Crisis en Puerto Rico: Rosselló hace efectiva su renuncia y Pierluisi se juramenta como gobernador

El abogado Pedro Pierluisi se juramentó este viernes como nuevo gobernador de Puerto Rico tras hacerse efectiva la renuncia de Ricardo Rosselló, forzado por las protestas surgidas tras el escándalo del chat homófobo y misógino.

Pedro Pierluisi ha ocupado diferentes cargos de alto nivel en la isla desde la década de 1990.
Pedro Pierluisi ha ocupado diferentes cargos de alto nivel en la isla desde la década de 1990.

Pierluisi tomó posesión del cargo de gobernador poco más de una hora después de haber sido confirmado como secretario de estado por la Cámara de Representantes.

El Senado, sin embargo, no lo había confirmado, como exige la Constitución de Puerto Rico.

Rosselló alegó en un comunicado que Pierluisi, como secretario de estado designado, puede asumir el cargo de gobernador accidental sin necesidad de haber sido confirmado según una enmienda de 2005 a la ley que regula la sucesión en la jefatura del Ejecutivo de la isla.

Pero eso es algo que ha sido ampliamente criticado en la isla, donde incluso expertos legales han expresado sus dudas acerca de la constitucionalidad de esa norma.

Ricardo Rosselló.

Getty Images
Rosselló renunció después de varios días de protestas.

Designación controvertida

La designación de Pierluisi como secretario de estado levantó suspicacias entre los críticos de Rosselló, que lo veían con desagrado por su papel en la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para Puerto Rico.

La JSF es una entidad de control federal que fue también objetivo de algunas protestas por estar detrás de los impopulares recortes y paquetes de austeridad en la isla, desde despidos hasta cierres de escuelas.

Y desde que el jueves se supo que Pierluisi no iba a contar con la confirmación del Senado al menos hasta la próxima semana, la posibilidad de que asumiera como gobernador siendo secretario de estado designado pasó de un problema político a una crisis constitucional.

Eso porque expertos legales de la isla llegaron a decir que la ley a la que se acogieron él y Rosselló para confirmarlo como nuevo gobernador es inconstitucional.

Argumentan que podría vulnerar el principio de separación de poderes y que la gobernadora debe ser Wanda Vázquez, que como secretaria de Justicia es la siguiente en la línea de sucesión. Pero Vázquez ha dicho que no quiere el cargo.

Por su parte, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien el jueves dijo que Pierluisi no contaba con los votos en esa cámara, criticó duramente la sucesión.

En una entrada en su página oficial de Facebook, Schatz escribió que la juramentación del nuevo gobernador refleja las “verdaderas intenciones” de Rosselló.

Nunca se arrepintió de nada. No respetó el reclamo del pueblo. De hecho, se burló, utilizando nuevos cómplices”, escribió Schatz.

“Los que traicionaron a Puerto Rico quieren perpetuarse inescrupulosamente”.

protesta

Getty
Miles de puertorriqueños se manifestaron en contra de Rosselló.

En 2016, una investigación de The New York Times señaló a Pierluisi por un supuesto conflicto de intereses durante su labor legislativa, algo que el abogado negó.

De acuerdo con el reporte, clientes de la esposa de Pierluisi habrían sido parte de varias corporaciones que invirtieron en bonos de Puerto Rico, en un momento en que el Congreso de Estados Unidos discutía legislación para atender la crisis fiscal de la isla.

El artículo señaló además que las riquezas de la familia del abogado se habían multiplicado casi 30 veces durante su gestión como comisionado.

Pierluisi, por su parte, anunció que solo pretende gobernar hasta que termine el actual mandato en 2020 y que no tiene intención de presentarse a una reelección.