Ataque en Afganistán: “Jamás volveré a conocer la felicidad”, el dolor del novio cuya boda fue atacada por Estado Islámico y causó la muerte de 63 personas

El novio cuya boda fue atacada por un extremista suicida en la capital afgana de Kabul dice que ha “perdido toda esperanza” tras la mortal explosión.

Mirwais Elmi le contó al canal noticioso Tolo News que "jamás volveré a conocer la felicidad en mi vida".
Mirwais Elmi le contó al canal noticioso Tolo News que "jamás volveré a conocer la felicidad en mi vida".

En una entrevista de televisión, Mirwais Elmi contó que su novia sobrevivió pero su hermano y otros parientes se encuentran entre las 63 personas que murieron en el ataque del sábado.

El autodenominado Estado Islámico (EI) reconoció haber perpetrado el ataque con bomba que también dejó a más de 180 heridos.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, describió el acontecimiento como “bárbaro”.

Acusó al Talibán de “proveer una plataforma para terroristas”. El Talibán, que se encuentran en conversaciones de paz con Estados Unidos, condenó el ataque.

En la entrevista con el canal noticioso afgano Tolo News. Mirwais Elmi recordó haber saludado a los sonrientes invitados en el salón nupcial sólo para ver sus cuerpos sacados unas horas después.

“Mi familia, mi novia están en shock, ni siquiera pueden hablar. Mi novia se sigue desmayando”, expresó.

“He perdido toda esperanza. Perdí a mi hermano, perdí mis amigos, perdí mis parientes. Jamás volveré a conocer la felicidad en mi vida”.

“No puedo asistir a los funerales. Me siento muy débil… Sé que este no será el último sufrimiento de los afganos, el sufrimiento continuará”, añadió.

Un funeral en masa para las víctimas de un ataque con bomba durante una boda en Kabul, agosto 18, 2019

Reuters
Sendos funerales se han llevado a cabo para las víctimas de la explosión.

El padre de la novia le manifestó a los medios afganos que 14 miembros de su familia habían muerto en el ataque.

A pesar de las continuas conversaciones encaminadas a buscar el fin de una guerra en la que EE.UU. lleva involucrado 18 años, la población civil de Afganistán sigue pagando una tremenda cuota.

El más reciente ataque resalta lo difícil que será encontrar un camino hacia la paz en Afganistán: EI, que mantiene una presencia en el este y norte del país y combaten tanto al gobierno afgano como a las fuerzas internacionales lideradas por EE.UU., no participa en las conversaciones.

¿Qué ocurrió?

Un comunicado de EI declaró que uno de sus combatientes se inmoló en una “reunión grande” mientras que otros “detonaron un auto estacionado lleno de explosivos” cuando llegaron los servicios de emergencia.

El ataque ocurrió en un distrito poblado principalmente por musulmanes chiitas.

El salón nupcial en Kabul destrozado por la explosión.

EPA
El piso del salón nupcial quedó cubierto en sangre después de la explosión.

Los militantes musulmanes sunitas, que incluyen al Talibán y el grupo Estado Islámico, repetidamente han atacado a las minorías chiitas hazara en Afganistán y Pakistán.

Desde su cama en un hospital, uno de los invitados a la boda, Munir Ahmad, de 23 años, dijo que su primo se encontraba entre los muertos.

“Los invitados a la boda estaban bailando y celebrando cuando ocurrió la explosión”, describió a la agencia noticiosa AFP.

“Después de la explosión, hubo un caos total. Todo el mundo estaba gritando y llorando por sus seres queridos”.

Las bodas afganas suelen tener lugar en grandes salones donde los hombres están segregados de las mujeres y niños.

¿Cuál ha sido la reacción?

En su cuenta de Twitter, el presidente Ghani dijo haber convocado una reunión de seguridad para “repasar y evitar esas fallas de seguridad”.

“En nombre de la nación, envío mis sentidas condolencias a las familias de los que murieron martirizados”, escribió.

 

 


El jefe ejecutivo de Afganistán, Abdullah Abdullah, describió el hecho como “un crimen contra la humanidad” y el embajador de EE.UU. en Afganistán, John Bass, lo llamó un acto de “extrema depravación”.

Un portavoz del Talibán dijo que el grupo “condenaba enérgicamente” el ataque.

“No hay justificación para semejantes matanzas brutales y deliberadas contra mujeres y niños”, declaró Zabiullah Mujaheed en un mensaje escrito a los medios.

¿Cómo están progresando las conversaciones de paz afanas?

Representantes del Talibán y EE.UU. han sostenido conversaciones en Doha, la capital de Qatar, y ambos lados han reportado progreso.

El domingo, el presidente estadounidense, Donald Trump, informó a la prensa en Nueva Jersey que las negociaciones andaban bien.

“Estamos teniendo muy buenas discusiones con el Talibán. Estamos teniendo muy buenas discusiones con el gobierno afgano”, manifestó.

Estados Unidos tiene unas 14.000 tropas en Afganistán y forma parte de una misión de la OTAN en ese país. Desde el principio de su gobierno, Trump ha dicho que quiere retirar las tropas estadounidenses de ahí.

El acuerdo incluiría un retiro gradual de tropas a cambio de garantías del Talibán de que Afganistán no será utilizado como base de grupos extremistas para atacar objetivos estadounidenses.

Gráfico con las tazas de muertes por año en Afganistán

BBC

El Talibán también iniciaría negociaciones con una delegación afgana sobre un marco de paz que incluya un cese el fuego. El grupo miliciano rehúsa negociar con el gobierno afgano hasta que el retiro de EE.UU. no se haya acordado.

El Talibán controla ahora más territorio que en cualquier momento desde que fue expulsado del poder en 2001.