Presidente y funcionarios locales piden apoyo para partido oficial

El presidente Otto Pérez Molina aprovechó hoy una actividad en la comunidad Xinca de Jumaytepeque, Nueva Santa Rosa, Santa Rosa para pedir a los pobladores el apoyo para el partido oficial y para el ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi.

Varias bombas de humo naranja fueron detonadas durante el discurso de Pérez Molina a Santa Rosa. (Foto Prensa Libre: O. Cardona)
Varias bombas de humo naranja fueron detonadas durante el discurso de Pérez Molina a Santa Rosa. (Foto Prensa Libre: O. Cardona)

Si no fuera por la llegada del presidente Otto Pérez Molina y el ministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, a un acto público en Nueva Santa Rosa, se hubiera tratado de un mitin del Partido Patriota (PP), cuyos colores naranja y blanco  prevalecieron en el desarrollo de la actividad.

En el acto se instó a los asistentes  a dar continuidad al “gobierno patriota”, aunque las autoridades no ven que haya campaña anticipada con esas señales.
El mandatario y el ministro asistieron a la aldea Jumaytepeque, Nueva Santa Rosa,  para inaugurar los trabajos de mejoramiento de 4.2 kilómetros de una carretera que los vecinos llevan más de 20 años en solicitar.

DISCURSOS Y PEDIDOS

El primero en dirigirse al público fue el alcalde de Nueva Santa Rosa, Enrique Arredondo.

Sin embargo, el jefe edil de Barberena, Rubelio Recinos, con camisa naranja, exhortó: “Para darle continuidad a esto —carretera— necesitamos, al igual que en Barberena, que pongamos a una persona del mismo partido, para que las obras continúen. Por eso hay que apoyar al candidato que ponga este partido”.

Sinibaldi también se dirigió a la población presente en la actividad: “No sé si han venido otros candidatos presidenciales. Van a venir y les van a ofrecer y prometer de todo, pero mienten. Nosotros vamos a regresar a inaugurar esta carretera terminada y vamos a regresar a pedirles su ayuda, porque necesitamos cuatro años más de un gobierno patriota”.

Al finalizar el acto, el gobernante le restó importancia a los colores, al justificar que “es la gente del pueblo la que quiso decorar así el lugar, no es que el Ejecutivo haya pedido que así se organizara la actividad”.

“El llamado que hizo el alcalde Rubelio fue por la experiencia que él tiene, es una cuestión espontánea del alcalde”, explicó Pérez Molina, quien evitó referirse a la ayuda solicitada por el ministro Sinibaldi.

El Tribunal Supremo Electoral suspendió hace un mes a 11 agrupaciones políticas  , por no haber retirado símbolos y anuncios de campaña anticipada.