Naciones Unidas pide cambios al sistema de justicia

Los escasos avances en el combate de la impunidad y la injerencia de intereses políticos y sectarios en la elección de autoridades encargadas de impartir justicia, que a su vez devienen en un progresivo debilitamiento del estado de Derecho, son las principales preocupaciones de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en Derechos Humanos (Oacnudh), que ayer demandó una reforma al sistema judicial del país y a los procedimientos de sucesión. 

Alberto Brunori, representante de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Guatemala. (Foto Prensa Libre)
Alberto Brunori, representante de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Guatemala. (Foto Prensa Libre)

Alberto Brunori, representante de Oacnudh en Guatemala, instó a discutir las reformas necesarias del sistema de justicia. Afirmó que la falta de independencia quedó evidenciada en los últimos procesos de postulación, los cuales estuvieron sometidos a varias presiones, evidenciadas por la denuncia que  la exmagistrada Claudia Escobar hizo sobre supuestas presiones para favorecer con resoluciones judiciales a  altos funcionarios del Organismo Ejecutivo a cambio de  asegurar su reelección.

“Falta mucho por hacer para asegurar una verdadera independencia judicial, ya que las fallas vistas ponen en serio riesgo los avances en la lucha contra la impunidad”, dijo Brunori, en conferencia de prensa  ofrecida  con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos, en la sede de la Oacnudh, zona 10 capitalina.

Brunori criticó los procesos de postulación para la elección de cargos públicos, los cuales tildó de “acabados”, ya  que socavan los avances logrados en la lucha contra la impunidad, de la cual, afirmó, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala  ha sido clave.

DESCARGA- Vea el PDF de los procesos de postulación cuestionados.

“Con el proceso de la Contraloría General de Cuentas se demuestra que los procesos ya no tienen credibilidad porque se multiplican los amparos y recursos, y eso no es bueno para el sistema de justicia, pues lo debilita”, expuso el funcionario internacional, para quien  la reforma al sistema   judicial “es uno de los mayores retos del país”.

Intereses inciden

Brunori aseveró que la principal preocupación de la oficina que dirige es el debilitamiento continuo  del Estado y el estancamiento de la agenda de derechos humanos, aunque también preocupan los niveles de corrupción y la búsqueda del interés privado sobre el público. Sobre esos temas “se basa una crisis”, por lo cual, dijo, requieren  inmediata atención.

“Las autoridades deben garantizar los derechos humanos y atender los problemas estructurales del país mediante acciones contundentes que beneficien a todos los sectores de la población, con voluntad política y haciendo uso eficiente y transparente de los recursos”, enfatizó.

Verónica Godoy, analista en temas de seguridad de la Instancia de Monitoreo al Sector Justicia, coincide con Brunori al señalar la falta de independencia en el Poder Judicial y que los desgastados procesos de postulación afectan el estado de Derecho.

“Afecta la legitimidad y la garantía que pueda tener ante la población el sistema judicial”, afirmó la experta, quien añadió que los sectores  políticos e incluso criminales   buscan infiltrarse en el Organismo Judicial.

Godoy también afirmó que es necesario reformar la manera de elección de magistrados  e implementar la carrera judicial que garantice que los cargos en el sistema se obtendrán por méritos y no por intereses o favores políticos. “No es gente idónea la que muchas veces ocupa esos cargos de elección; hace falta independencia de poderes”, subrayó Godoy.

Agregó que el cambio al sistema judicial se puede emprender al modificar la Ley de Comisiones de Postulación, para hacer objetivas y no antojadizas las tablas de gradación y calificación de candidatos.

A la espera de cifras

Brunori espera que este año se pueda registrar una disminución en las muertes por violencia, aunque teme que suba la cifra de femicidios. En el 2013, cerca de cinco mil 259 personas murieron en hechos violentos, un promedio de 15 por  día. El número fue superior a los cinco mil 193 asesinatos que se registraron un año antes.

CONGRESO

No hay injerencia

Juan Alcázar, primer vicepresidente del Congreso, rechazó que el  Ejecutivo o el Legislativo presionen al Organismo Judicial para ser favorecidos con resoluciones, e instó al representante de Oacnudh, Alberto Brunori, a presentar  pruebas de sus señalamientos.

EJECUTIVO

Sugerirá cambios

Según el canciller, Carlos Raúl Morales, el presidente Otto Pérez Molina próximamente comenzará un proceso de consulta para reformar la Constitución respecto del sector justicia,  con el fin de evitar los señalamientos de injerencia entre los tres poderes del Estado.

CACIF

Independencia es vital

Hermann Girón, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras, precisó que en la separación de  poderes y en el respeto al estado de Derecho “es la fortaleza de una república”. No obstante, declinó opinar sobre si en la actualidad en el país se respeta ese precepto.

UNIVERSIDAD

Se necesitan cambios

Cyrano Ruiz, rector de la Universidad Da Vinci, y quien presidió el más reciente proceso de postulación, expuso que estos deben ser revisados.

Agregó que la independencia de poderes es vital en un sistema republicano. “Hemos llegado a un punto donde se necesita revisar a fondo muchas cosas, y un síntoma es la poca evidencia de esa independencia”, expuso.

Defensores

Suben denuncias

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en Derechos Humanos  da cuenta de que este año ha habido un repunte de denuncias por agresiones  contra defensores de derechos humanos, lo cual preocupa a su representante, Alberto Brunori.

“Muchas veces su labor se desvaloriza por declaraciones de altos funcionarios del Estado, y en otras es obstaculizada con detenciones y procesos en su contra”, indicó. Las agresiones también afectan al gremio periodístico.

Oacnudh

Avizora conflictos

El aumento de la conflictividad social es otro de los factores que preocupan a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en Derechos Humanos, que teme que se incremente en el 2015, por ser un año electoral.

La falta de acceso a la tierra, favorecida por el crecimiento de los monocultivos, y el impulso de proyectos de explotación de los recursos naturales sin consulta de las comunidades son los principales factores que alimentarán la conflictividad.