Ministra cumple un año de esperar su interpelación

El equipo de trabajo de la Ministra de Educación, Cynthia del Águila, le llevó un pastel para conmemorar el año que ha pasado en el Congreso en espera de su interpelación.

Ministra Cynthia del Águila cumple un año de esperar su interpelación. (Foto Prensa Libre: Alex Rojas)
Ministra Cynthia del Águila cumple un año de esperar su interpelación. (Foto Prensa Libre: Alex Rojas)

CIUDAD DE GUATEMALA – Su juicio político iniciará cuando concluya la interpelación del ministro de Cultura, Carlos Batzín, que inició el pasado 22 de enero y ha acaparado la agenda legislativa.

Del Águila comenta que desde esa fecha ha tenido que estar en ese organismo unas seis u ocho horas por semana, lo cual equivale a dos meses y tres semanas.

Comenta que la han dejado encerrada en el Congreso en tres ocasiones y para evitar que vuelva a suceder ahora se rota entre las oficinas.

Cuenta que esta espera también ha impedido que reciba a varias personas que le piden cita, incluso ha tenido que trasladar parte de su oficina al Legislativo y su equipo de trabajo llega allí.

Cada sesión plenaria tiene un costo aproximado de Q116 mil 844. Eso incluye alimentación de los 158 diputados y de 150 empleados que apoyan a los legisladores, entre ujieres, personal de limpieza y de informática, de sonido.

*Con información de Alex Rojas