“Los traidores son ellos”: Sandra Torres se reúne con diputados de la UNE y critica a Taracena

La excandidata presidencial, Sandra Torres, llegó este martes a un hotel de la zona 4 capitalina para reunirse con diputados de la bancada UNE y a su llegada calificó de “traidores” a los congresistas que solicitaron su expulsión del partido.

Publicado el
Sandra Torres llega a un hotel de la 4 capitalina para reunirse con diputados de la bancada UNE. (Foto Prensa Libre: Noé Medina).
Sandra Torres llega a un hotel de la 4 capitalina para reunirse con diputados de la bancada UNE. (Foto Prensa Libre: Noé Medina).

La excandidata presidencial pudo asistir a la reunión con los diputados debido a que la jueza de Mayor Riesgo A, Claudette Domínguez, le otorgó un permiso especial a solicitud del diputado Estuardo Vargas, quien se identificó como subjefe de bancada.

Al llegar al lugar de la reunión, Torres dijo que quienes la quieren fuera del partido están detrás de su detención, en referencia a los diputados Carlos Barreda, Mario Taracena y Óscar Argueta, quienes a su vez solicitaron la expulsión de Torres del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

“Pobrecito Mario Taracena a mi me da lástima él, ya está senil, ya está en la edad del adulto mayor. Creo que hay que tenerle un poco de consideración, él está acostumbrado a ofender, es un mitómano, un misógino”, criticó Torres al diputado.

“Ojalá llegara Sandra al Congreso para poderla ver directamente a los ojos y decirle: traidora! Nos vendiste!”, tuiteó Taracena el pasado lunes.

El parlamentario declaró la semana pasada que lo que buscan “es un cambio generacional en la UNE, donde ella tiene que entender que ya está grande y que se tiene que ir a su casa, y ser una buena abuelita”.

 

Los diputados que participaron en la reunión con Torres fueron Raúl Solórzano, Lilian García, Carlos López Maldonado, Santiago Nájera, César Fion, Ángel Girón, Edgar Reyes Lee, Felipe Caal, Estuardo Vargas y Vitelio Lam.

El legislador Santiago Nájera afirmó que la reunión con Sandra Torres sería personal y por temas políticos del partido.

Por su parte, Carlos López Maldonado señaló que la reunión con la excandidata presidencial de la UNE sería para hablar de algunas iniciativas de ley que se espera aprobar este año.

Entre estas iniciativas están la de la ley de vacunación y la que denominaría como terroristas a los pandilleros.

Torres negó que se discuta sobre la elección de magistrados debido a que todavía no hay listados definidos y enfatizó que ella sigue siendo la secretaria general de la agrupación política.

 

Al salir de la reunión, la excandidata no quiso dar declaraciones y evitó referirse a la captura de Gustavo Alejos, que ocurrió mientras se desarrollaba la reunión, quien se habría reunido con aspirantes a magistrados judiciales, dos diputadas, una exdiputada, exfuncionarios, conversaciones que coinciden con la fase de elección de magistrados a cortes de Apelaciones y la nominación a magistrados de Corte Suprema de Justicia.

La UNE, en una conferencia de prensa reciente, señaló a Torres de negociar con Alejos esta elección y la toma de otras decisiones dentro del Congreso.

Taracena también señaló a Torres de sostener reuniones con Alejos, exsecretario privado durante el gobierno de Álvaro Colom.

Al concluir la reunión, Vargas aseguró que los diputados “leales a la UNE y a Sandra Torres” están conformando un nuevo bloque legislativo, aunque siguen siendo parte del partido UNE, y que se trata de unos 25 diputados, la mayoría secretarios departamentales, por lo que hay representatividad de todo el país.

“Todos los diputados vinieron con la cara en alto, no estamos escondiendo nada, no hay nada oculto”, manifestó.

Vargas agregó que los diputados contrarios tendrían que expulsar a los 22 diputados que asistieron este martes a la reunión, además de los que se sumen. “No hemos traicionado a nadie, no le hemos fallado a nuestros electores, estamos en armonía y unidos”, afirmó

Carlos Barreda, jefe de bancada de la UNE, respondió a los señalamientos de Torres y dijo que ella pactó “algo” con el presidente Alejandro Giammattei y con eso traicionó al partido. Además, reafirmó que es momento de una renovación. “Estamos viendo el ocaso de una carrera política, de alguien que se quiere aferrar al poder y tiene una ambición desenfrenada y no entiende que es el momento de retirarse”, agregó.

Sobre la conformación de un nuevo bloque, Barreda dijo que se les acepta la renuncia y que les desea suerte en su decisión de separarse de la UNE, aunque si no se quieren separar se debe reformar la ley para que se retiren.

Por su parte, Argueta aseguró que fueron pocos los diputados quienes acudieron a la reunión con Torres, además de otras personas que “no sabemos quiénes son”.

El diputado afirmó que es mejor que este grupo de diputados, fieles a Torres, tomen sus decisiones separados del partido, “porque a la hora de la votación no todos están, es mejor que estén claras las cosas”.

“Ella tiene que entender que su tiempo político pasó y no puede volver a ser candidata presidencial”, reiteró Argueta.

El cisma de la UNE ocurre en un momento coyuntural donde se desarrollan procesos de elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, de la Corte de Apelaciones y del Tribunal Supremo Electoral (TSE), procesos en los que, supuestamente, buscaba influir Torres e imponer su voluntad, según las declaraciones del diputado Carlos Barreda, subjefe de la bancada.

“Se han asumido compromisos políticos con intereses oscuros y espurios”, dijo Barreda para justificar la solicitud de expulsión de Torres y el diputado Estuardo Vargas, a quien señalan de ser el operador político de la expresidenciable.

Intromisión e intimidaciones

Según Barreda ha existido intromisión de Torres en las decisiones de la bancada, incluso intimidaciones a varios diputados “a pesar de tener prohibición del juez”, lo que ha hecho que el partido sufra una división. “No podemos seguir permitiendo más traiciones. No podemos seguir más así”, dijo Barreda.

Torres goza de arresto domiciliario, luego de cuatro meses de guardar prisión preventiva, vinculada en el supuesto financiamiento ilícito de la UNE durante la campaña de 2015.

Entre las restricciones que le había impuesto el Juzgado de Mayor Riesgo A estaba no tener comunicación con diputados ni con otros miembros del partido mientras se desarrollan las investigaciones; sin embargo, la judicatura accedió a su petición y autorizó a la expresidenciable para que pudiera reunirse con diputados de UNE.