1956: cómo surgió la refacción escolar en Guatemala

El 17 de septiembre 1956 durante el gobierno de Carlos Castillo Armas, por una  coincidencia, nace  el plan  “Lunch”  para todas  las escuelas públicas.

Publicado el
Portada de Prensa Libre 18/9/1956 informo sobre la creación de la refacción escolar para todos los niños de las escuelas de Guatemala. (Foto Hemeroteca PL)
Portada de Prensa Libre 18/9/1956 informo sobre la creación de la refacción escolar para todos los niños de las escuelas de Guatemala. (Foto Hemeroteca PL)

La idea surgió luego que varios niños de las escuelas que participaron  en celebraciones  de las fiestas patrias, principalmente  en el desfile del 15 de septiembre, se habían desmayado. Según el gobierno, los desmayos ocurrieron por la mala alimentación en los niños

Enrique Quiñónez, del Ministerio de Educación,  dijo que  el presidente había solicitado estudios y por eso se contactó con el  Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP), que ya había creado una ración alimenticia con materias primas propias, las cuales serían entregadas en todas las escuelas del país.

Durante la inauguración del 2o. Congreso de Educación, del 21 de octubre de 1956,  el ministerio de Educación ordenó proveer alimentos a los colegios donde funcionaban internados. A estos  se les entregarían los alimentos  crudos para que los encargados de la alimentación elaboraran menús variados de acuerdo a las tablas balanceadas que había proporcionada el INCAP.

Inicio de campaña

La Asociación  de Bienestar Infantil (ADBI) comenzó, el 17 de marzo de 1958, a  servir un menú adecuado para los niños de los tres primeros grados, de cuatro escuelas de la capital. Las instituciones beneficiadas fueron Clemente Chavarría,  Santos Toruño, Mariano Navarrete, Pedro Pablo Valdéz. Ese año la UNICEF también se sumó al programa  de la refacción escolar .

El ministro de la defensa nacional, coronel Enrique Peralta Azurdia, sirve a una niñita la primera refacción caliente en  Zacapa. 12/2/1963

El 15 de julio de 1959, el ministro de Trabajo, Roberto Ortiz, informó que ellos  se integrarían al programa de la  refacción escolar entregando en las escuelas de la ciudad  un vaso de leche  y una fruta.

Ejército en acción cívica

El 12 de febrero 1963, el Ejército creó el  programa Acción Cívica, el cual entregaría los insumos  básicos para la refacción escolar, en todo el país, especialmente en el interior. Zacapa fue el primer departamento  en ser beneficiado con las primeras 1 mil 775 refacciones calientes. Estas contaban con pan, leche y trigo.

El Ejército también entregó a las escuelas de ese departamento varios quintales de leche en polvo y cereal, vajillas, ollas, estufas de kerosene y batidoras de leche.

El 21 de abril de 1963, las niñas  de la escuela del Instituto normal de señoritas Centroamérica, INCA, recibieron por primera vez la refacción caliente,  gracias a la cooperación de CARE.

Cobros establecidos

El 8 de enero de 1965, el ministro  de Educación se reunió con los directores de las escuelas a quienes le reiteró que solo podrían cobrar  Q1 para operaciones de la escuela, matrícula, así como de la refacción escolar.

El 13 de septiembre de 1967, el ministerio de Educación informó que  se estaría  dando a los niños  leche preparada con vitaminas, aceite de hígado de bacalao y un pan, elaborado con soya.

Además informó que una panadería contratada por el ministerio de Educación cocinaría 40 mil panes diariamente para los distintos  establecimientos educativos de la ciudad capital. El costo  de la refacción escolar para los alumnos fue de un centavo.

NinÌ?as de la escuela  del Instituto normal de señoritas Centró América, INCA, reciben por primera vez la refacción  de manos del señor Waldox Tibbets, director de CARE. 21/4/1963(Foto: HemerotecaPL)

Presentan iniciativa de Ley

El 10 de diciembre de 1970, el Consejo de Estado envió un proyecto de ley al Congreso, con el objetivo de contribuir a la solución del problema de nutrición en Guatemala.

El 11 de febrero de 1971 entró en vigor el Decreto número 13-71 referente a la refacción escolar. Esta consistía en un taza  de polenta (composición de leche y harina) que era donada por  la Cooperativa Americana  de Remesas al Exterior, CARE .

Refacción en mal estado

El 18 de mayo 1976, los niños de varias escuelas  vomitaron las galletas  de la refacción escolar; padres de familia informaron que estaban en mal estado. El ministro de Educación Guillermo Putzeys Alvarez  ordenó que el producto  fuera retirado y enviado al departamento de análisis y control de alimentos  del ministerio de salud.

El 19 de septiembre de 1977, la incaparina  entregada a la escuela  nacional de niñas  de Cuyotenango,  Suchitepéquez, se tiró debido a que se encontraba descompuesta. Bertha Batres, jefa de la oficina de bienestar  infantil del ministerio de Educación, dijo que las bolsas  con incaparina  se las entregaban a los padres de familia para que ellos la cocinaran en casa .

La  refacción escolar para  los niños  de las escuelas en Xela estaba infestada de ratas  en  una bodega  del Instituto Normal para Varones de Occidente, 10/9/2001. (Foto: Hemeroteca PL)

El 4 de enero de 1979,  CARE anunció que se retiraba del país por lo que el viceministro de Educación, el profesor  Lisandro Sierra Coronado,  y la profesora  Aida Riveiro Rizzo, explicaron que el ministerio sería el que absorbería el programa de la refacción escolar.

La señora Aurora Carranza de Guevara, esposa del ministro de la Defensa Nacional, acompañada por esposas de oficiales del Ejército, entregaron el 23 de mayo de 1981 un lote  de baterías  de cocina a las escuelas de primaria rurales de Mazatenango, Suchitepéquez.

El 24 de enero de 1986, la jefe del departamento de nutrición del ministerio de Educación, Edna Escobar de Lainfiesta, informó que un millón de niños se quedarían sin refacción escolar debido a la huelga de trabajadores de la  fábrica  que elaboraba la incaparina.

El 27 de agosto  de ese mismo año, el ministerio de Finanzas Públicas informó al ministro de Educación, Eduardo Meyer Maldonado, la cancelación de las partidas presupuestarias para el programa  de la refacción escolar. Meyer Maldonado dijo que era un “ error garrafal” ya que un millón de niños se quedarían sin recibir la leche con arroz o la incaparina.

El 18 de enero de 1988, Meyer Maldonado, junto a la directora de alimentación y nutrición del ministerio de Educación y el alcalde mixqueño  Juan Guillermo Gómez  Valdez , informaron que se había abierto el programa  “Galleta Nutritiva” .

El 8 de junio de 1988, Carlos René Escobar  Montenegro, viceministro de Educación, informó sobre el robo de leche en distintas escuelas y que posiblemente habían maestros involucrados.

El 27 de febrero de 1989, Ricardo Gómez Gálvez, titular de educación, señaló que no había leche para proveer refacción escolar. Decidieron pedir “prestado” un lote de  leche al gobierno de Honduras  para cubrir  la refacción .

Infografia sobre  estadásticas de la refacción escolar durante los gobiernos de Alfonso Portillo del FRG, Oscar Berger de la GANA, y Alvaro Colom de la UNE 3/7/2008.(Foto: Hemeroteca PL)

El 2 de marzo de 1991 desapareció de la bodega municipal de Cobán la refacción escolar donada por el Programa Mundial de Alimentos. Esta consistía en leche y mosh .

El 10 de marzo de 1991, agentes de la Policía Nacional  capturaron al comerciante Víctor Rafael Pérez  cuando en un picop transportaba  20 quintales de leche y mosh  que  habían sido robados  de la escuela Garzona Nápoles, de Almolonga, Quetzaltenago.

El 13 de julio de 1993 se robaron 150 mil libras de leche y galletas que servirían para las escuela del interior del país. El Ministerio Público inició las investigaciones contra empleados del Comité Nacional de Reconstrucción, encargado de distribuir la refacción escolar, para determinar si tenían responsabilidad.

El 9 de junio de 1994, miembros de la Asociación Magisterial de Guatemala (AMG), junto a padres de familia  y alumnos de varios establecimientos, quemaron en la Plaza Central  gran cantidad de avena contaminada con gusanos.

Al ser consultado el ministro de Educación Alfredo Tay Coyoy por este caso, reconoció que gran parte de este cereal se perdía por las precarias condiciones en que se almacenaba.

El 16 de septiembre de 1997 una turba dio muerte a garrotazos a Manuel Saj Tambriz  en Nahualá, Sololá, tras ser condenado  por un Tribunal Popular. Se le acusó de haber robado  y envenenado los alimentos de la refacción escolar de la escuela  nacional Tecún Umán.

El 5 de octubre de 1999, el candidato presidencial Oscar Berger, durante su campaña política, prometió mejoras a la Educación y aseguró que se incrementaría el programa de desayunos escolares  para los niños de las escuelas públicas del país.

Son 2.5 millones de niños inscritos en preprimaria y primaria los que recibirán el beneficio de la alimentación escolar mientras dure la emergencia por el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El 7 de febrero del 2000, el ministro de Educación Mario Torres  informó sobre la implementación del  programa “Barriga llena, corazón contento” que proporcionaría la alimentación escolar a los niños de las escuelas más pobres del área rural. El almuerzo contendría una galleta, nachos y atol, y se distribuiría en regiones de  Huehuetenango, San Marcos, Alta Verapaz, Quiché y Sololá. Sin embargo, los almuerzos escolares solo fueron una promesa pues quedaron en el olvido.

El 31 de julio de 2003, varios niños de la escuela 15 de septiembre de Puerto Barrios, Izabal, fueron internados en el hospital Infantil Elisa Martínez luego de presentar síntomas de intoxicación tras ingerir la refacción escolar.

El 2 de febrero de 2008, durante el gobierno del presidente Álvaro Colom, miles  de niños del nivel primario no recibieron la refacción escolar. “Este es un problema recurrente. El gobierno no depositó el dinero a las juntas escolares  para la compra de leche, avena y pan”,  explicó Mirna de León, de la Escuela Barrio Norte, Santa Cruz, Quiché.

El 30 de mayo de  2016, miembros de la Organización de Padres de Familia y Silvia Casasola  de Marroquín, directora del Complejo Escolar por la Paz (Cepaz) señalaron que los pocos recursos que tenían se utilizaban para comprar gas y así poder  brindar  a los niños  un vaso con incaparina con leche, un pan con frijol, ensalada de pollo y una fruta por día.

Los recursos  asignados por di?a para cada nin?o son insuficientes para proporcionarles una refaccio?n completa. Las OPF se limitan a dar un vaso de atol, una porcio?n de pasta o un pan.

El 29 de agosto de 2017 surgió una iniciativa de ley de alimentación escolar;  sin embargo, los recursos para financiarla no estaban contemplados en el proyecto de Presupuesto para el año 2018, según comentó el viceministro de Finanzas, Víctor Martínez.

La propuesta, fue  impulsada por el Frente Parlamentario contra el Hambre, y pretendía elevar los recursos que se destinarían para la refacción escolar: designar Q1.11 a Q4 diarios por cada niño.

Refacción escolar no llega a la Escuela Justa González// Video tomado de You Tube