El príncipe Andrés llega a un acuerdo con Virginia Giuffre en la demanda por abuso sexual

Virginia Giuffre acusó al duque de York de haberla agredido sexualmente en tres ocasiones cuando ella tenía 17 años, acusaciones que él ha negado insistentemente.

Publicado el
El príncipe Andrés con Virginia Giuffre y Ghislaine Maxwell en 2001.
El príncipe Andrés con Virginia Giuffre y Ghislaine Maxwell en 2001.

El príncipe Andrés, uno de los hijos de la reina Isabel II, llegó a un acuerdo en la demanda civil por agresión sexual presentada en su contra en Estados Unidos, según muestran documentos judiciales.

Una carta presentada ante un tribunal de distrito de EE.UU. este martes dice que el duque y Giuffre llegaron a un acuerdo extrajudicial. Los representantes del duque señalaron que no tenía comentarios más allá de la declaración hecha en el tribunal.

Bajo los términos acordados, de los que no se revelaron detalles, el príncipe hará una “donación sustancial a la organización benéfica de la señora Giuffre”.

Además, el documento indica que el duque “nunca tuvo la intención de difamar la reputación de la señora Giuffre” y que reconoció que ella tuvo que sufrir tanto como “víctima de abuso” como por los “ataques públicos injustos” en su contra.

Los ataques sexuales que alega Giuffre, de 38 años, habrían ocurrido cuando era adolescente y estuvo en las casas del empresario Jeffrey Epstein y su socia Ghislaine Maxwell.

Epstein murió en prisión en 2019, donde estaba a la espera de juicio por tráfico de jóvenes menores de edad. Maxwell, por su parte, fue declarada culpable de tráfico sexual de menores el pasado diciembre y está pendiente de recibir sentencia.

Virginia Roberts Giuffre
Reuters
Giuffre ofreció su testimonio en el reciente juicio contra Ghislaine Maxwell.

Como parte del acuerdo, el duque también se comprometió a “demostrar su arrepentimiento por su asociación” con Epstein, apoyar la “lucha contra los males del tráfico sexual” y respaldar a las víctimas.

También elogió la “valentía de la señora Giuffre y otras personas sobrevivientes al defenderse a sí mismas y a los demás”, dice el acuerdo.