Entre el 50% y 75% de deportados de Estados Unidos ha dado positivo de coronavirus, según Salud

Guatemala insiste en que Estados Unidos certifique que los compatriotas enviados no sean portadores del coronavirus.

Durante la emergencia del coronavirus Estados Unidos ha mantenido el vuelo de deportados a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Durante la emergencia del coronavirus Estados Unidos ha mantenido el vuelo de deportados a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Entre el 50 y 75 por ciento de los vuelos de guatemaltecos deportados de Estados Unidos han dado positivo de coronavirus, según el ministro de Salud, Hugo Monroy.

En rueda de prensa luego de una citación en el Congreso, el ministro dijo este 14 de abril que Guatemala tendría menos casos de coronavirus de no ser por el envío de connacionales desde Estados Unidos que, dijo, recientemente se ha convertido en el “Wuhan de América”, con más de 500 mil casos confirmados.

Monroy precisó que no estimagtiza a los migrantes sino que habla con la verdad y transparencia.

El ministro recordó que el 75 por ciento de un vuelo de deportados dio positivo -no precisó detalles por motivos de seguridad de los pacientes- y posteriormente mencionó que entre el 50 y 75 por ciento de todos los traslados han dado positivo de covid-19. Aseguró que Guatemala sigue los protocolos médicos con los compatriotas una vez lleguen al país.

Ante ese escenario, Monroy dijo que Guatemala necesita que Estados Unidos certifique que cada persona que deporta goza de buena salud, algo que ya había mencionado el presidente Alejandro Giammattei hace casi un mes, el 18 de marzo, dentro de las conversaciones con Washington para continuar con la recepción de migrantes en el contexto de la emergencia por el covid-19.

De hecho el 3 de abril último, cuando Salud ya había informado que había casos positivos de coronavirus entre los deportados -uno de 29 años de Momostenango y otro de 31 de Mazatenango-, Giammattei contradijo a la cartera y aseguró que no había ningún paciente positivo e insistió en que Estados Unidos certificaba que los migrantes no eran portadores del virus.

Pruebas masivas

El ministro explicó que está en planificación con Giammattei el momento en que comenzarán las pruebas masivas, porque debe seguirse un orden y no “al azar”

Actualmente, Guatemala hace entre 200 y 220 exámenes diarios, 2 mil 276 desde el 13 de marzo a la fecha, y en bodega hay más de 15 mil kits.

Según Monroy, no hay necesidad de masificar las pruebas, pero citó el ejemplo de Patzún, Chimaltenango, que quedó en cuarentena total luego del primer caso comunitario de coronavirus, donde se hizo prueba a casi toda la población.

“Los casos que llevamos -167 hasta el 13 de abril- es la prueba fehaciente que hemos contenido el virus. Estamos preparados para un repunte”, aseguró el ministro durante la citación con diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Durante la rueda de prensa, el funcionario aseguró que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que, con base en las evidencias, Guatemala es el país más seguro del mundo para venir durante la pandemia.

Sobre el comportamiento de la enfermedad, Monroy explicó que el caso de Guatemala es diferente, pues el grupo más afectado no son los adultos mayores ni los niños sino entre las edades de 22 y 49 años. “Tenemos una evolución del virus completamente diferente”, sostuvo.

Presentarán denuncias

Durante la citación con la bancada de la UNE, los diputados denunciaron algunas compras anómalas que ha hecho la cartera de Salud, de las cuales el titular de la cartera explicó que presentará las denuncias en los casos que amerite.

Los diputados explicaron varios casos uno de ellos registrado bajo el Número de Operación en Guatecompras (NOG) 12303488 en la que la dirección del área de salud de Chiquimula adquirió 35 termómetros infrarrojos digitales a un valor de Q27 mil 300, cada uno a Q780. Mientras que el Hospital Infantil Elisa Martínez de Puerto Barrios, Izabal adquirió 25 termómetros infrarrojos por un monto de Q7 mil 225, cada uno a un valor de Q289, una diferencia de Q491 por cada uno.

Otros de los señalamientos de los diputados es la adquisición de mascarillas N95. En el Hospital de Mazatenango, Suchitepéquez se adquirieron a un costo de Q75 cada una, en el área de Salud de Chiquimula a Q37.50, en el Hospital General San Juan de Dios y área de Salud de Jutiapa a Q39, y en el Hospital Infantil de Puerto Barrios, Izabal se adquirieron a Q24 cada una, cuando el precio de referencia establecido por al Diaco es de Q19.50 a Q25.