PDH: Congreso baja 20 puntos en transparencia por falta de información pública

Según un informe de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) el Organismo Legislativo se encuentra retrocediendo en el acceso a la información pública, de momento se desconoce la cantidad exacta de personal contratado, el número de asesores para cada diputado y que tanto han gastado las bancadas de la caja chica.

Según la PDH desde que asumió la actual legislatura se ha reducido la información pública del Congreso. Fotografía: Prensa Libre (Noé Medina)
Según la PDH desde que asumió la actual legislatura se ha reducido la información pública del Congreso. Fotografía: Prensa Libre (Noé Medina)

La página web del Congreso no se actualiza desde febrero. Analistas consideran que puede ser parte de los efectos que está dejando la pandemia en el país, pero esto les genera dudas porque no saben en que está invirtiendo el Congreso de la República sus recursos.

Para el 2018 el legislativo tuvo una calificación de 95.24 por el libre acceso a la información pública, en 2019 una de 94.05, pero en los primeros meses del 2020 ha bajado hasta a un 70.93, según explicó Lilia Sierra, de la Secretaría Ejecutiva de Acceso a la Información Pública (Secai), de la Procuraduría de los Derechos Humanos.

“Básicamente el problema es de que extra oficialmente me he enterado que no tienen a una persona encargada de la unidad de información y está unidad está muy estrecha a la presidencia del Congreso, yo creo que hasta ahorita no le han puesto el interés necesario que debe de tener la unidad”, manifestó Sierra.

La secretaria añadió que el Congreso había caminado para tratar de transparentar su funcionamiento interno pero no tener los datos actualizados, como obliga la ley, es algo que dificulta cualquier trabajo de fiscalización.

“Afecta en procesos de transparencia y se habían hecho muchos esfuerzos del Congreso para ir mejorando, hace muchos años el legislativo tuvo problemas de opacidad y en un determinado momento comenzaron a generarse acciones para que fluyera la información”, recordó.

Sin lupa en el bolsillo

A criterio del investigador Walter Menchu, del Centro de Investigaciones Nacionales (Cien), algunos de los problemas más evidentes es que no pueden indagar en la forma en que diputados están disponiendo de su presupuesto.

“Las auditorias que deberían de estar actualizadas en el portal tan solo están hasta el 2018, solo se ha publicado el listado de los diputados, no se tiene el listado del resto de empleados del Congreso, el listado de asesores y asistentes junto a remuneraciones así como el desglose de recursos asignados a caja chica”, refirió.

Otros de los temas que se encuentran en las sombras es el monto de honorarios para los empleados con los que cuenta la novena legislatura, de la que el oficialista Allan Rodríguez preside en la Junta Directiva.

“Por el tema del coronavirus se dejó de actualizar la página web con la ley de libre acceso a la información pública, se obliga a mantener actualizada la información y hay una lista de temas administrativos que se tiene que tener al día dentro de las instituciones (…) hay varia información que está actualizada hasta febrero por ejemplo la remuneración de los empleados, ejecución de presupuesto, contratación de bienes y servicios, contrataciones y licitaciones entre otros”, indicó.

Solventarán errores

Por su parte el diputado Luis Rosales, segundo vicepresidente del Congreso, explicó que el tema de libre acceso a la información pública se encuentra a cargo de la Dirección General del parlamento. Afirmó que no existe una persona contratada directamente para el tema, pero que existe alguien que suple temporalmente esas funciones.

“A raíz de lo que ha informado el documento que usted menciona ya nosotros vamos a pedir las explicaciones correspondientes”, Rosales añadió que buscarán resolver los problemas que manifestaron los analistas para generar las condiciones óptimas de transparencia.