Muere el bebé de Shamima Begum, la joven británica que se unió a Estado Islámico y quería volver a Reino Unido para dar a luz

El hijo recién nacido Shamima Begum, la joven británica que con 15 años dejó Reino Unido para unirse al Estado Islámico, murió el jueves.

Begum dio a luz a Jerrah, el tercero de sus hijos, el pasado mes de febrero.
Begum dio a luz a Jerrah, el tercero de sus hijos, el pasado mes de febrero.

La noticia la confirmó el viernes un portavoz de las Fuerzas Democráticas de Siria, el grupo que dirige el campo de refugiados donde vive la adolescente, que ahora tiene 19 años.

El pequeño, que no tenía ni un mes de vida, murió de una neumonía, según el certificado médico.

Begum abandonó el Reino Unido con dos amigas en 2015 y se casó con un integrante del Estado Islámico con pasaporte holandés.

El pasado mes de febrero, un periodista del diario británico The Times la encontró en un campamento de refugiados sirio.

Kadiza Sultana, Amira Abase y Shamima Begum (de izquierda a derecha) dejaron Reino Unido en 2015. POLICÍA METROPOLITANA DE LONDRES

La joven expresó su deseo de volver a Reino Unido para dar a luz a su pequeño y evitar que muriese, como ya ocurrió con sus otros dos hijos debido a las condiciones inhóspitas en las que vivía, según su versión.

Pero Begum no expresó ningún arrepentimiento por haberse unido al Estado Islámico.

Sin autorización para volver

Días después de conocerse el paradero e intenciones de la joven, el ministro de Interior británico, Sajid Javid, revocó a la adolescente su ciudadanía británica.

El ministerio amparó su decisión en la prohibición de que los ciudadanos británicos viajen para apoyar a organizaciones terroristas y porque Begum tenía la opción de conseguir la ciudadanía bangladesí, como hija de migrantes de Bangladesh.

Tras confirmarse la muerte del pequeño este viernes, el gobierno ha recibido numerosas críticas por no haber permitido a la joven o a su hijo pisar suelo británico.

Sajid Javid, ministro del Interior británico, revocó la ciudadanía de Shamina Begum tras conocerse sus paradero y sus intenciones de volver. GETTY IMAGES

Un portavoz declaró que la muerte de cualquier niño es “trágica y profundamente angustiosa para la familia”.

Pero también recalcó que el gobierno había aconsejado sistemáticamente a sus ciudadanos que no viajaran a Siria y que “continuaría haciendo todo lo posible para evitar que las personas se involucren en terrorismo y viajen a zonas de conflicto peligrosas”.

3

Janneth Morales Hace 4 días

pienso que a esta clase de personas deberian darles mucho apoyo psicologico, ya que estan predispuestas a vivir en un ambiente de ver tantas muertes, y es algo para ellos ya normal.

Carlos Guerra Hace 2 semanas

El fanatismo religioso jamás ha llevado a camino bueno a la humanidad, ella perdió 3 hijos ya dos en el frente Siria,realmente son personas que no tienen una orientación apropiada, una vida desordenada y cualquier tendencia las convence, para involucrase con un grupo de la talla de EI se necesita estar desquiciado y fuera de sí, lamentablemente Europa está cundida de toda esta gente, y habrá que esperar lo que viene dadas las circunstancias, Ej. Berlín, Bruselas, España etc. (casos de terrorismo severos), todo por haber brindado albergue a personas fanáticas religiosas, cuya cultura ha causado polémica desde la época antes de Cristo (Tribu de Ismael=Ismaelitas). Dios nos guarde.! El Califato se volvió a formar ya y está permeando el mundo entero OJO!!

Daniel Cifuentes Hace 2 semanas

La suma de la ignorancia, el fanatismo, la carencia de principios morales, la relajacion de los padres en la crianza de los hijos y la codicia de los hombres…..han llevado a otro inocente a la tumba….. que lamentable.