El fiscal general de Haití pide a un juez que se presenten cargos contra el primer ministro por el asesinato del presidente Jovenel Moïse

El fiscal general de Haití pidió este martes a un juez que presente cargos contra el primer ministro Ariel Henry por el asesinato del presidente Jovenel Moïse y solicitó a las autoridades que le prohíban salir del país.

Ariel Henry
Ariel Henry es el primer ministro de Haití.

El fiscal general de Haití pidió este martes a un juez que presente cargos contra el primer ministro Ariel Henry por el asesinato del presidente Jovenel Moïse y solicitó a las autoridades que le prohíban salir del país.

El fiscal Bed-Ford Claude hizo esta petición el mismo día en que le pidió a Henry que explicara sus vínculos con el principal sospechoso de ordenar el asesinato, Joseph Felix Badio.

Los registros telefónicos, expuso Claude, mostraban que los dos hombres hablaron dos veces pocas horas después de que Moïse fuera asesinado a tiros en su residencia de Puerto Príncipe.

“Hay suficientes elementos comprometedores… para procesar a Henry y pedir su acusación directa”, escribió Claude en la orden judicial.

Henry, por su parte, aseguró que los señalamientos eran “tácticas de distracción” destinadas a “sembrar confusión”. Sin embargo, no respondió a las acusaciones específicas en su contra.

El magnicidio, ocurrido el pasado 7 de julio, desencadenó una crisis política en Haití que se agravó tras un terremoto que sacudió el sur del país hace un mes y que dejó cientos de muertos y daños considerables.

Poco después, el primer ministro “pasó a la ofensiva”, supuestamente “despidiendo al hombre que buscaba [presentar] cargos en su contra”, informa Will Grant, corresponsal de la BBC.

“En una carta, el primer ministro Ariel Henry dijo al fiscal Bed-Ford Claude: ‘Tengo el placer de informarle de que se decidió dar por terminado su servicio‘, y prosiguió acusándole de una falta administrativa grave”, explica Grant.

No obstante, expertos en el país afirman que no está entre las competencias del primer ministro destituir al fiscal general.

El magnicidio, ocurrido el pasado 7 de julio, desencadenó una crisis política en Haití que se agravó tras un terremoto que sacudió el sur del país hace un mes y que dejó cientos de muertos y daños considerables.

“Presunciones graves de asesinato”

El fiscal Bel-Ford Claude pidió en una carta al juez Garry Orélien, el cual es el encargado de la instrucción del caso, considerar las evidencias que presuntamente vinculan a Henry con Felix Badio, quien es un exfuncionario del Ministerio de Justicia del gobierno haitiano.

En otra carta remitida a la Dirección de Inmigración y Emigración, el fiscal solicitó que se impida salir del país a Ariel Henry “por presunciones graves de asesinato” del presidente Moïse.

El juez Orélien es la única autoridad competente para llamar a declarar a testigos o imputados o para decidir quién es sospechoso del asesinato.

Jovenel Moïse
Jovenel Moïse asumió el gobierno de Haití en 2017. GETTY IMAGES

La semana pasada, el mismo fiscal envió una “invitación” a Henry a comparecer este martes para ser interrogado sobre las llamadas telefónicas, lo cual fue rechazado por el primer ministro.

“Ninguna distracción, ninguna citación o invitación, ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, ninguna agresión me distraerá de mi misión”, dijo Henry el sábado.

Hasta ahora, 44 personas han sido detenidas por el magnicidio, entre ellas 18 colombianos señalados como parte del comando que ejecutó el plan, así como 12 guardias del presidente Moïse.