Gobierno modificará acuerdo ambiental que beneficia a iglesias y Giammattei señala que estas no son un negocio

Giammattei resaltó que en Guatemala hay libertad de culto durante la presentación de un acuerdo que beneficia a iglesias evangélicas para que no paguen multa bajo la normativa ambiental.

Publicado el
Alejandro Giammattei
El presidente Alejandro Giammattei se reúne con líderes evangélicos para la presentación de un acuerdo del Marn. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El presidente Alejandro Giammattei y el ministro de Ambiente Mario Rojas se reunieron este jueves 3 de febrero con líderes evangélicos para la presentación del Acuerdo 402 – 2021, que beneficiará a las iglesias para que no sean multadas bajo argumentos de normas ambientales.

Moisés Fuentes, uno de los pastores religiosos que asistió a la actividad, indicó que las iglesias evangélicas resultaron afectadas por una ambigüedad en la Ley de Protección y Mejoramiento del Medio Ambiente, aprobada mediante el Decreto 68 – 86 del Congreso de la República.

Añadió que en 2018 la Dirección de Gestión Ambiental emitió una resolución administrativa en la que se establece que las iglesias que funcionan en casas, locales comerciales y otros, debían inscribirse o regularizarse antes de una fecha establecida, o pagarían una multa de Q5 mil.

Aseveró que la referida ley estaba dirigida para proyectos, obras, industrias y actividades que produjeran deterioro a los recursos naturales, renovables o no, o que introducían modificaciones nocivas al paisaje o recursos naturales del patrimonio nacional, y que sería necesario un estudio de evaluación de impacto ambiental, avalado por técnicos en la materia y avalado por el Ministerio de Ambiente.

Sin embargo, aseguró que las actividades religiosas no deberían de considerarse lucrativas ni causantes de contaminación ambiental, por lo que no deben normarse bajo ese tipo de legislación.

Mario Rojas, titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marn), indicó que durante la administración de Alejandro Giammattei lograron solventar las peticiones de las organizaciones religiosas y “encontraron una solución pronta”.

“La libertad de culto, un derecho protegido por nuestra Constitución, no será multada bajo el argumento de normas ambientales”, resaltó Rojas.

El ministro detalló que la actividad religiosa conlleva “temporalidad, significancia ambiental, porque el área no es ocupada constantemente y que los servicios son de corta duración”, por lo que no representan un impacto ambiental significativo.

Añadió que las iglesias únicamente tendrán que registrarse en la plataforma del Marn vía web o en una de las oficinas de la institución. “No tiene costo alguno y no se pagará un centavo de multa. Las multas de Q5 mil quedan eliminadas para más de 40 mil iglesias de todo el país”, aseveró.

Subrayó que la exoneración es válida para la actividad religiosa, pues para construir un templo se deben hacer los trámites respectivos, así como seguir los lineamientos municipales.

“Esta iniciativa beneficia a todas las iglesias, de todos los cultos o denominaciones”, indicó.

Giammattei resalta libertad de culto en el país

El presidente Giammattei indicó que durante su gestión ha sido importante la comunicación con los líderes evangélicos.

Todos los meses, casi sin falta, hemos tenido reuniones con los líderes de la iglesia evangélica. Hemos acordado que en Guatemala se debe hacer posible la promesa de Dios sobre Guatemala, de convertirla en luz de las naciones, mediante acciones”, resaltó.

Aseguró que, en busca de establecer una política de respeto a la vida, desde su concepción hasta la muerte natural, lograron aglutinar 99 programas de Gobierno para hacerla realidad.

Añadió que, cuando elaboraron la política, encontraron un acuerdo gubernativo que se había postergado y que no tenía sentido.

“Uno de los principios constitucionales es la libertad de culto. Si algo hemos tratado de hacer en este gobierno es que haya libertad absoluta de culto. No hemos beneficiado a unos ni perjudicado a otros. Hemos velado porque la libertad de culto sea una realidad”, aseguró Giammattei.

Indicó que en el referido acuerdo se catalogaba a las iglesias como un negocio, pues de la misma forma que las tiendas o industrias, que debían contar con un instrumento ambiental, las iglesias también debían tenerlo.

La iglesia no es un negocio. Es un lugar donde los seres humanos nos reunimos por fe, para buscar fortaleza en nuestros corazones, sobre todo en momentos difíciles”, aseguró Giammattei.

Aseguró que, “basado en el principio constitucional de la libertad de culto”, se halló un “choque entre lo que dice la Constitución y lo que se estaba diciendo en el Ministerio”, por lo que se crearon mesas para crear el Acuerdo 402 – 2021.

“Lo que no se creó en 30 años se logró en 2 meses”, indicó Giammattei.