Joviel Acevedo llega al Congreso para presionar por el presupuesto de 2020

Los maestros marcharon para llevar a Joviel Acevedo hasta el Congreso donde se reuniría con diputados para negociar el proyecto de presupuesto 2020.

Joviel Acevedo, dirigente sindical, se dirige a maestros antes de ingresar a una reunión con diputados. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Joviel Acevedo, dirigente sindical, se dirige a maestros antes de ingresar a una reunión con diputados. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El dirigente magisterial Joviel Acevedo salió a las calles con cientos de maestros en una marcha que comenzó en El Obelisco y que tiene como objetivo final pedir fondos para salud y educación, que incluyen el dinero suficiente para los pactos colectivos.

“El presupuesto nuevo es el que estamos apoyando con mayor inversión en educación y salud. Nosotros lo que queremos es un presupuesto que garantice la estabilidad, la institucionalidad, que la gente ya no salga a manifestar y esté tranquila en las escuelas y los puestos de salud”, defendió Acevedo mientras caminaba rumbo al Palacio Legislativo.

Los trabajadores del edificio central del Congreso fueron evacuados por el “riesgo” que representa la manifestación de maestros, pero también se tiene previsto que permanezcan los miembros de la Junta Directiva y algunas bancadas para que los diputados reciban a Joviel Acevedo.

La sesión plenaria que se tenía programada para las 3 de la tarde fue suspendida y un fuerte dispositivo de seguridad se mantiene en los alrededores para restringir el paso peatonal y vehicular.

En su paso el Sindicato del Magisterio tuvo diferencias con Estudiantes Universitarios que también protestaban por el presupuesto.

Acevedo agregó que las manifestaciones se efectúan cada año para solicitar la aprobación del presupuesto; además, afirmó que se buscará crear mesas de diálogo para buscar modificaciones al presupuesto 2020.

 

Ya en el Congreso, Acevedo indicó: “Como todos los años hemos venido a manifestar nuestra preocupación por el presupuesto, eso mismo estamos haciendo hoy, queremos un presupuesto que garantice todo lo que prometió el gobierno que va a tomar posesión el 14 de enero”.

Agregó: “Debe ser un presupuesto austero, capaz de mejorar las condiciones de nuestros niños, no solo en educación sino en salud. Hemos hablado con el gobierno de turno y con el próximo sobre las necesidades de incrementar el presupuesto para educación, no solo para el pacto colectivo, pues necesitamos 14 mil aulas para las escuelas, para que los niños estén en mejor situación, la reconstrucción de muchas escuelas”.

De acuerdo con el dirigente sindicalista, Giammattei se comprometió a que los niños tengan almuerzo en las escuelas y a contratar a una persona en cada establecimiento para que prepare esos alimentos y el desayuno, “que fue un logro del gremio”.

Advierte

“Para nosotros eso es una garantía, de que los padres de familia van a inscribir a muchos niños, podríamos llegar a más de cuatro millones en las escuelas el próximo año. Venimos hoy -26 de noviembre- porque está planificado así, aunque sean vacaciones, aquí estamos, y si el Congreso no tiene en agenda el presupuesto dejaremos un documento que advierta que hemos estado en paz trabajando cuatro años consecutivos”, expresó Acevedo.

Añadió: “No queremos salir en enero y dejar a los niños en sus aulas o en sus casas, no queremos salir en febrero a pedir ampliación presupuestaria, sino que el nuevo gobierno llegue con un presupuesto que beneficie a los guatemaltecos que están en pobreza y pobreza extrema, queremos evitar movilizaciones en tiempos de clases”.

Sobre organizaciones, sectores y diputados que se han opuesto a la aprobación del presupuesto para el próximo año, por posibles bolsones de corrupción, Acevedo indicó: “venimos por un presupuesto por educación y salud, nosotros vivimos las inclemencias de los niños y padres de familia en las escuelas el día a día, no en el área metropolitana ni áreas urbanas. No nos preocupan los comentarios sobre nuestra posición en medios o redes, le estamos dando el beneficio de la duda al Dr. Giammattei, ya hablamos con él, creemos en su palabra y sabemos que va a cumplir, le decimos que entre todos aprobemos un presupuesto para garantizar los 186 o 190 días de clase”.

El ministro de Finanzas designado por el próximo gobierno, Álvaro González Ricci, dijo esta mañana que están en contra del actual proyecto de presupuesto presentado por la administración de Jimmy Morales y buscan eliminar las oenegés que fueron beneficiadas con recursos y agregar préstamos por US$1 mil millones.

*Con información de Dulce Rivera y Andrea Domínguez

Contenido relacionado:

Alcaldes piden Q650 millones más en el presupuesto 2020 para terminar obras de este año 

Congreso dictamina proyecto de presupuesto y lo deja en Q89 mil 773 millones

> Congreso se queda sin sesionar sobre el presupuesto 2020 debido a manifestaciones