Pregón Cuaresmal: Segundo Viernes de Cuaresma

En este Segundo Viernes de Cuaresma se recuerdan las revelaciones que Cristo hizo a Santa Margarita María de Alacoque sobre los sufrimientos de su corazón.

Margarita María, monja visitandina del siglo XVII, recibió en carne propia la revelación de la pasión de Cristo. El símbolo principal de dicho encuentro fue el corazón del Señor. De hecho, la devoción al Sagrado Corazón parte de esas revelaciones.

No es extraño que desde entonces el mundo se cobije en el corazón de Jesús, una advocación revelada y extendida por el mundo.  Una demostración de esa necesidad fue la consagración de muchos países al Corazón de Jesús, como una forma reparadora de las ofensas.

Consagrada Imagen del Corazón de Jesús de los Dolores Internos del Templo Beatas de Belén. (Foto: Néstor Galicia)
Para comprender mejor la revelación es necesario profundizar en el significado del corazón del Señor, que forma parte fisiológica y biológica de su sufrimiento.

Así como el Señor se reveló a Santa Brígida en su dolor por medio de la experiencia de su madre, así le confió a Margarita María el amor de su corazón por el mundo entero.

Base científica

Según las Sagradas Escrituras, los cuerpos de los condenados no podían permanecer en la cruz debido a que se avecinada la Pascua. Para acelerarles la muerte a los dos ladrones, les quebraron las piernas. Supuestamente, éstos continuaban vivos.
Cuando se acercaron a Jesús, los soldados vieron que había muerto. Entonces, uno de ellos le traspasó el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.

Alegoría que representa el beso de Judas Iscariote, Templo de Beatas de Belén. (Foto: Néstor Galicia)
Uno de los testigos más fieles de dicho momento fue el apóstol y evangelista Juan, quien dio testimonio en sus escritos. Según expertos, el corazón del Señor no había soportado tanta presión, la posición en la cruz y el desangramiento. Entonces, dejó de latir. Cuando el soldado le traspasó el pecho a Cristo, tocó inevitablemente la base cónica del corazón, el último reducto de sangre caliente que tenía.

Al instante salió sangre y agua… y esto demuestra científicamente que lo único que quedaba en el corazón del Señor era plasma, la base líquida del tejido sanguíneo.

Cristo de Velásquez, Templo de Santa Delfina de Signé. (Foto: Néstor Galicia)
Biografía de la vidente

Margarita María nació el 25 de julio de 1647, en Janots, Borgoña, Francia. Fue la quinta de 7 hijos de un notario acomodado.
Las pruebas de la Pasión del Señor no fueron solamente revelaciones mentales. En su cuerpo y su sangre sintió los dolores de la flagelación y la crucifixión.

Una de sus pruebas más elevadas fue tener que atender a su madre que se pudría lentamente a causa de una erisipela. Margarita pidió tanto por la salud de ésta que no se daba cuenta que aún le faltaba sufrir a ella misma esos mismos dolores.

Cristo de la Agonía del Templo la Merced de la Ciudad de Guatemala. (Foto: Néstor Galicia)
Luego de luchar contra la indiferencia de sus parientes decide entregarse a la vida religiosa. Tenía 25 años, y pasaría 18 más con las monjas de La Visitación.  Su vida conventual no fue fácil, porque las revelaciones se hicieron más intensas y la enfermedad  la persiguió hasta el fin de sus días.

En estas experiencias físicas, Margarita vio la oportunidad de unirse al dolor de la Pasión de Cristo por medio de su corazón.

Apariciones

En una ocasión,  el Divino Maestro se le aparece desfigurado, como estaba en su flagelación y le dice: “¿Y bien querrás gozar de este placer?- Yo no gocé jamás de ninguno, y me entregué a todo género de amarguras por tu amor y por ganar tu corazón- Querrás ahora disputármelo?”. Comprendió ella que era su vanidad la que había reducido al Señor a tal estado.  Que estaba ella perdiendo un tiempo tan precioso, del cual se le pediría una cuenta rigurosa a la hora de su muerte. Y con esta gracia extraordinaria, revivió en ella el deseo de la vida religiosa con tal ardor, que resolvió abrazarla a costa de cualquier sacrificio, aunque pasarían cinco años antes de poder realizarlo.

Detalles de las manos de Jesús Nazareno de la Juventud, Templo de San Agustín. (Foto: Néstor Galicia)
La vida de Sta. Margarita estuvo marcada por experiencias sobrenaturales.  Pero nunca fueron causa para escapar las realidades cotidianas; al contrario.  Le trajeron duras pruebas y la necesidad de ejercitar heroicamente las virtudes que forjan la santidad en la vida diaria.

He aquí algunos ejemplos más. En 1680, estuvo enferma de gravedad. Llegaba la fiesta del Corpus, donde se le concedió tomar el Pan de Vida, y se le dio el mandato de no tomar medicina alguna durante cinco meses, ni poner los pies en la enfermería. Añadió la Superiora por escrito que por orden de santa obediencia pidiera la salud a nuestro Señor a fin de poder practicar los ejercicios de la santa regla.

Cristo caído del Templo de la Merced. (Foto: Néstor Galicia)
Durante los cinco meses fijados por la Madre Superiora, Margarita gozó de perfecta salud, quedando satisfecha la Madre Superiora de la prueba.

Otra intervención divina ocurrió cuando Santa Margarita tenía que entrar en los ejercicios anuales. En ese momento, estaba en la enfermería abrasada de calentura. La Madre Superiora le dijo: “Vaya, hija mía, le encomiendo al cuidado de Nuestro Señor Jesucristo; que El la dirija, gobierne y cure según su voluntad”.  El Señor se le presenta y le hace levantar con mil señales de amor, y le dice:
“Quiero volverte con salud a la que te ha enviado enferma y puesto en mis manos”. Así quedó sana y vigorosa como si nunca hubiera estado enferma.

Jesús Nazareno de la Indulgencia, Templo de Beatas de Belén. (Foto: Néstor Galicia)
Cruz y llagas

Se le presentó una vez delante de ella Jesús cargando con la Cruz, cubierto de llagas y de sangre y le dijo con voz dolorosamente triste: “¿No habrá quien tenga piedad de mí y quiera compartir y tener parte en mi dolor en el lastimoso estado en que me ponen las pecadores sobre todo en este tiempo?” La santa se le ofreció y el Salvador colocó sobre sus hombros su pesada cruz.  Una enfermedad le hizo sentir muy pronto lo desgarrador de aquellos clavos.

Otra vez al acercarse a la sagrada mesa se le apareció la Sagrada Hostia resplandeciente como sol, y distinguió al Señor, llevando en la mano una corona de espinas. El se la puso en la cabeza, diciéndole: “Recibe, hija mía, esta corona en señal de la que se te dará pronto por su conformidad conmigo”.

Detalle de los pies del Cristo Yacente de Santa Catalina. (Foto: Néstor Galicia)
Cristo le ofreció a Margarita el dolor como regalo, pero, según sus biógrafos y escritos, la Cruz fue el más precioso de todos. Un día después que ella recibió la comunión, se hizo presente ante los ojos de ella una gran cruz, cuya extremidad no podía ver; estaba la cruz toda cubierta de flores. Y el Señor le dijo:
“He ahí el lecho de mis castas esposas, donde te haré gustar las delicias de mi amor; poco a poco irán cayendo esas flores, y solo te quedarán las espinas, ocultas ahora a causa de tu flaqueza, las cuales te harán sentir tan vivamente sus punzadas, que tendrás necesidad de toda la fuerza de mi amor para soportar el sufrimiento”.

Jesús del Pensamiento, Templo de la Merced. (Foto: Néstor Galicia)
Jesús le comunicó una parte de sus terribles angustias en Getsemaní y la quiere víctima inmolada. Ella le dice a Jesús: “Nada quiero sino tu Amor y tu Cruz, y esto me basta para ser buena religiosa, que es lo que deseo”.

La devoción

La veneración del Corazón de Jesús, que empezó con Santa Margarita María de Alacoque en Francia, hacia finales del siglo XVII se ha extendido por el mundo entero. A esa devoción, producto de la revelación, se unieron otras como la Divina Misericordia y el Corazón Inmaculado de María.

Promesas a los devotos del Sagrado Corazón, hechas por Jesús a Santa Margarita:

  • 1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado.
  • 2. Pondré paz en sus familias.
  • 3. Les consolaré en sus penas.
  • 4. Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.
  • 5. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.
  • 6. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.
  • 7. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.
  • 8. Las almas tibias se volverán fervorosas.
  • 9. Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.
  • 10. Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.
  • 11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de Él.
  • 12. Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos. Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.

Según la revelación, las condiciones para ganar esta gracia son tres:

  • 1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.
  • 2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
  • 3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

La visión de Santa Margarita se representa en la figura de Cristo que muestra su corazón herido, rodeado de una corona de espinas. De la parte superior emergen llamas y una cruz, símbolo de la salvación y la entrega.

Procesión de Jesús de la Justicia. Segundo Domingo de cuaresma 1 de marzo de 2015. (Foto: Néstor Galicia)
PREGÓN CUARESMAL DE LA SEGUNDA SEMANA

Viernes 19 de febrero

  • ANTIGUA GUATEMALA: Velación de Jesús Nazareno de la Ermita Santa Inés de Montepulciano. De 7 a 23 horas.

Consagrada Imagen de María Santísima de Soledad del Templo de la Recolección. (Foto: Néstor Galicia)
Sábado 20 de febrero

  • JOCOTENANGO, SACATEPÉQUEZ: Velación de la Consagrada Imagen de la Santísima Virgen de Dolores. Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. De 7.30 a 23 horas. Concierto de Marchas fúnebres: 20 horas.
  • TEMPLO DE LA RECOLECCIÓN, ZONA 1: Velación de la Consagrada Imagen de María Santísima de la Soledad. Traslado desde la capilla de ánimas: 17.30 horas. Misa Solemne: 18 horas. Imposición de capas a socias de la Hermandad: 19 horas. IX Concierto de Marchas Fúnebres: 17.30 horas.
  • PARROQUIA SANTA MARÍA GORETTI, ZONA 13: Procesión de Jesús Nazareno del Sufrimiento. Salida: 15.45 horas. Entrada: 21 horas.
  • PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT, Z.4 MIXCO: Procesión de Jesús Nazareno de Montserrat. Salida: 17 horas. Entrada: 21 horas.
  • BASÍLICA DEL ROSARIO (SANTO DOMINGO), ZONA 1: Velación de Jesús Nazareno de la Buena Muerte. Solemne Misa: 8 horas. Misa Mayor de Velación: 16.30 horas. Procesión por las naves y atrio de la Basílica: 18 horas.
  • SANTUARIO DE SAN JOSÉ, ZONA 1: Procesión del Rezo de los Siete Dolores de la Virgen con la Consagrada Imagen de la Santísima Virgen María de Dolores. Salida: 18 horas, 12 avenida y 4a. calle: 19 horas, Eventos Católicos: 20 horas, 10a. avenida y 5a. calle. 21 horas, Entrada: 22 horas.
  • ANTIGUA GUATEMALA: Procesión Conmemorativa del 7o. aniversario de Consagración de Jesús Nazareno de la Salvación. Ermita de Santa Catalina Bobadilla. Salida: 18 horas. Entrada: 21 horas.

Procesión de Jesús Nazareno y Santísima Virgen de Dolores, Ermita de Santa Inés, Antigua Guatemala. (Foto: Néstor Galicia)
Domingo 21 de febrero

  • ANTIGUA GUATEMALA: Procesión de Jesús Nazareno y Santísima Virgen de Dolores de la Ermita Santa Inés de Montepulciano. Salida: 13 horas. Puente Pensativo: 15 horas. Templo de la Merced: 18 horas. Parque Central: 19.30 horas. Entrada: 23 horas.
  • TEMPLO DEL CALVARIO, ZONA 1: Procesión de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de la Justicia. Salida: 9 horas. Parque Concordia: 10.05 horas. Santuario de Guadalupe: 11.45 horas. Santa Catalina: 12.30 horas. Catedral: 13.50 horas. Santo Domingo: 16.10 horas. Beatas de Belén: 17.05 horas. Entrada: 18 horas.
  • TEMPLO DE LA RECOLECCIÓN, ZONA 1: Procesión de Velación de la Consagrada Imagen de María Santísima de la Soledad. Salida: 14 horas. Entrada: 20 horas.
  • PARROQUIA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD, EL GALLITO, ZONA 3: Procesión Infantil con las réplicas de Jesús Nazareno Redentor del Mundo y Santísima Virgen de Dolores. Salida: 14 horas. Entrada: 17 horas.
  • CAPELLANÍA NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES, ZONA 6: Procesión de Jesús Nazareno “Rey Celestial” y Santísima Virgen de Dolores. Salida: 15 horas. Entrada: 21 horas.https://www.youtube.com/watch?v=ykZfAaUHE34

Salida de la procesión de Jesús de la Justicia. Año 2014. (Video: tomado de Youtube)