¿Quién ejecutará los más de Q1 mil millones del Fondo de Emergencia y a qué proyectos se le quitaron recursos?

Con 104 votos el Congreso aprobó recientemente quitarle Q1 mil millones a los ministerios de Salud y Comunicaciones para el Fondo de Emergencia tras la declaratoria del Estado de Calamidad.

Publicado el
HUNDIMIENTO EN VILLA NUEVA
El Congreso avaló el estado de Calamidad Pública, para atender los estragos causados por las lluvias en todo el país. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

El miércoles 22 de junio, el pleno del Congreso de la República aprobó una reforma al Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado 2022 y a la Ley para Fortalecer el Mantenimiento y Construcción de Infraestructura Estratégica, para transferir Q1 mil millones al Fondo de Emergencia que ahora tendrá Q1 mil 110 millones; sin embargo, ¿Quién ejecutará este dinero?

A decir del viceministro de Finanzas Públicas, Edwin Martínez, el Fondo de Emergencia está en una partida de Obligaciones del Estado y “de allí se saca para las instituciones que atiendan la emergencia”, es decir que lo pueden usar los ministerios, secretarías y otras dependencias públicas, pero se exceptúa a las municipalidades.

“Las municipalidades no pueden recibir recursos que no estén en leyes específicas”, expuso Martínez.

Pese a ello, las comunas sí pueden utilizar sus recursos ya asignados para hacer compras bajo el estado de Excepción, por lo que tienen vía libre para comprar sin cotizar.

El artículo 44 de la Ley de Contrataciones del Estado señala que bajo casos de excepción “no es obligatoria la licitación, ni la cotización en las contrataciones en dependencias y entidades públicas”; sin embargo, en el artículo 7 del Estado de Calamidad, se refiere que solo pueden ser compras por daños en infraestructura.

El artículo 10 del Estado de Calamidad Pública decretado por el Organismo Ejecutivo, “faculta al Ministerio de Finanzas Públicas para que identifique y asigne los espacios presupuestarios para atender la calamidad y traslade los recursos financieros a las unidades ejecutoras del gasto de conformidad con sus mandatos legales; y facilite las gestiones administrativas correspondientes para la oportuna y adecuada recepción de las donaciones”.

Acerca de las entidades puntuales que ejecutarán los fondos, la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia respondió que en el Decreto del Estado de Calamidad se incluirán todos los detalles sobre el proceso de los recursos, y se trasladarán los detalles cuando se publique en el Diario Oficial.

¿A qué se le restaron fondos?

En el caso de la Ley para Fortalecer el Mantenimiento y Construcción de Infraestructura a través de la cual el Congreso el pasado 15 de marzo le recetó Q3 mil 191 millones 242 mil 500 al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), sin embargo, con la reforma impulsada por el oficialismo, se le restaron Q400 millones.

Este jueves 23 de junio, tras finalizar una citación con la bancada CREO, el viceministro de Infraestructura, Carlos Quiñónez Schwank, señaló que se quitaron fondos de proyectos “grandes” como son algunos puentes, ya que se consideró que había fondos de dichas obras que no se podrían ejecutar este año por los plazos que se regulan en la Ley de Contrataciones.

Según el funcionario se restaron fondos de los puentes Belice II, Corosal y el de Ocós.

Vea también: Videos revelan cómo aumenta la dimensión y grietas en el hundimiento de Villa Nueva

“No se va a suspender ningún trabajo, solo se hizo un análisis financiero de lo que se podía ejecutar este año”, expuso Quiñónez Schwank.

Agregó que para comenzar a publicar los eventos para hacer compras por el Estado de Calamidad, primero deben tener los informes donde se cuantifiquen los daños, y los gobernadores y alcaldes ya se encuentran realizando estos análisis, sumado a las zonas viales y regionales de Covial.

Mientras tanto, con las reformas también se restaron Q600 millones de los Q1 mil millones que en el Presupuesto General de Ingresos y Egresos 2022 se aprobaron para la compra de vacunas contra el coronavirus.