¿Se celebraba diferente el Día del Maestro hace 60 años en Guatemala?

El 25 de junio ha sido una fecha especial para celebrar a los guías en la educación. ¿Cómo era hace 60 años?

Publicado el
En 1960, el patronato de  padres de familia organizó un evento para las maestras de la Escuela Nacional de Párvulos América.  Se hicieron presentaciones artísticas, las maestras recibieron regalos y también se brindó con vino.  (Foto: Hemeroteca Prensa Libre)
En 1960, el patronato de padres de familia organizó un evento para las maestras de la Escuela Nacional de Párvulos América. Se hicieron presentaciones artísticas, las maestras recibieron regalos y también se brindó con vino. (Foto: Hemeroteca Prensa Libre)

E l 25 de junio de 1944, policías vestidos de civil dispararon contra la multitud y dieron muerte a la profesora María Chinchilla Recinos. Desde entonces, en el país se celebra en esa fecha el Día del Maestro.

En la década de 1960 se programaban distintas actividades para celebrar a los educadores, se inauguraban proyectos y se recordaba a grandes personajes, entre otra serie de iniciativas.

Uno de los eventos más recordados de la época fue la develación del busto de la maestra Rosa Flores Monroy, en Chiquimula, la cual se llevó a cabo el mismo 25 de junio de 1960, frente al jardín del Instituto normal y centro de educación prevocacional para señoritas de aquella ciudad.

La destacada maestra escribió un libro titulado Chiquimula en la Historia, volumen de 475 páginas, con innumerables ilustraciones y detalles de la región.

Una columna explicaba la relevancia de Rosa Flores Monroy y su aporte a la cultura guatemalteca. (Foto: Hemeroteca Prensa Libre)

El homenaje incluyó una visita al cementerio de parte de los educadores y alumnos quienes colocaron ofrendas florales sobre la tumba que guarda los restos de la educadora.

Más festividades

De ese mismo año las páginas de este diario también guardan otras celebraciones como el de las profesoras de Amatitlán quienes fueron festejadas con un té y una misa de acción de gracias en la parroquia de dicha ciudad.

También en esas fechas la Asociación de padres de familia de la Escuela Nacional de Párvulos J. Enrique Pestalozzi inauguraron un proyecto de su propia iniciativa que incluía la construcción de un aula y un escenario para la institución. La escuela tenía problemas de espacio.

(Foto: Hemeroteca Prensa Libre)

En 1961 para este mes de festejos se entregaron nuevas aulas del colegio San Sebastián, construidas y financiadas por exalumnos y alumnos de ese centro educativo. Fueron inauguradas por el arzobispo metropolitano, monseñor Mariano Rosell Arellano.

(Foto: Hemeroteca Prensa Libre)

Otro de los regalos que se tuvo en estos años fue la publicación en 1965 de Mi credo del maestro, del recordado maestro y compositor José Ernesto Monzón, también apodado el cantor del paisaje, él destacó con sus canciones Soy de Zacapa y Canto a mi Guatemala, por mencionar algunas de sus piezas con ritmos populares.

Podría interesarle: Soy de Zacapa, de José Ernesto Monzón, pudo haber sido cantada por Pedro Infante

(Foto: Hemeroteca Prensa Libre)