Corea del Norte investiga un brote de una “enfermedad intestinal” que aún no ha sido identificada

Corea del Norte tiene un sistema de salud precario y rechazó ofertas internacionales para suministrar vacunas covid-19 para su población.

Publicado el
Corea del Norte
Getty Images

Corea del Norte informó este jueves que enfrenta un brote de una enfermedad intestinal no identificada, que se suma a la propagación en el país de la covid-19.

También señalaron que se enviaron medicamentos a la ciudad de Haeju para ayudar a los pacientes que padecen la “epidemia entérica aguda”. Entérico se refiere al tracto gastrointestinal.

Los expertos en salud sospechan que podría tratarse de fiebre tifoidea o cólera.

“Frenar la propagación”

Corea del Norte declaró el estado de emergencia en mayo después de que las autoridades dijeran que millones de personas estaban experimentando “fiebre”, que se cree que eran casos de covid-19.

Sobre la actual enfermedad intestinal, no se informó del número de personas afectadas.

Kim Jong-un con una mujer manipulando medicamentos.
Reuters

“(Kim) enfatizó la necesidad de contener la (nueva) epidemia lo antes posible tomando una medida bien organizada para poner en cuarentena a los casos sospechosos para frenar su propagación completamente, confirmando los casos a través de exámenes epidemiológicos y pruebas científicas”, dijo KCNA.

Un funcionario del Ministerio de Unificación de Corea del Sur que se ocupa de los asuntos intercoreanos le dijo a la agencia de noticias Reuters que el gobierno sospecha que el brote puede ser cólera o fiebre tifoidea.

La provincia de Hwanghae del Sur, donde se encuentra Haeju, es la principal región agrícola de Corea del Norte, lo que podría empeorar la escasez generalizada de alimentos en el país.

Datos sobre la covid

Pyongyang estuvo informando sobre la cantidad de pacientes con fiebre que podrían ser casos de covid, pero carece de los medios para hacer las pruebas de diagnóstico.

Corea del Norte informó de 26.010 personas más con síntomas de fiebre el jueves y el número total de pacientes en el país desde finales de abril se acerca a los 4,56 millones.

El número de muertos relacionados con el brote es de 73, dice el gobierno, pero la Organización Mundial de la Salud y otros organismos temen que la situación sea mucho peor.

Corea del Norte tiene un sistema de salud precario y rechazó ofertas internacionales para suministrar vacunas para su población.