Lista Engel: EE. UU. dice que podrían seguir sanciones financieras contra señalados de corrupción

Funcionario del Departamento de Estado dice que su país mantiene la preocupación por el deterioro de la gobernanza e institucionalidad en Guatemala.

Publicado el
EE. UU. dice estar preocupado por el deterioro de la institucionalidad en Guatemala. Una protesta contra la corrupción en la Plaza de la Constitución. (Foto Prensa Libre: EFE)
EE. UU. dice estar preocupado por el deterioro de la institucionalidad en Guatemala. Una protesta contra la corrupción en la Plaza de la Constitución. (Foto Prensa Libre: EFE)

El director de la Oficina de Asuntos Centro Americanos del Departamento de Estado de EE. UU., Patrick Ventrell, dijo que la lista Engel, es una herramienta en la lucha contra la corrupción en el istmo, y advirtió que de continuar estas prácticas el Gobierno podría pasar emitir sanciones “permanentes” o financieras en contra de los señalados.

La lista Engel es un catálogo de personajes señalados de corrupción o de socavar la democracia e institucionalidad de un país, recién este miércoles el Departamento de Estado publicó una actualización en la que añade a 16 guatemaltecos, entre funcionarios, jueces, fiscales y empresarios.

Ventrell reconoció que algunos de los incluidos puede que resten importancia a su inclusión, pero recordó que EE. UU. tiene “muchísimas más herramientas” que podría emplear en caso los señalados no cambien su comportamiento.

Estas, dijo, incluyen “desde la revocación permanente de una visa a una persona y sus familiares, hasta acciones de tesorería que sí son sanciones financieras”.

La Casa Blanca, sede del Gobierno de Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Mensaje claro

Es la primera vez que EE. UU. incluye a empresarios guatemaltecos en la lista, en ese sentido Ventrell subrayó que su gobierno mantiene “muchas preocupaciones en el tema de corrupción” tanto de funcionarios como del sector privado.

Para estos actores señalados, el “mensaje es claro”, puntualizó el funcionario estadounidense, “que no participen —en actos de corrupción— porque no pueden ser socios de EE. UU. en el corto, mediano y largo plazo”.

Ventrell dijo que EE. UU. sigue preocupado por las amenazas para el bienestar democrático y que la actualización de la lista Engel es “seria” y se basa en “mucha información que recibimos a través de nuestras misiones en el exterior y toda la información que tiene EE. UU. clasificada y no clasificada”.

Lea también: Obispos de Guatemala afirman que la crisis del país es debido a la corrupción y a la miopía política de los funcionarios del Estado

Añadió que aparte de la lista hay “muchísimos otros casos” que no se han hecho públicos y en los cuales también se les ha retirado la visa.

La lista de actores corruptos lleva el nombre del congresista demócrata Eliot Engel que fue quien propuso la ley. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Entendemos que hay quienes dicen que esta lista no los impacta o que no es suficiente para parar sus acciones, pero tenemos un compromiso para ayudar a Centroamérica, pero no vamos a poder mejorar las condiciones de la gente hasta que haya un cambio de comportamiento”, argumentó.

En la conferencia, Ventrell fue cuestionado de cómo EE. UU. piensa implementar sus estrategias en materia de migración cuando hay actores como el presidente Alejandro Giammattei que cuestiona a organismos internacionales y al propio Gobierno norteamericano.

El funcionario respondió que, aún esperan trabajar en temas de interés mutuo “a pesar de que no hemos visto las acciones que queremos en términos de mejorar la gobernanza e instituciones”.

Dijo que EE. UU. está interesado en promover las inversiones en Centroamérica y hacer crecer las economías de los países, y en ese sentido, “no queremos hacer daño a los pueblos con ninguna sanción”, ya que acciones como la actualización de la lista Engel intentan fortalecer las instituciones para mejorar el ambiente y “hacer presión desde EE. UU. y otras multinacionales” hacia el istmo.

Mensajes

Por su parte, el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, indicó que, con la publicación de la lista Engel de quienes socavan la democracia o cometen actos de corrupción, “apoyamos a quienes construyen un futuro mejor”.

“Los pueblos de Centroamérica merecen la oportunidad de crear una región más democrática, próspera y segura”, enfatizó Blinken a través de Twitter.

Desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca, EE. UU. puso en marcha una estrategia para atacar las causas estructurales de la migración, cuyo eje central es la lucha contra la corrupción, convencidos en que esta práctica resta posibilidades de desarrollo a los centroamericanos y los impulsa a migrar.

De esa cuenta, diversos funcionarios han emitido pronunciamientos donde han mostrado su preocupación, por ejemplo, por la forma cómo se eligió a la actual Corte de Constitucionalidad o por la destitución del exjefe de la Fiscalía Especial contra la Corrupción, Juan Francisco Sandoval.

En marzo pasado, el embajador William Popp manifestó preocupación por la salida de la jueza Érika Aifán al mismo tiempo de indicar que su país espera un fortalecimiento del estado de Derecho.

Ese mismo mes, a través de un comunicado, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, expresó que EE. UU. está “profundamente preocupado por los continuos y desvergonzados ataques de la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, contra el sistema de justicia de Guatemala”.

Un mes antes, también había emitido un pronunciamiento similar, al señalar un “maltrato inaceptable y el abuso persistente” a fiscales y exfiscales por parte del Ministerio Público.