mucho en dar declaraciones”, y yo contesté: “el presidente va a salir a dar las soluciones, mientras tanto da instrucciones de qué se hace en cada cartera”.

Jimmy Morales: A la gestión de mi gobierno le doy un ocho de diez

El Instituto agrega: “Pese a su fama de comunicador, el mandatario fue el artífice de la instantánea que mejor refleja su desempeño frente a las cámaras: La del escolar que, bajo el fuerte calor, debe escuchar sus fábulas. La cara del niño es un poema a lo trabajoso e insuficiente que ha mostrado el presidente en su función de articular un discurso de país”.

A eso se agrega que el pasado 5 de diciembre periodistas, de distintos medios de comunicación que cubren la fuente del Ejecutivo, entregaron un premio simbólico por su buena o mala  relación con la prensa a funcionarios. Destaca que el día que se entregó el reconocimiento Morales no salió a recibirlo sino que envió al vocero presidencial.

Morales ha evitado en varias ocasiones a periodistas para dar declaraciones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Morales recibió “el Membrillo” que simboliza una cerrada y reacia relación con los periodistas, quienes lo calificaron como un acto de opacidad pues da la impresión que se niega a rendir cuentas al evitar dar declaraciones.

El gobernante también fue cuestionado sobre esta situación en la entrevista realizada por Prensa Libre al consultarle: “¿Qué hizo con el membrillo?”

Morales contestó: “con relación al membrillo, me fascina el membrillo con sal y pepita lo he comido desde niño, y también me gustan las manzanas y he recibido membrillos y manzanas este año, así es que cada quien ve desde el punto de vista que quiere ver la vida y todos tienen el derecho de la libre emisión del pensamiento, y aquí siempre se va a respetar. Nunca he hablado mal de un membrillo y nunca he hablado mal de una manzana, siempre he hablado bien”.

Morales es reconocido por su poca apertura a la prensa

El informe de Ipnusac concluye: “El asesinato de periodistas, y la inactividad del Programa de Protección a Periodistas, denota la crisis de inseguridad que persiste en el país”.

Al hacer referencia a las muertes violentas de comunicadores en la provincia, el primer suceso se registró en Coatepeque, Quetzaltenango el 25 de junio de 2016 cuando Álvaro Alfredo Aceituno López, de 65 años, periodista y director de una radio local murió en el Hospital Nacional de Coatepeque luego de ser víctima de un ataque armado.

El segundo caso se registró el 3 de octubre de 2016 cuando se localizó el cadáver de Elías Ibarra, de 24 años, quien había desaparecido días antes  en Santa Elena, Flores, Petén. Ibarra era estudiante de periodismo y su cuerpo fue localizado este lunes en Santa Ana con signos de haber sido estrangulado.