Alemania aprueba apoyar misión contra el Estado Islámico

El gabinete de Alemania aprobó planes para destinar hasta mil 200 soldados a la coalición internacional que lucha contra el grupo extremista Estado Islámico en Siria. 

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (i) y la titular de Defensa, Ursula von der Leyen. (Foto Prensa Libre: EFE).
El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (i) y la titular de Defensa, Ursula von der Leyen. (Foto Prensa Libre: EFE).

La orden requiere de la aprobación del Parlamento.

La coalición de gobierno de la canciller, Ángela Merkel, tiene una amplia mayoría en la cámara y la aprobación parecía garantizada en la votación, que según legisladores del bloque conservador en el gobierno podría celebrarse el viernes. 

Tras los ataques extremistas de París, Merkel accedió a una petición del gobierno francés para apoyar sus operaciones contra la milicia radical en Siria.       

Los planes germanos contemplan el envío de un avión Tornado de reconocimiento, aviones de repostaje y una fragata a la región para proteger al portaaviones francés Charles de Gaulle en el Mediterráneo oriental, pero no entrarán en combate.       

El ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier dijo al diario Bild que no espera que los mil 200 soldados participen en la misión al mismo tiempo.

La cifra es un límite máximo que, como es habitual con los mandatos militares, incluye un considerable “margen de seguridad”.       

“Hacemos lo que se necesita a nivel militar, lo que podemos hacer mejor y podemos aceptar a nivel político”, dijo.       

Los partidos opositores de izquierda en el Parlamento son muy escépticos con el plan.

Simone Peter, líder de los Verdes, puso en duda que haya suficiente base legal para el despliegue y señaló a la ausencia de un mandato claro de Naciones Unidas.       

“La cuestión legal no es la única”, dijo Peter a la televisora ARD.

“Decimos claramente que este despliegue tampoco tiene un objetivo político, un concepto político, y por tanto es irresponsable”.       

El despliegue más grande que mantiene ahora el ejército alemán forma parte de la misión de instrucción Apoyo Decidido de la Otán en Afganistán, con poco menos de mil efectivos.

En el momento más intenso de la misión de combate anterior llegó a tener unos cinco mil soldados en el país.       

Alemania también tiene previsto aumentar su presencia en Mali, donde ahora tiene unos 200 soldados.  

Reino Unido

En tanto, el gobierno del primer ministro británico, el conservador David Cameron, presentó este martes en la Cámara de los Comunes la moción donde pide autorización para bombardear Siria desde el aire, que será votada mañana tras un debate de varias horas.

El texto, más extenso de lo habitual, cubre lo que el Ejecutivo percibe como las principales inquietudes de los diputados y, entre otras cosas, afirma que la intervención militar no incluirá tropas de tierra y formará parte “de una estrategia más amplia para traer la paz y estabilidad” al país árabe.

El Gobierno conservador, que quiere asegurarse un amplio apoyo parlamentario, alude a la reciente resolución de la ONU como “base legal” para el ataque, pues insta a los Estados a tomar “las medidas necesarias” para prevenir atentados del Estado Islámico.

Cameron quiere sumarse a los bombardeos aéreos en Siria encabezados por Estados Unidos, que ya fueron rechazados por el Parlamento de Londres en el 2013 -solo están autorizados en Irak-, pero hasta ahora no estaba seguro de obtener la mayoría parlamentaria.

Además de buena parte del Partido Laborista, se oponen al ataque, al considerar que empeorará la situación, el Partido Nacionalista Escocés y varios diputados conservadores.

No obstante, se espera que, al tener en este caso los laboristas libertad de voto, la moción pueda progresar.

En el texto presentado este lunes, el Gobierno mantiene que continuará ofreciendo ayuda a los refugiados sirios y reconoce la importancia de “planificar la estabilización y reconstrucción post-conflicto”, así como de atajar la financiación al EI.

Recuerda además las peticiones de asistencia militar que ha recibido de EE. UU. , Francia “y aliados regionales”  y se compromete a mantener informada periódicamente a la Cámara de los Comunes, donde los “tories”  tienen mayoría absoluta.

Se espera que el debate empiece a las 11.30 GMT, previa introducción de Cameron, y la votación podría tener lugar sobre las 22 GMT, a fin de dar a los diputados tiempo suficiente para expresar sus puntos de vista.