¿Por qué se celebra el Día del Artista Nacional?

¿Por qué se celebra el 27 de octubre el Día del Artista Nacional? Porque se recuerda una de las mayores tragedias aéreas en la cual perdieron la vida valiosos artistas nacionales, el 27 de octubre de 1951.

Portada del 29 de octubre de 1951, con el reporte del accidente de artistas. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada del 29 de octubre de 1951, con el reporte del accidente de artistas. (Foto: Hemeroteca PL)

El accidente aéreo ocurrió en Flores, Petén, en el cual perdieron la vida varias personas ligadas al mundo del espectáculo, entre artistas y músicos guatemaltecos, además de la tripulación. Era un día de gira de trabajo de la llamada “Hora del Ejército”. Solamente dos personas sobrevivieron.

En el accidente murieron los artistas guatemaltecos Lily Andreu Spillari de Berger, Mario Lara, Manolo Rosales y Paco Pérez, autor de grandes melodías en marimba, entre ellas “Luna de Xelajú”.

También fallecieron el locutor Germán Bayer Santa Coloma, el músico Salomón Argueta y los integrantes de su orquesta Juan León Cifuentes, Estuardo Flores, Lorenzo Noé Juárez, Julio Velásquez, Francisco Arnie, Mariano Prera, José Antonio Rubio Rottmann, Luis Rivera, Rafael Centeno, Oscar Mondragón y Mario Lara.

En el accidente también pereció la tripulación del avión, formada por el capitán Enrique Pérez Guisasola, el teniente Miguel Ángel de León, los soldados Casiano Castañeda y Enrique Meléndez, y los radiotécnicos Manuel Echeverría y Roberto Aparicio.

El suceso ocurrió al despegar el avión de la pista, cuando retornaban de Flores, Petén, en donde habían ofrecido un concierto. En la catástrofe sobrevivieron los artistas Antonio Almorza y Zoila Luz Estrada.

Paco Pérez, autor de "Luna de Xelajú", murió en el accidente. (Foto: Hemeroteca PL)

Decreto

El 13 de octubre de 1981 el Congreso de la República emitió el decreto 39-759, mediante el cual declaró el 27 de octubre de cada año como el “Día del Artista Nacional”, para conmemorar el trágico fallecimiento de varios artistas nacionales, el 27 de octubre de 1951.
Este día, pintores, escultores, músicos, poetas, escritores, cineastas, teatristas, cantautores, malabaristas, zanquistas y otro tipo de manifestación de arte, son homenajeados en distintas actividades que se celebran a lo largo del territorio nacional.

La Hora del Ejército

Con el advenimiento de los gobiernos revolucionarios, el aspecto cultural fue puesto en alta estima. Muestra de ello era la constante organización de eventos artísticos de todo tipo, empezando por lo que dio en llamarse la “Hora Cultural del Ejército” que en sí era un programa radial transmitido por la radiodifusora oficial TGW, que reunía en su seno a lo más granado del arte nacional, entre locutores, cantantes, intérpretes y compositores, quienes diariamente hacían las delicias del público guatemalteco.

Dicho programa era una caravana que  recorría el país llevando su arte al ciudadano de a pie, acercándolo y compenetrándolo de manera especial con los artistas nacionales.

La “Hora Cultural del Ejército” programada para el sábado 27 de octubre de 1951 iba a transmitirse desde Flores, Petén, en un intento de acercar a la población del remoto departamento al ambiente artístico de la ciudad. Para el efecto, el Ministerio de la Defensa ordenó que los artistas y técnicos radiales fueran transportados en un avión C-47A de la Fuerza Aérea Guatemalteca hasta el campo aéreo de Santa Elena, muy cercano a la cabecera, para luego ser llevados en una embarcación a Flores.

Antonio Almorza sobrevivió al percance. (Foto: Hemeroteca PL)

El avión designado para el vuelo fue el “0961” e iba bajo el mando del Mayor Enrique Pérez Guisasola, teniendo como copiloto al Capitán José Ángel Escobar Mendieta, completando la tripulación los mecánicos de aviación Casiano Castañeda y Enrique Meléndez.

La caravana de artistas iba encabezada por el inmortal Paco Pérez  y su pianista Mario Lara Montealegre, además de Antonio Almorza, Antonio Rubio, Enrique Negreros, Fidel Pérez de León, Florencio Noé Juárez, Francisco Arrué, Francisco Cobos Montenegro, Francisco Monterroso, Germán Bayer Santacoloma, Héctor Flores, Humberto Oliva, Juan De León Cifuentes, Julio Vásquez, Lilly Andreu Spillari, Luis Rivera, Manolo Rosales, Manuel Victoriano Echeverría, Mariano Prera, Miguel Angel De León, Oscar Mondragón, Rafael Centeno, Roberto Aparicio, Salomón Argueta, Víctor Alfaro Navas, Víctor Manuel Tapia y Zoila Luz Estrada.

Sepelio masivo de artistas muertos en accidente del 27/10/1951. (Foto: Hemeroteca PL)

Vuelo fatídico

Al caer la tarde, y tras haber actuado en el salón municipal de Flores, la caravana abordó el avión. Había mal tiempo, y la lluvia no permitía mayor visibilidad. De hecho, la caravana artística había planificado actuar en el quiosco local pero la lluvia se lo impidió.

Bastaron 90 segundos luego del despegue para que ocurriera el accidente. En ese lapso, uno de los motores de la aeronave se incendió e hizo que se precipitara a tierra. Se estrelló en medio de un mar de llamas. Según se supo, no hubo rezos ni súplicas, solo angustia y luego silencio.

Posteriormente, se dio a conocer la tragedia. Un grupo de grandes artistas había perdido la vida. Argueta sobrevivió, pero murió poco después. Solo Almorza y Estrada vivieron para contar lo ocurrido.

Una de las versiones, infundadas por cierto, es que uno de los pasajeros iba fumando y que eso causó el incendio.

Guatemala entera lloró a sus artistas. Prensa Libre publicó en su portada del lunes 29 de octubre el trágico suceso. ¿Por qué no se publicó el  28? Simplemente porque los medios informativos impresos no circulaban los domingos.

“Luna de Xelajú”, en la voz de su autor, Paco Pérez. (Video: tomado de Youtube)