Qué contiene el plan de reactivación económica ante la pandemia de coronavirus en Guatemala

Giammattei apela a que el Congreso apruebe sin cambios el presupuesto de 2021, que destina a infraestructura el 60% del rubro de inversión.

El presidente Alejandro Giammattei afirmó que Guatemala atraerá inversiones anclas en varios sectores productivos, durante la reunión de Conapex. (Foto Prensa Libre: Presidencia)
El presidente Alejandro Giammattei afirmó que Guatemala atraerá inversiones anclas en varios sectores productivos, durante la reunión de Conapex. (Foto Prensa Libre: Presidencia)

El Ejecutivo presentó este 22 de octubre el plan de reactivación económica al Consejo Nacional de Promoción de Exportaciones (Conapex) que según el presidente Alejandro Giammattei podría llevar a Guatemala a un crecimiento en 2021 del 4 por ciento y posteriormente a 6 por ciento.

Durante un discurso Giammattei afirmó que Guatemala no necesita solo una reactivación sino una transformación económica mediante proceso de mediano y largo plazo. Para 2021 se aspira a un crecimiento de 4% y en los siguientes debe aspirarse a 6% para que la pobreza actual se reduzca en un 50 por ciento, dijo.

Apeló a que el Congreso apruebe el presupuesto “sin cortapisas” porque contiene un 60% de inversión en infraestructura fundamental para la exportación. Dentro de los proyectos mencionó reparación de roturas en atracaderos de Puerto San Tomás de Castilla, una conexión del Pacífico con el Atlántico sin pasar por la capital, entre Guanagazapa, El Jocotillo, Barberena, Mataquescuintla, Jalapa y Sanarate; el puente Bicentenario o Belice 2 para unir mediante transporte público al sur y el norte de la capital.

La estrategia de reactivación, agregó, permitirá dar capacitaciones oportunamente para que las empresas que aterricen en Guatemala ya cuenten con el recurso humano. Citó el caso de una empresa que en 2021 necesitará 2 mil 500 trabajadores para un call, para lo cual hay un programa de capacitación de inglés para 4 mil jóvenes.

El 6 de noviembre se espera que celebre aquí una visita oficial con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, para avanzar en la unión aduanera y posteriormente, el día 13, sea con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, con quien Giammattei busca avanzar con los cielos abiertos que permitirían que los vuelos entre ambos países sea domésticos y abaraten su costo. Dijo que una aerolínea puede hacer cinco vuelos diarios por un costo poco mayor al del transporte terrestre.

Según la consultora McKinsey, en los próximos cinco años podría haber US$4.6 trillones que van a cambiar del sitio donde actualmente se producen, lo que presenta una oportunidad para Guatemala.

Por último invitó al sector privado a participar en el plan de reactivación porque son ellos los que pueden generar empleo y asumió el compromiso por generar certeza jurídica, respeto a las inversiones y a las reglas del juego, así como mejorar la infraestructura.

El plan
Antonio Malouf, ministro de Economía, dijo el plan de reactivación es una plataforma fundamental para avanzar en la recuperación económica durante la pandemia, que según estimaciones oficiales podría llegar a cero, evitando daños superiores al -8%.
Resaltó que la reactivación es un trabajo conjunto para que los aportes de cada sector contribuyan con articular esfuerzos en favor de los guatemaltecos.

Se trata de tres ejes estratégicos y tres transversales, con 10 líneas de acción y 50 actividades.

Las tres estratégicas son recuperar y generar empleos, atraer más inversiones estratégicas y fomentar el consumo de bienes nacionales a nivel nacional y regional.

Área metropolitana de Guatemala reúne el 60% del PIB y un cuarto de la PEA.

Los tres transversales están la salud y seguridad ocupacional, la innovación y la sostenibilidad.

Por lo tanto, las líneas van sobre la promoción de protocolos de bioseguridad, facilitar instrumentos financieros, flexibilizar mayor seguridad al mercado laboral, fortalecer las cadenas de valor de alta capacidad de empleo, crear un marco legal que favorezca la inversión e identificar proyectos de infraestructura productiva, mejorar el clima de inversiones.

Dentro de las oportunidades para Guatemala, según la consultora McKinsey, está desarrollar nuevos sectores en hub de servicios para la salud, farmacéuticos e instrumentos médicos, manufactura de aparatos electrónicos, BIP, ITO y desarrollo de software que podrían generar US$1 mil 200 millones en los próximos diez años.

Para McKinsey, hay una ventana de oportunidad de Guatemala puesto que en los próximos cinco años podría haber US$4.6 trillones que van a cambiar del sitio donde actualmente se producen.

Juan Carlos Paiz, presidente de Fundesa, dijo que la aspiración del sector privado de generar más inversión y empleo se puede materializar con trabajo conjunto.

Ricardo Quiñonez, alcalde capitalino, expuso que solo la unidad permitirá alcanzar objetivos de reactivar la economía, generar empleo y mejorar la calidad de vida de las personas.

Junto a los ocho municipios que integran el área metropolitana, citó Quiñonez, la capital genera el 60 por ciento del PIB y cuenta con un cuarto de la PEA. Solo la capital ingresan actualmente 1.7 millones de personas a trabajar.