1991: Guatemala a oscuras por eclipse

El  11 de julio de 1991, Guatemala  se quedó a oscuras durante el paso  del eclipse total de sol,  el cual duró aproximadamente 6 minutos y 54 segundos.

Portada de Prensa Libre del 12/7/1991 daba cobertura al eclipse total de sol. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada de Prensa Libre del 12/7/1991 daba cobertura al eclipse total de sol. (Foto: Hemeroteca PL)

El fenómeno natural provocó el cierre de todo el comercio así como la paralización de la productividad nacional.

Durante un recorrido por el centro de la ciudad, se pudo observar a un agente de la policía nacional  el cual se encontraba abrigado a causa del descenso en la temperatura.

Al preguntarle  sobre el ambiente que reinaba en la ciudad dijo:  “No hay ni una sola alma en la calle”.

El servicio de buses urbanos no fue suspendido pero era muy escaso. Las pocas  camionetas  tuvieron que encender las luces  durante su recorrido debido a la oscuridad que provocó el eclipse.

Un solitario automovilista que circulaba en la zona 1  prendió las luces debido a la oscuridad que provocó el eclipse 12/7/1991. (Foto: Hemeroteca PL)

En la periferia

En las colonias de la periferia  de la ciudad  se produjeron hechos  un tanto singulares, porque daba la idea  de que se trataban de pequeños pueblos  abandonados.

Los vecinos cerraron las puertas de sus casas y se concentraron frente a los televisores  para observar el fenómeno celeste.

Los perros ladraron durante casi  dos horas; las gallinas  y las aves buscaron su nido, como  si estuviera anocheciendo. Las diferentes aves  que con frecuencia  se observaban  en los parques  o en la copas de los árboles callaron sus cantos y se anidaron como ocurre al caer la noche.

Eclipse total de Sol, cubrió totalmente a Centro América el  11/7/1991. (Foto: Hemeroteca PL)

Pocas personas que siguieron  por televisión el fenómeno repetían “¡Qué lindo! ¡Qué bello!, ya que era primera vez que observaban  un acontecimiento de esta naturaleza.

Curiosidades

La señora  Francisca Chávez al ser consultada luego del fenómeno dijo: “Mi hija  está embarazada. Yo le dije que se encerrara en el cuarto”.

Ella no vio el fenómeno, y le indiqué que ni siquiera por televisión debería ver el eclipse.

La vendedora del mercado  cantonal de la zona 1 Natalia Betancourt, dijo: “A mi hijo recién nacido lo envolví en tres perrajes negros  y lo encerré bajo llave”.

La señora Carmina Rodriguez dijo: “Mi esposo, que nació en julio, se confesó  y ese día  permaneció  en oración toda  la mañana frente  al Cristo Negro de Esquipulas, por lo que no vio el eclipse”.

La Universidad de Hawaii, utilizó un telescopio de 88 pulgadas para observar el eclipse el 11/7/1991. (Foto: Hemeroteca PL)

Don Roberto Orellana, de la aldea El Chato, manifestó que había encalado a su caballo de color negro, para que se mantuviera blanco y no se muriera por el eclipse.

El campesino Tiburcio Orellana, dijo: “Mi hijo es canchito, por lo cual le pinté la cara de negro para que el eclipse no lo quemara”.

En la población  del municipio de  Mixco quemaron cohetillos  y fuegos artificiales. Dijeron que el fenómeno consistía en  un encuentro  de la luna y el sol, el cual era un romance entre ambos y por ello celebran  esa unión.

En Petén campesinos tocaron tambores, cacerolas y gorgoritos durante el tiempo del eclipse; otros se reunieron para echarse los tragos olvidando por completo del eclipse.

En la colonia San Rafael, de la zona 18,  varias mujeres salieron a la calle para gritar: “¡Señor , Señor, ten piedad de nosotros”, mientras otras encendían veladoras  y repetían el nombre de Dios.
Un joven de tan solo 15 años de edad dijo que lo visto por él  serviría de historia para contárselo a sus hijos y nietos.

Vista aérea de la 13 calle zona 1, la cual parecía una calle abandonada. 12/7/1991. (Foto: Hemeroteca PL)

El sacerdote José María Ruiz Furlán (padre Chemita) dijo que sin lugar a dudas  el eclipse era un aviso para los pecadores , quien debían  confesarse y dar su diezmo a las iglesias y actuar  conforme a los 10 mandamientos.

Cuatro planetas

Mercurio, Venus, Marte y Júpiter fueron los cuatro planetas  que ese día se pudieron observar a simple vista cuando el eclipse total se produjo, y no había ningún peligro  de observarlos en una franja  de 251 kilómetros en nuestro país.

El fenómeno pudo ser visto en toda América.

En Honduras se reportó  que cuatro personas que observaron directamente el fenómeno sufrieron daños  en sus ojos.

En Guatemala no se reportó  daños en la vista de ningún guatemalteco.

Los pronosticadores coincidieron en que el próximo eclipse similar se producirá  en el año 2113.

Otros fenómenos

Luego del eclipse total de sol ocurrido en 1991, hasta la fecha los guatemaltecos y parte del planeta han sido privilegiados por fenómenos  estelares.

27 de octubre de 2004
Hombres mujeres y niños  amantes de la astronomía se reunieron en el museo Miraflores, zona 11, donde instalaron telescopios para observar el  eclipse total de luna.

La lluvia de estrellas ocurrida en el  2010,  eclipse total de Sol en 2006 y la super luna en 2015. (Foto: Hemeroteca PL)

En esa ocasión  el fenómeno culminó a las 23 horas y por motivos atmosféricos no se pudo observar en Guatemala.

29 de marzo de 2006
Un eclipse total que inicio en Brasil atravesó cuatro continentes  y el océano Atlántico.
Fue visto por  millones  de espectadores, lo que desató un espectro de respuestas, entre temor y admiración.

Las montañas del sur de Rusia  fueron las últimas en saludar  el fenómeno el cual desapareció por completo en el desierto de Mongolia.

30 de noviembre de 2010
Una lluvia de estrellas iluminó el cielo luego de que  cientos de estrellas fugaces ofrecieron un gran espectáculo de luces y colores.

Édgar Castro Bathen, presidente de la Asociación  Guatemalteca  de Astronomía,  dijo que para disfrutar el espectáculo no era necesario ningún instrumento, solo había que “tenderse en el suelo y ver hacia el cielo”.

Composición fotográfica de los últimos fenómenos astronómicos que se han visto en Guatemala. (Foto: Hemeroteca PL)

14 de abril de 2014
Se produjo  otro eclipse  de Luna, la cual se tiñó de rojo, fenómeno que no ocurre con frecuencia.
Estos fenómenos son poco frecuentes. El último ocurrió el 10 de diciembre del 2011.

Eclipse total de Sol de 1991. (Video: tomado de Youtube)

Los comentarios están cerrados.

1