Los 5 países que exportan el 75% de las armas del mundo (y cuáles son los que más las compran)

Solo cinco potencias controlan tres cuartos del mercado de las ventas de armas en el mundo.

Archivado en:

armasBBC News Mundo
La venta de aviones de guerra fue uno de los sectores que más ingresos dio a los países exportadores.
La venta de aviones de guerra fue uno de los sectores que más ingresos dio a los países exportadores.

Según el último informe quinquenal del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (Sipri, por sus siglas en inglés), son Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania y China.

En conjunto, de acuerdo con el informe publicado este lunes, representan apropiadamente el 75% de las exportaciones de armas.

Pero en el periodo de 2014-2018, Washington no solo se mantuvo por encima del resto, sino que dejó bien lejos a su más cercano competidor: Moscú:

Si en el periodo de 2009 a 2013 EE.UU. superaba a Rusia en solo 12% ahora la diferencia entre los dos países es casi un abismo: 75%.

“Estados Unidos ha sido por décadas el principal exportador de armas en el mundo. Pero ahora resulta llamativo cómo la diferencia en la producción con otros países se hace cada vez más notable”, le dice a BBC Mundo Aude Fleurant, directora del Programa de Gastos Militares y Armas de Sipri.

De acuerdo con el informe, Washington superó en 36% al resto de los países como principal exportador de armamento a nivel global, mientras la producción de Francia representó 6,8% del total, Alemania contribuyó con el 6,4% y China con el 5,2%.

La gran caída, explica Fleurant, fue el mercado ruso, que experimentó una disminución de 17% respecto al periodo 2009-2013.

¿A qué se debe la caída en la venta de armas de Rusia?

La experta señala que un elemento ha sido decisivo en el retroceso de Rusia: las cancelaciones en las compras de India y Venezuela, dos de sus principales clientes.

Y es que si India ha dirigido la mirada a otros mercados, en el caso de Caracas, aliado de Moscú, el impacto de la crisis económica ha llevado a una “notable” caída en su compra de armamentos.

De acuerdo con el informe, la compra de armas en el país latinoamericano, que fue el mayor importador en América del Sur entre 2009 y 2013, disminuyeron en un 83% debido a la crisis.

“Venezuela fue por años un cliente muy importante de Rusia, uno de los pocos compradores de sus armas en América Latina. Ahora, con la crisis económica allí, la hiperinflación y la situación política, muchos contratos se han postergado o cancelado, y esto ha influido de forma negativa en las exportaciones de armas rusas”, considera.

"Cisne blanco" NO USAR / BBC

AFP
El Tupolev 160 es un bombardero pesado de diseño soviético.

Rusia es el segundo socio comercial y acreedor más importante de Venezuela, después de China, y entre 2005 y 2013, los gobiernos de Caracas y Moscú firmaron más de 30 contratos de defensa por valor de más de US$11.000 millones.

En diciembre pasado, llegaron a Venezuela dos Tupolev 160 o “Cisne Blanco”, un modelo de bombardero pesado supersónico de diseño soviético y un grupo de pilotos de entrenamiento.

Sin embargo, Fleurant indica que pese a esto y a algunas donaciones de armas, los niveles de las compras han caído de forma abrupta y han impactado de forma negativa el mercado de armas ruso.

¿Por qué EE.UU. es el principal mercado de armas?

Desde hace décadas, Estados Unidos ha conquistado la venta de armas a nivel mundial, aunque contradictoriamente, el precio de sus productos es muchas veces el más elevado.

De acuerdo con Fleurant, su éxito se debe a que Washington ha diseñado una una estrategia compleja de venta de armas que incluye capacitaciones, garantías de seguridad, entrenamientos, alta tecnología y apoyos en caso de conflictos.

De ahí que muchos países prefieran comprar estos armamentos a probar en otros mercados, como el chino o el ruso, donde podrían encontrarse por un menor costo.

“Las armas estadounidenses, aunque resulten más caras, vienen con una serie de garantías que las hace más atractivas para muchos importadores”, señala.

La especialista opina que existen igualmente otros temas geopolíticos: los países que integran bloques regionales, como la OTAN, prefieren confiar su armamento y tecnología a un país aliado y no a un enemigo potencial, como Moscú.

“También está el hecho de que es estratégico en estas alianzas regionales contar con una tecnología que sea común para todos los países”, agrega.

Los caza F-35 NO USAR / BBC

AFP
Los caza F-35 fueron los que mayores ingresos reportaron a Estados Unidos.

Durante el gobierno de Barack Obama, Premio Nobel de la Paz, la Casa Blanca desplegó una amplia maniobra para promover la firma de acuerdos internacionales de armas, que según el think tank Center for International Policy, fue el mayor en la historia después de la II Guerra Mundial.

Desde su llegada a la presidencia, Donald Trump ha consolidado esa política.

El año pasado, en una entrevista con CNN, el senador republicano Marco Rubio consideró que detrás de esta estrategia en la venta de armas Estados Unidos también veía una posibilidad de influencia en los conflictos potenciales.

“Las ventas de armamentos son importantes, no solo por el dinero, sino porque también proporcionan una influencia sobre su comportamiento futuro. Necesitarán nuestras piezas de repuesto, nuestro entrenamiento… y esas son cosas que podemos usar para influir en su comportamiento”, dijo.

¿Qué tipo de armas fueron las más vendidas?

Fleurant señala que soN varios los armamentos complejos que han dominado el mercado internacional en el último quinquenio, entre ellos:

  • los caza F-35, aviones de combate de quinta generación
  • misiles
  • sistemas antimisiles
  • helicópteros

¿A dónde se exportaron la mayoría de las armas?

De acuerdo con el informe, varios países de Asia y Oceanía (entre ellos India, Australia, China, Corea de Sur y Vietnam como principales compradores regionales) recibieron el 40% del total de las importaciones mundiales de armas entre 2014 y 2018.

Mientras, países de Oriente Medio representaron el 35% del total global en ese periodo.

Arabia Saudita se colocó como el líder de la compra de armas a nivel mundial, para un 12% del total frente al 4,3% del quinquenio anterior y Estados Unidos fue su principal mercado.

Este hecho ha sido puesto en cuestión después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul y también por las denuncias de presuntos crímenes de guerra cometidos por la aviación del país árabe en el conflicto de Yemen.

Trump, quien eligió tierras sauditas como su primer destino para una visita exterior como jefe de Estado, desestimó imponerle sanciones tras la muerte de Khashoggi por considerar que esa decisión podría implicar que Riad se abriera al mercado de armas de Rusia o de China.

Trump y bin Salman NO USAR / BBC

Getty Images
Trump defendió la venta de armas a Arabia Saudita tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Fleurant explica en los países del Golfo también tienen mayor popularidad las armas de Estados Unidos y de otras naciones europeas, mientras los mercados rusos y chinos no gozan de igual popularidad.

India fue el segundo mayor importador y otras dos naciones africanas ocuparon la cuarta y la quinta posición: Egipto y Argelia.

Sólo ese último país, qcontabilizó el 56% de las importaciones africanas de armas en el periodo.

¿Qué pasa en América Latina?

De acuerdo con el reporte, las importaciones de armas en México, Centroamérica y el Caribe aumentaron en un 49% entre 2014 y 2018 con respecto al anterior quinquenio, mientras en Sudamérica se redujeron en un 51%.

Las compras de armas en México representaron el 72% de las importaciones con respecto a sus vecinos centroamericanos.

Pero no quedó ahí: sus compras de armas crecieron en un 40% con respecto al periodo de 2009-2013.

Mientras las de Brasil representaron el 27% de las compras sudamericanas, aunque disminuyeron 28% en comparación con el quinquenio anterior.