Oficialismo priorizará agenda confrontativa al reiniciar periodo de sesiones

El oficialismo en el Congreso atenderá temas álgidos a partir del 14 de enero, como elección de contralor, pesquisidora para magistrados de la CC y elección de comisiones de trabajo, pero también impulsará una agenda que a criterio de otras bancadas es confrontativa.

El Congreso entrará en el primer periodo de sesiones ordinarias de este año el próximo 14 de enero. (Foto Prensa Libre:; Érick Ávila)
El Congreso entrará en el primer periodo de sesiones ordinarias de este año el próximo 14 de enero. (Foto Prensa Libre:; Érick Ávila)

El Congreso entrará el próximo lunes al primer periodo de sesiones ordinarias de este año y entre los temas que debe discutir obligatoriamente están la elección del contralor General de Cuentas, la conformación de la Comisión Pesquisidora contra magistrados constitucionales y elección de comisiones de trabajo.

Sin embargo, además de esa agenda que podría provocar controversias y polémicas, el oficialismo impulsará una agenda que a criterio de otras bancadas es confrontativa porque buscaría favorecer al Congreso mismo o a sectores específicos.

Agenda

Estuardo Galdámez, primer secretario de la Junta Directiva del Congreso, confirmó que el oficialismo buscará impulsar en la agenda legislativa tres iniciativas puntuales: las reformas a la Ley de Antejuicio, a la Ley de Oenegés y a la Ley de Reconciliación.

Aseguró que se debe modificar la Ley de Antejuicios, para quitar el filtro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y de esa forma todos los antejuicios que ve el Legislativo pasen directamente al pleno.

Lea más: UE pide al Gobierno de Guatemala que respete el orden constitucional y al personal de Cicig

“El políticos, diputado o exdiputado que diga lo contrario es un mentiroso y quiere una Guatemala en desorden. También votaré a que se apruebe en los primeros meses la ley para fiscalizar a las oenegés, no es posible que no sepamos de dónde vienen esos fondos”, agregó Galdámez.

El legislador señaló que el oficialismo también buscará que se modifique la Ley de Reconciliación Nacional. Según él, esta agenda “izquierdosa” de jueces y magistrados tienen injustamente presos a un montón de veteranos de guerra y no es justo.

Fernando Linares-Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional y ponente de las iniciativas de reformas a la Ley de Antejuicio y Reconciliación, y que además hizo enmiendas a la Ley de Oenegés,  se mostró de acuerdo con la propuesta del congresista oficialista.

Lea también: Anuncian bloqueos el lunes 14 de enero contra el Gobierno de Guatemala

“El momento es apropiado para impulsar esas tres iniciativas”, señaló el legislador y justificó que en el caso de la Ley de Reconciliación “nunca se cumplió como debía ser y hay necesidad de darle nueva vida”.

“En el caso de la Ley de Antejuicio, hay que quitar esa excepción que hace la CSJ, no solo contra magistrados del Congreso, sino todos los casos que dicen la Constitución y la Ley de Oenegés porque hemos visto cómo las organizaciones extranjeras financian actividad política y de ideología de izquierda y este dinero no tiene fiscalización”, aseguró Linares-Beltranena.


Iniciativas polémicas

  • La iniciativa 5300 reformas a la Ley en Materia de Antejuicios propone un cambio en el artículo 16 de la referida Ley para que cuando un juez tenga conocimiento sobre una denuncia o querella presentada en contra de un funcionario que goce del derecho de antejuicio se inhiba y en un plazo no mayor de tres días hábiles traslade el expediente  directamente al organismo competente.
  • Esto ha sido fuertemente criticado por diputados, juristas y exmagistrados quienes señalan que al quitar el filtro de la CSJ se estaría dando demasiado poder al Congreso y este lo podría utilizar para someter a funcionarios que resulten incómodos para intereses particulares.
  • La iniciativa 5257 reformas a la Ley de Oenegés propone que existan mecanismos con los cuales al Gobierno para cancelar la personalidad jurídica de las agrupaciones que puedan resultar indeseables por su labor de fiscalización.
  • Uno de los cambios es que las oenegés podrán disolverse “cuando se compruebe que sus actividades son contrarias a la ley y al orden público” lo cual para expertos es un poder discrecional el que se le otorga a al Gobierno.
  • La iniciativa 5377, reforma a la Ley de Reconciliación Nacional, busca generar una amnistía para los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armando interno y busca dejar en libertad a todos los que cumplan una sentencia y que cancelen todos los casos vigentes.
  • La iniciativa generó rechazo de múltiples sectores e incluso el grupo de Trabajo de la Organización de las Naciones Unidas sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias y el relator Especial sobre la Promoción de la Verdad, la Justicia y las Garantías de No Repetición pidieron al Congreso no aprobar la ley por considerarla regresiva.

Lea además: Alemania, Canadá y CIDH rechazan decisión de Jimmy Morales sobre la Cicig

Confrontativa

Carlos Barrreda, subjefe de la Unidad Nacional de la Esperanza, sobre la agenda que pretende impulsar el oficialismo consideró que no deberían conocerse. “Decimos ‘basta de goriladas en el Congreso. Insistimos en un llamado al diálogo para resolver esta crisis”, afirmó.

“Estas iniciativas únicamente generan más polarización, enfrentamiento y confrontación, y solo podríamos definirlo como una ‘goriladay esto tiene que acabar. Lo que se debe buscar es darle rumbo al país”, agregó el legislador.

Agregó que la agenda que impulsarán estará concentrada en temas económicos y sociales. “Prioridad son la Ley de Reactivación Económica del Café, la Ley de Competencia y la Ley de Agricultura Familiar. Estas están orientadas a la reactivación económica y apoyar a las personas”, acotó.

Lea más: INE ajusta más de dos mil lugares poblados a municipalidades

Raúl Romero, jefe de Fuerza y miembro del Frente Parlamentario por la Transparencia, razonó que la agenda del Congreso debe, por un lado, dar continuidad a temas que se vienen arrastrando, e incorporar otros de interés nacional.

“No hay que pensar en una agenda con temas para sectores muy particulares. Por ejemplo, sobre la Ley de Oenegés, es buena la fiscalización, pero tiene que hacerse desde un punto de vista de la lucha contra la corrupción”, afirmó el congresista.

En el caso de Ley de Antejuicio, destacó que él presentó una iniciativa porque considera que se ha abusado de esa figura y sería correcto que el antejuicio se limite a las acciones del cargo y no debería implicar la impunidad de no ser investigado, por lo que las reformas son buenas siempre y cuando se usen para transparentar procesos.

Para Romero, es fundamental impulsar dentro de la agenda una Ley de Servicio Civil, que tendrá impacto en la administración pública y no se ahoga en un tema específico, y de la misma forma se debería discutir una Ley de Aguas, pues es indispensable por el cambio climático, además de otras iniciativas de carácter social.

Contenido Relacionado

> Nuevos embajadores preguntan a Jimmy Morales sobre crisis

> Conferencia Episcopal: Confrontación pone en riesgo estado de Derecho

> Diputados coinciden en que pesquisidores para magistrados de CC deben elegirse en pleno

0